cambio climatico grafico co2
cambio climatico grafico co2  
Miguel R. Calderón

La evolución del clima terrestre ha sido determinante en la historia de la Humanidad. Si los seres humanos aparecieron en un momento  dado sobre la faz de la Tierra, fue  porque comenzaron a darse unas condiciones climáticas adecuadas, cosa que no había ocurrido con anterioridad en nuestro planeta. Desde hace unos 13.000 años venimos disfrutando de un clima que podemos calificar de benigno y bastante uniforme, a pesar de las continuas fluctuaciones a las que se ve sometido, y que han influido decisivamente en la historia. Las sociedades humanas son vulnerables a los cambios climáticos, algo que en la actualidad vuelve a ponerse de manifiesto con el asunto del calentamiento global.

Claramente se aprecia que desde finales del siglo XIX, se ha producido un incremento de temperatura a escala global. Pero lo más importante es que ha sido el más intenso desde la última era glacial hace 21.000 años

La clave de los cambios climáticos acontecidos a lo largo de la historia de la Tierra radica en los cambios de la energía que llega procedente del Sol a la superficie terrestre,  y del estado de equilibrio en que se encuentra el sistema tierra-océano-atmósfera. Estos  cambios pueden tener un origen natural externo:

      - Las variaciones en la excentricidad de la órbita terrestre, con una periodicidad aproximada de 100.000 años.

      - Modificaciones en la inclinación del eje de rotación de la Tierra, cuya periodicidad es de unos 41.000 años

       - Cambios en la actividad solar o el número de manchas solares, que varían cada 11 años.

     También, dichos cambios climáticos pueden estar motivados por causas internas o terrestres:

     - La distinta distribución de la tierra y el mar (recordemos que las aguas de océanos y mares suponen las 3/4 partes del Planeta).

     - Las erupciones volcánicas.

     - Las corrientes  oceánicas.

Entonces, si el clima ha estado cambiando siempre por motivos naturales ¿por qué se habla tanto actualmente sobre el cambio climático?

El grupo de expertos internacionales que estudia el cambio climático, llamado “Panel Intergubernamental para el Cambio Climático” (IPCC en su acrónimo inglés), admitió en su informe de 2004, que estos cambios no podían explicarse sólo a partir de la variabilidad natural del clima y que es posible que las actividades del hombre hayan contribuido a producir estas variaciones anómalas

Para encontrar la respuesta, observemos la evolución de las temperaturas registradas en el Hemisferio Norte durante los últimos 120 años según datos recogidos por la Oficina  Meteorológica del Centro Hadley (Reino Unido).

Claramente se aprecia que desde finales del siglo XIX, se ha producido un incremento de temperatura a escala global. Pero lo más importante es que ha sido el más intenso desde la última era glacial hace 21.000 años y conocida como glaciación de Würm, y también el más rápido de los que se tiene constancia.

En los últimos 100 años, las temperaturas medias han aumentado entre 0.3º C y 0,6º C. El decenio de 1990 ha sido el más cálido del milenio y 1998 el año más caluroso, aunque posteriormente ha habido también años como 2003 ó 2017 con altos valores de temperatura. Como consecuencia de este aumento de las temperaturas medias a nivel planetario, el nivel del mar también ha aumentado entre 10 y 25 cm y se ha producido un retroceso significativo de los glaciares.

El grupo de expertos internacionales que estudia el cambio climático, llamado “Panel Intergubernamental para el Cambio Climático” (IPCC en su acrónimo inglés), admitió en su informe de 2004, que estos cambios no podían explicarse sólo a partir de la variabilidad natural del clima y que es posible que las actividades del hombre hayan contribuido a producir estas variaciones anómalas. Uno de los primeros datos que hicieron pensar a los científicos en esta relación fue la evolución de la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera, tal y como se aprecia en el gráfico correspondiente. Superponiendo el primero, referido al aumento de las temperaturas, con el segundo, existe una clara analogía entre ambas curvas, infiriéndose la estrecha relación existente entre aumento de temperatura y la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera.

cambio climatico grafico co2grafico cambio climativo temperaturas

Si echamos mano de las páginas de la Historia se constata que, coincidiendo con el inicio de la Revolución Industrial, se produjo una creciente concentración en la atmósfera de los principales gases de efecto invernadero, fundamentalmente del dióxido de carbono. Paralelamente a este aumento, se produjo un calentamiento del sistema climático a escala global que ha tenido una repercusión directa sobre muchos ecosistemas marinos y terrestres, e  incluso se empieza a tener indicios de su incidencia en sistemas socio-económicos.

Pero  la pregunta del millón sigue siendo: ¿Qué clima tendremos en el futuro? ¿Cómo podremos averiguarlo? Mediante la utilización de complejos  modelos matemáticos que tratan de reflejar todos los procesos físicos que intervienen en el sistema climático, quizás estemos en condiciones de intentar dar respuestas a dicha cuestión.

Se  están realizando diferentes simulaciones del clima de los próximos 50-100 años partiendo de hipótesis en cuanto a factores como el  ritmo de crecimiento de la población, el gasto de energía esperado (calefacciones, automóviles, aire acondicionado etc.), el cambio en el uso del suelo o  la deforestación que también contribuye al calentamiento global del Planeta.

Los resultados de los modelos usados por los expertos del IPCC, anuncian entre otros los siguientes cambios del clima a lo largo del siglo XXI:

     - Se espera un  mayor calentamiento en las zonas de interior de los continentes.

     - El calentamiento máximo se producirá en el invierno ártico.

     - Las temperaturas nocturnas subirán más que las diurnas.

     - Probablemente aumentará el número de días calurosos en las latitudes medias.

     - Las sequías e inundaciones podrán ser más frecuentes y prolongadas.

     - Se esperan incrementos en los actuales niveles de evaporación y precipitación.

Una de las posibles consecuencias de este calentamiento global que anuncian los modelos climáticos, sería un aumento de las manifestaciones atmosféricas extremas (olas de calor, precipitaciones fuertes…). También  afectaría a la población pues podría producirse la desaparición de ciudades costeras en algunas zonas del mundo especialmente vulnerables como son los deltas de los ríos, los atolones del Pacífico, los Países Bajos en Europa etc, pues hay que tener presente  que entre un 50 y un 70% de la población mundial vive en regiones costeras.

El suministro de agua potable podría peligrar en diversas zonas, provocando epidemias que tendrían la posibilidad de extenderse más fácilmente. Todos estos cambios llevarían consigo, por supuesto, un elevado coste económico. No obstante, dada la gran complejidad del sistema climático, todas estas predicciones hay que tomarlas con cautela, pues existen aún grandes incertidumbres sobre la respuesta que tendría el sistema bajo las “supuestas” nuevas condiciones que imperarían en el futuro.