Señor Jorge Uriel, infórmese

La Zarpa - Julio Basurco


- El linchamiento y los ataques personales sufridos por los portavoces nacionales de Podemos en el ámbito de la caverna mediática ha alcanzado niveles sólo comparables al del macartismo de los años 50.

Cualquiera diría que los becarios del facherío más rancio se pasan las noches pegados al ordenador, encargados de la búsqueda de cualquier frase, cualquier acto, cualquier gesto pasado que poder usar en contra de la fuerza política revelación del momento. No es nada descabellado pensarlo. En 13tv se han hecho programas enteros dedicados a una frase descontextualizada de Pablo Iglesias en la que, haciendo una caricatura de la extrema izquierda no partidaria del camino electoral, llamaba hace más de un año, en claro tono irónico, a “ir de cacería a partir la cara a los fachas”. Que estaba de broma quedaba claro con su posterior comentario: “Bueno, caricaturas aparte”…pero eso no lo han puesto en 13tv.

Al que ahora le ha tocado es a Juan Carlos Monedero. ¿El motivo? El favorito de la caverna: ETA. Siempre, ETA. Si algo se pone feo, tiremos de ETA, que nuestros palmeros se sumarán al circo, al ridículo, al hostigamiento burdo, a la manipulación, a la falta de rigor y al empeño por hacer del debate político algo sucio y despreciable. Jorge Uriel lo hizo el lunes a través de su escrito “Drogas, políticos y policía”, ejercicio de ignorancia propio de aquel al que le pueden más las ganas de atacar al adversario que las de discutir sobre política. Selecciono algunas de sus perlas:

1- “Juan Carlos Monedero ha acusado a la Policía de distribuir drogas en determinados ambientes sociales del País Vasco con el objeto de frenar la “lucha” de ETA”.

2- “Las declaraciones de este bolivariano de pro son una constante de sordidez humana”.

3- “La bajeza que está alcanzando Podemos sólo la alcanzó el guerracivilismo”.

4- “El que Monedero embista ahora contra la policía no es un gesto gratuito. Esto es sólo un árbol del enorme bosque de apoyo, solidaridad, y comprensión que tiene esta formación por ETA”.

Señor Jorge Uriel, debería usted informarse. En primer lugar, Juan Carlos Monedero no ha acusado de nada a la Policía, ni “embiste ahora”. Las declaraciones de Monedero a las que usted se refiere tienen más de un año y si han salido ahora es, precisamente, por el interés de la gente como usted en continuar avivando el debate sobre ETA, en continuar echando leña en ese “guerracivilismo” en el que hacen la siguiente división: Los que están con ustedes y los que apoyan a ETA.

Digo que Monedero no acusa de nada a la Policía porque lo que Monedero hacía en aquella presentación de su libro “La Transición contada a nuestros padres” al decir “¿Por qué ETA comenzó a asesinar a ‘dealers’ (traficantes) en el País Vasco? Porque la Policía había comenzado a distribuir heroína en los lugares donde había una juventud más conflictiva y más peleona” era recordar la historia. El periodista Melchor Miralles, poco sospechoso de izquierdista o simpatizante de Podemos, ha dado la razón a Monedero. Concretamente, dijo lo siguiente en “Las mañanas de Cuatro”:

“Es verdad, es absolutamente verdad, e incluso hubo procedimientos judiciales, hablamos de hace muchos años, en los que la Policía estaba implicada en operaciones de guerra sucia, de terrorismo de Estado contra ETA (…) Decidieron que una vía para tratar de evitar la militancia en ETA era, desde esos aparatos que practicaban la guerra sucia, distribuir droga entre personas que ellos pensaban que eran candidatos a introducirse en el mundo del terrorismo, introducirles en el tema de la droga. Lo escribí en su momento, cuando trabajada en Diario 16”.

¿Le ha quedado claro señor Uriel? Hablar de Historia Política Contemporánea de España en un acto sobre un libro que habla de Historia Política Contemporánea de España no es apoyar a ETA ni constituye ningún gesto sórdido. Juan Carlos Monedero, que al parecer conoce la historia reciente de nuestro país mejor que usted, estaba hablando de la guerra sucia del Estado contra ETA (supongo que le sonará la palabra GAL) y, entre otras cosas, habló del “Informe Navajas” y de todo lo escrito, investigado y constatado hace décadas y que hoy, gracias a la gente como usted, empeñada en hablar de ETA para acudir a las más bajas pasiones de los ciudadanos, han tenido que volver a corroborar periodistas como Melchor Miralles.

En definitiva, Juan Carlos Monedero no ha acusado de nada a los actuales Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Juan Carlos Monedero no daba ninguna noticia ni decía nada nuevo, simplemente hablaba de historia. Y hablaba de historia en una presentación de un libro de hace un año, algo que, al parecer, ha sido interesante para la caverna mediática. Y para la gente como usted. Sigan con ETA. Sigan manipulando. Sigan llevando a psicólogos a 13tv para hacer estudios del lenguaje corporal de Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero. Sigan haciendo el ridículo. Sigan retratándose.