Partícuila de Coronavirus. National Institute of Allergy and Infectious Diseases (NIAID)
Partícuila de Coronavirus. National Institute of Allergy and Infectious Diseases (NIAID)  
Ramón Rodríguez Casaubón

“Encontrarse a uno mismo debiera ser el mejor camino para perderse en los demás” Soul Etspes

Lo más probable, no obstante, es que el virus llegara a España e Italia por vías “diversas y múltiples” y durante el mes de febrero. No tenemos más que irnos a los datos estadísticos de vuelos en nuestros aeropuertos y sus procedencias. El primer caso de contacto comunitario en España se dio el 20 de febrero en Sevilla. El paciente no había salido de España en semanas y parece que se pudo contagiar en Málaga en una reunión. Málaga uno de los aeropuertos con mayor tráfico aéreo de Europa y por el que pasan a diario miles de turistas, gran parte de ellos británicos y alemanes. El diagnóstico tiene una gran trascendencia pues señalaba sin lugar a dudas que el virus llevaba días circulando por la península sin ser detectado.

Inferimos de lo expuesto hasta ahora varios corolarios importantes, que se debió exigir más control a Alemania y Reino Unido, que la Unión Europea no actuó, ni parece que lo vaya a hacer, con diligencia y coordinada con los países miembros, y que hay algunos y algunas que saben muy bien lo que hay que hacer cuando ya han ocurrido los hechos. Del estilo de:

Van dos amigos andando por la calle y se escucha un gran estruendo.

- “¡Lo ves te lo dije, te dije que ese muro se iba a caer!”

- “¿Cuándo me lo dijiste?”

- “¡Ahora!”

Otro hecho que parece pasar desapercibido es que en Wuhan hay presencia empresarial española y bastante. Inditex, la cadena de Amancio Ortega, tiene siete tiendas. Tres de Zara, dos de Bershka, una de Stradivarius y otra de Pull&Bear. El grupo Antolín tiene una fábrica para la fabricación de techos y paneles de puertas para Renault, PSA, Nissan, Infinity y Honda. Genomica, filial de Pharmamar especializada en diagnóstico molecular posee una oficina de representación. Cie Automotive tiene una fábrica e IAG, la matriz de Iberia también está representada en esta ciudad china.

Por lo que la posibilidad de contagio debido a las relaciones comerciales entre directivos de estas empresas españolas y la ciudad china, antes de ser conscientes en Europa de la gravedad del riesgo que corríamos, no es descartable.

Ayer el PSOE pasa al ataque señalando a Ayuso por su gestión previa a ser decretado el estado de alarma, como responsable de que hubiera metro esos días y su relación directa con la expansión de la epidemia. No es literal sino el significado de lo twitteado. Entiendo perfectamente esta reacción pues desde la trinchera de las ultra y plus ultra derecha no cesan de intentar desacreditar al Gobierno y su labor. Mas no creo necesario este tipo de mensajes pues Ayuso, Casado, Abascal y compañía se están definiendo solitos. A pocos, más que a los dogmáticos podrán engañar. Ahora es el momento de seguir trabajando y ya habrá tiempo de explicar, criticar y dar réplica si se llega a eso, que se llegará. Desde el Gobierno hay cosas en las que se ha podido fallar, y otras que, tal vez se debieron explicar mejor y estar “más encima”. No porque se hayan podido hacer mal sino porque sabemos que hay políticos desleales y hasta ruines. Y no se les debería dar la oportunidad de poder “envenenar” a la gente.

Nos encontramos ante un escenario de tremenda complejidad y profusamente amenazador, en el que todo dirigente político está constatando las enormes dificultades que conlleva el “simple” hecho de conseguir EPIs o casi cualquier producto relacionado con la lucha contra la enfermedad, en el que la Unión Europea poco está aportando, y desde luego no lo que necesita España. Y por encima de todo en el que están muriendo nuestros vecinos, amigos, familiares, conocidos. Es el momento de estar unidos, en el que la única pregunta debiera ser ¿qué puedo hacer para ayudar? Tranquilizo a quienes tengan ganas de sacar “beneficio” político de esta desgracia. Ya tendrán tiempo, cuando acabe, de intentarlo, pero ¡ahora no! Es cuando más unidos debemos de estar, TODAS y TODOS, pensemos lo que pensemos y tengamos la ideología que tengamos.

No sean falsos, por favor, tanto España como Italia tomaron medidas proporcionales a las situaciones que se daban en el momento de tomarlas, según parámetros de la OMS y con pocas directrices europeas efectivas, diría que ninguna. Quisiera poner un par de ejemplos para que intenten reflexionar desde la serenidad y la mirada fija en nuestro enemigo el COVID-19. 

25/02/20 El Ministerio de Sanidad y las CCAA acuerdan incrementar la sensibilidad del sistema para la detección precoz del coronavirus. El ministro de Sanidad Salvador lla ha hecho hincapié en que “nuestro principal objetivo es la prevención y para ello hemos acordado ampliar los esfuerzos para reforzar la detección precoz”. Recordando que Gobierno y CCAA han puesto al día los protocolos ante los posibles escenarios que puedan darse en nuestro país y ha resaltado el compromiso de los profesionales sanitarios y la robustez del Sistema Nacional de Salud.

06/03/20 El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha instado a la Comisión europea a garantizar, “en la medida de lo posible, la coherencia y la consistencia de las medidas tomadas por los Estados miembros para trasladar un mensaje de coordinación y cooperación a la ciudadanía europea”.

“Son especialmente necesarias las medidas que garanticen la disponibilidad de los recursos necesarios para hacer frente al coronavirus como puede ser a través de la compra conjunta”, ha defendido el ministro de Sanidad ante sus colegas europeos.

El ministro ha subrayado la necesidad de “apoyo mutuo, donde se requiera, y medidas de solidaridad” en cuestiones como el abastecimiento y compra de productos sanitarios destinados a contener el coronavirus.

“No sabemos lo que nos pasa y eso es precisamente lo que nos pasa” (José Ortega Y Gasset)

“Ciencia vs versiones sectarias” II

“… se dará tiempo al tiempo, que suele dar dulce salida a muchas amargas dificultades” “La gitanilla” Miguel de Cervantes Saavedra

Más de 11 y 18 millones de turistas alemanes y británicos, respectivamente, visitaron España el año pasado. En un solo mes del presente año, enero de 2020, el número de turistas británicos que visitaron España fue de 718.248, seguido por alemanes (493.711 visitantes) y franceses (480.364 turistas). Estos datos nos muestran que estadísticamente no es extraño que tuvieran estas nacionalidades los primeros positivos en España.

Vamos ahora a hacer un análisis muy somero pero significativo del contexto. Estamos ante una pandemia cuya definición según la OMS es, propagación mundial de una nueva enfermedad. Mundial y nueva enfermedad. ¿Cuándo España se ha enfrentado a algo parecido? Si son serios y honestos no me pondrán como ejemplo las situaciones con las que debió lidiar el PP años atrás. ¿Se han seguido los consejos de la OMS? Sí, me remito a la cronología expuesta en este artículo y a la numerosa información en medios en este sentido. ¿Se ha actuado con diligencia? Un informe del mundialmente reconocido Imperial College sobre el covid-19, organismo que asesora al gobierno de Johnson, estima que las medidas del Ejecutivo de España han evitado entre 5.400 y 35.000 muertes. Si observamos la Comunidad de Madrid, la Sra. Ayuso está esperando un par de aviones desde China que no sabe por dónde andan ni si llegarán, porque el mercado internacional “es un mercado persa” donde “hay que llevar por adelantado, mínimo, la mitad del dinero”, la autocrítica que exigían a Pedro Sánchez tanto ella como Pablo Casado parece que no sirve para ellos; por si fuera poco en plena crisis pandémica Ayuso retira a Ciudadanos la competencia sobre las residencias, tampoco le hemos visto hacer autocrítica; y por supuesto no esperamos ninguna referencia al desmantelamiento de la sanidad madrileña en la última década. Vemos que los gestores, perdón, “los grandes” gestores del PP (ironía) ven la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en el propio. No hemos introducido en lo que va de artículo más que datos objetivos. Y aún nos queda la ciencia, hasta ahora ha sido observación y constatación de la realidad.

Para quienes no lo sepan un proyecto de código abierto es aquel en el que toda la información es libre para cualquiera que desee usarla o compartirla, así como modificarla sin estar sujeto a una licencia.

Para el seguimiento en tiempo real de la evolución de los patógenos, en este caso el SARS-CoV-2 se está utilizando una herramienta de código abierto denominada NextStrain. Recurso digital que utiliza datos genómicos para controlar, en este caso, la evolución del coronavirus causante del COVID-19.

Un virus durante su “trabajo” de infección puede experimentar mutaciones, al atacar las células para replicarse. Estudiando estas pequeñas mutaciones es posible rastrear el origen del virus que infecta a un paciente.

Los datos que usa NextStrain provienen de información pública de hospitales y laboratorios. Se está dibujando nítidamente el relato de como el SARS-CoV-2 se ha expandido por todo el mundo. Ese relato del que hablamos al principio que ultras y plus ultra derechistas junto a neoliberales europeos, entre ellos políticos españoles, están intentando manipular.

Por otro lado, el Laboratorio de Virus Respiratorios del Centro Nacional de Microbiología (CNM) del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) ha realizado la secuenciación completa del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 encontrando se agrupan en 9 ‘clados’ distintos. Los “clados” son grupos filogenéticos que definen la evolución biológica de un organismo. Las secuencias españolas del SARS-CoV-2 se han relacionado en 3 “clados” diferentes, denominados S, G y V.

NextStrain identificó en nuestro país tres divergencias diferentes, es decir, tres variaciones activas. Registradas en el Hospital General Universitario de Valencia, dos, y en el Instituto de Salud Carlos III de Madrid. Las “valencianas” procederían de Asia y Europa respectivamente. La primera de Hubei (50%), Shanghai (33%) y Guangdong (4%). La segunda del Reino Unido (99%). Con respecto a la divergencia “madrileña” vendría de la Comunidad Valenciana (40%), Génova (13%), Madrid (10%) y Galicia (10%.). Pero esta divergencia “madrileña” proviene de una rama de composición, Hubei (42%), Reino Unido (37%), Shanghai (7%) y Minnesota (3%).

Nuestros nuevos “visitantes” llegaron a España en las siguientes fechas aproximadas:

- Divergencia “valenciana/asiática” entre el 16 de enero y el 21 de febrero.

- Divergencia “valenciana/británica” entre el 28 de febrero y el 2 de marzo.

- Divergencia “madrileña/hispanoitaliana” a principios de marzo.

A partir de la citada secuenciación se llega a la conclusión del que paciente 1 europeo es alemán y de él, con gran probabilidad procedería el paciente 1 italiano. El enfermo alemán se habría contagiado de una compañera de trabajo que había estado en Shanghai.

Hora de preguntar ¿De qué nacionalidades son los turistas europeos que más viajan a España? Alemanes y británicos. ¿Quiénes son los dos países europeos que más contactos comerciales tienen con China? Alemania y Reino Unido. 

Nuevamente vemos la conexión entre los primeros casos de coronavirus en España y sus nacionalidades. Recordemos que según sabemos ahora desde el 17 de noviembre está circulando el SARS-CoV-2 por China.

Si en la memoria no encuentras el tiempo perdido lo perdiste dos veces

(Soul Etspes)