ramon podemos vota 26M
ramon podemos vota 26M  

Ramón Rodríguez Casaubón

Sin ningún lugar a dudas la recién nombrada presidenta de Ciudadanos está demostrando mayor sentido de Estado, pragmatismo político y sensibilidad que su antecesor. Rivera siempre será recordado por la banda, pero no una banda de Rock and Roll como la de Loquillo y los Trogloditas 

Porque yo tengo una banda de rock and roll
Porque yo tengo una banda de rock and roll

Cualquier noche los gatos ooooo de tu callejón,
maullarán a gritos esta canción.
Cualquier noche los gatos ooooo de tu callejón,
maullarán a gritos esta canción.

sino por la banda de neuronas que le hicieron decidir su suicidio político y casi la desaparición de Cs. Los gatos del callejón de Rivera lo único que harán al verlo pasar es sisear, gruñir, erizar el pelo. Vamos…lo mismo que cualquier humano sensato.

Analicemos cronológicamente la sucesión de acontecimientos. A principios de marzo y ante la inminente crisis del coronavirus Inés Arrimadas realiza un movimiento estratégico inusual en nuestra política.  Anuncia su apoyo para la aprobación los Presupuestos Generales del Estado dada la situación de “emergencia nacional” considerando que se debe hacer frente a esa gran adversidad “desde la unidad”. El anuncio de esta decisión también ha sido novedoso, mediante rueda de prensa en streaming desde la página web del partido.

Esto cambia el panorama político actual y muy especialmente la posición de las fichas en el tablero de juego. El Gobierno de manera inesperada consigue diez fichas más a la hora de la votación de los PGE y ya no depende de las fichas de ERC para sacar adelante las cuentas. Los números pueden dan sin ERC y todas las connotaciones que eso conlleva. No solo cambia la disposición de las fichas sino el propio tablero que antes se encontraba totalmente orientado en dirección a Cataluña y ahora se centraliza. Con esto no acaba ni mucho menos la polarización de la política española, no hay más que ver la actitud de Torra durante estos días de pandemia, pero si se gana tiempo. Un tiempo fundamental que debería utilizarse para el diálogo.

El ofrecimiento está condicionado a que el Gobierno confeccione unos presupuestos de unidad en donde priorice el fortalecimiento del sistema público sanitario y el apoyo económico a familias, autónomos, trabajadores y pymes. Arrimadas ha pedido, igualmente, apartar todas las controversias existentes con el PSOE en tanto en cuanto dure la emergencia del Covid-19.

La líder del partido naranja pone tierra de por medio con respecto a la actitud de sus primos de la ultraderecha y la plus ultra ultraderecha y da un giro de casi 180º al discurso que hasta el momento había mantenido. Como ejemplo señalar que prácticamente a la vez que Arrimadas hacia este ofrecimiento el señor Casado atacaba al Gobierno ante la gestión del coronavirus: “Se parapeta en la ciencia en vez de tener liderazgo político” decía en alusión a Pedro Sánchez. Indicaba, además, que no estaba asumiendo sus responsabilidades y catalogaba de “grave negligencia” que el Ejecutivo “alentara a los españoles a concentraciones multitudinarias” el 8M, unas protestas a las que también se sumaron dirigentes del PP. Cosa curiosa si estaba tan concienciado con el problema del coronavirus que “permitiera” que sus compañeros y compañeras de partido corrieran ese riesgo que ahora denuncia. El año pasado por menos no asistió al 8M.

Una semana después la líder de Ciudadanos agradecía al Ejecutivo el “paso importante” dado con el plan económico contra el coronavirus. En su discurso en el pleno del Congreso, grabado desde su domicilio para no poner en riesgo de contagio a los trabajadores de la Cámara, ha insistido en su mano tendida al Gobierno para aprobar los Presupuestos Generales del Estado y en el apoyo a las medidas tomadas. “El Gobierno ha dado un paso muy importante, eso hay que reconocerlo”, ha manifestado refiriéndose a las medidas económicas. Aunque ha pedido ampliar las medidas “para que lleguen a más familias”.

En tanto en cuanto todo esto ocurre el señor Casado ha seguido a los suyo, intentar aprovecharse políticamente de esta crisis. Sin dudas le pasará factura. Le recomiendo un libro que todos hemos leído de pequeños, supongo que a él se lo leerían en el mejor de los casos, “Cuento de Navidad” de Charles Dickens. En su verdadera línea, intento ser Aznar y no llego ni a Abascal, ha mantenido y ampliado las críticas, cada día más furibundas y rabiosas, al presidente del Gobierno.

Este domingo tras la comparecencia de Sánchez, para comunicar la prolongación del estado de alarma otros quince días, Arrimadas manifestaba a través de su cuenta de Twitter: “El Gobierno tiene nuestro apoyo para prorrogar el Estado de Alarma. Además, proponemos: ‘Medidas más eficaces para garantizar el distanciamiento social’, y ‘entrega urgente de material sanitario y más test’. ‘Cada minuto son vidas que se pueden salvar. Saldremos juntos de esta’”.

Mientras tanto el fantasma de las navidades pasadas dejaba el siguiente mensaje en su cuenta de Twitter: “Este discurso de media hora del presidente del Gobierno, ¿qué ha aportado exactamente?”. Ante esto decir dos cosas, la primera: quizás el suyo cuando nos invitó a conocer sus nuevas facetas profesionales aportó más y eso sin entrar a valorar su aportación a la gobernabilidad de nuestro país cuando tuvo la oportunidad; y dos: cuídese del fantasma de tiempos pasados señora Arrimadas porque ahora lo está haciendo usted muy bien.

A nadie escapa que de no salir adelante los PGE, porque ERC no los apoyara, el escenario de posibles elecciones, cuando usted no ha tenido aún tiempo de demostrar de lo que es capaz, políticamente hablando y a nivel nacional y cuando está tan reciente la demostración de lo que sí fue capaz su antecesor Albert Rivera (como con el tweet del anterior párrafo), no sería muy favorable para su formación política. Corriendo el riesgo de caer en la irrelevancia con un par de escaños y con suerte en el grupo mixto o peor aún, la posibilidad de hacerse una rosadíez o un upyd lo que usted prefiera. No obstante, cabe la posibilidad real de que haya tomado estas decisiones por convicción y valores. Cosa que le alabaría. Mas de una forma u otra le agradezco sus gestos de unidad en momentos tan necesarios, por su gravedad y tristeza para el pueblo español, y que se dedique a aportar y no a menoscabar el trabajo realizado. Ya habrá tiempo cuando esta terrible crisis haya pasado para pedir explicaciones y hacer críticas. O de dar la enhorabuena y solicitar aplausos. Esos aplausos y enhorabuena que a día de hoy sí han demostrado merecer nuestras FCSE, nuestros profesionales del sistema sanitario, nuestro ejército con especial mención a la UME, los y la profesionales de otros sectores que siguen trabajando para que todas estemos mejor y a salvo, cajeros y cajeras de supermercado, agricultores, personal de limpieza, conductores de servicio urbano, etc A todas aquellas personas que permiten que nuestras familias estén a salvo, cuidadas y sin que nos falte de nada más que el retomar nuestras vidas cotidianas y diarias que sin dudas pronto recuperaremos.