Opiniones de
La Zarpa
   

La agenda

El debate acerca de cómo tratar el crecimiento de las ideas de corte autoritario es una constante en el seno de las organizaciones democráticas y de los medios de comunicación. Existen voces que consideran que no se debe dar espacio a los portadores de odio; por otro lado, hay quienes creen que un problema no desaparece por ignorarlo y que lo verdaderamente responsable pasa por la pedagogía y la aportación de armas discursivas y contraargumentos: la realidad es la realidad y ni podemos ni debemos hacer que no existe.

Podemos decía la verdad

Cuando, tras las elecciones de diciembre de 2015, Pedro Sánchez se presentó a una investidura para ser Presidente del Gobierno de la mano de Albert Rivera, Pablo Iglesias le dijo: “Cuídese de la naranja mecánica, señor Sánchez. Ha elegido usted un socio muy hábil que no dudará en entregarle al PP en cuanto tenga ocasión. Es el plan del IBEX 35, es el plan de algunas de las viejas glorias de su partido y le aseguro que, en esa segunda entrega, el plan no es que esté usted al frente de ese Gobierno”.

Dos opciones

Existen dos maneras de enfocar y abordar los problemas sociales. Podemos tratar de ver el dibujo completo, analizando el tema concreto desde todas sus perspectivas y en todas sus dimensiones o, por el contrario, realizar una lectura que únicamente se centre en la parte que a nosotros nos afecta. En el primer caso,...

El Gobierno responde a Ceuta

Un documento de Presupuestos Generales del Estado no resulta sencillo de leer. Es lógico y normal que el ciudadano de a pie, sin formación económica ni experiencia, se pierda entre tantas cifras, tablas, datos y trampas que dificultan la tarea de interpretar política y socialmente las acciones previstas para cada una de las diferentes áreas necesitadas de inversión pública. Por tal motivo, la primera misión de cualquier portavoz del partido de Gobierno, una vez se presenta a la opinión pública un proyecto de Presupuestos, no debería ser otra que la de explicar, traducir al lenguaje común de los mortales un documento político bañado de tecnicismo ininteligible para la mayoría. Bajar a lo concreto y decirle a la gente, de la manera más cristalina posible, cuánto dinero se va a gastar y en qué se va a gastar.

 

¿Quién propaga bulos?

Leer a los adversarios no sólo debería ser una obligación para cualquiera que se tome la política en serio; en muchas ocasiones, puede ser algo enriquecedor, siempre y cuando, claro está, el contenido del planteamiento rival esté basado en ideas y razonamientos dignas de tal nombre y no en la mera expulsión de...

Más allá de Vivas

Suele aparecer, en cada conversación acerca de las causas que durante cerca de dos décadas han propiciado sucesivas mayorías absolutas del Partido Popular en nuestra ciudad, un manido lugar común: “En Ceuta, la gente no vota al PP, sino a Juan Vivas”. Esta aseveración, tan simplista como (en mi opinión) falaz, tiene de su lado la fuerza irrebatible del perogrullo: un candidato bueno es mejor que uno malo.

Sería imperdonable

Si en las elecciones de 2019 el Partido Popular pierde la mayoría absoluta en la Asamblea de Ceuta, algo bastante imaginable y que en diferentes sectores parece que se da por hecho, Ciudadanos— ascendente en el carril de la derecha más cruel e irresponsable—, le proporcionará el...

Riesgos no deseables

Este es uno de los artículos que más me ha costado escribir. En un contexto de “cuñadismo” y criminalización constante del feminismo, llamar la atención sobre ciertos riesgos no deseables en la urgente lucha feminista puede convertirse en un ejercicio fácilmente...

El simbolismo de la Gran Vía

Si les va bien a los de arriba, el goteo hará que nos vaya bien a todos los demás. Básicamente, así se resume la política del (neo)liberalismo económico, es decir, de la derecha política. Por ello, nos dicen que es contraproducente pretender que las grandes empresas...

Rontomé, Aróstegui, Anguita y Ortega

La semana pasada, dos políticos locales publicaban sendos artículos de título similar. A un lado, Carlos Rontomé (PP) y su “Nosotros, los entes”; a otro, Juan Luis Aróstegui (Caballas) con “Entes raros y extraños”. Efectivamente, ambos se...

El bulo como arma política

Daniel Bernabé firmaba hace unos días un artículo en lamarea.com titulado “Deconstruyendo a Pablo Casado” en el que nos regalaba un interesante análisis de la carrera y el perfil político del visecretario general de Comunicación del Partido Popular. Selecciono un extracto que me sirve de introducción para lo que deseo explicar. Pido disculpas por la extensión:

Gentuza

Fue el máximo representante del Gobierno Central del Partido Popular en Ceuta durante seis años (1998-2004). Implicado en casos de corrupción (lo común entre los cargos de su formación política), Luis Vicente Moro está de nuevo en la palestra mediática debido a unas grabaciones en las que conversa con el sinvergüenza Ignacio González acerca de la posibilidad de montar unos cuantos “puticlubs con habitaciones cojonudas” por la zona de Palencia. El nivel de asco que produce esta gentuza repudia a cualquiera con un mínimo de sensibilidad.

El derecho a la admiración

Hace unos meses, con motivo de la Feria del Libro, nos visitaba el poeta Luis García Montero. Entre las múltiples claves que sus dos charlas nos dejaron acerca del oficio literario, se colaron, como era de esperar en un intelectual comprometido desde siempre con los problemas de su tiempo, bastantes elementos concernientes a su visión político-social. Un enunciado se me quedó grabado y, desde entonces, me viene a la mente con bastante frecuencia: “Reivindico el derecho a la admiración”.

Ciudadanos y la mano dura contra los pobres

Incluso quienes no hemos vivido esa época, tenemos también en nuestra memoria sentimental —gracias a las lecturas, las series de televisión o las películas— la imagen de los curas y profesores franquistas, de una “pedagogía” del autoritarismo que...

Nacionalismo(s)

En las discusiones acerca de lo que ocurre en Catalunya, es común la apelación a argumentos antinacionalistas por parte de quienes se oponen a que el pueblo catalán pueda expresar en unas urnas qué clase de relación jurídica quiere con el resto del Estado. El nacionalismo es algo malo, dicen, una aseveración que, de un lado, no hace distinción alguna entre los diferentes universos simbólicos que pueden constituir las distintas identidades nacionales y que, de otro, asume que cualquiera que esté a favor de un referéndum es, automáticamente, un nacionalista. Dos errores que lastran la posibilidad de cualquier debate serio.