Partido Popular

El Partido Popular es consciente de los tiempos y circunstancias que nos están tocando vivir. Desde nuestra sede central de la calle Génova hasta la más pequeña sede de cualquier ciudad o pueblo de España, nuestro pensamiento y voluntad están puestos, exclusivamente, en España y en los españoles, en NOSOTROS, y queremos ponerlo en mayúsculas porque este concepto aglutina la totalidad de nuestros pensamientos y actuaciones.

 

NOSOTROS, los ciudadanos, con independencia de cualquier ideología, somos los verdaderos y únicos garantes de las instituciones que nos gobiernan.

 

NOSOTROS somos los que otorgamos con nuestros votos, en cada uno de los procesos electorales a los que acudimos, la responsabilidad de gobernarnos a aquellos que elegimos libre y democráticamente.

 

NOSOTROS, somos la base social y financiera de nuestra España, con nuestras actuaciones en el día a día y con la aportación de nuestros impuestos, e intentamos construir una España para nuestros hijos mejor que la que hemos recibido de nuestros padres. Pero parece ser que conseguir este último punto nos está costando la propia vida, y sin querer parecemos condenados a ser las generaciones que invirtamos esta tradición que ha sido así desde que se tiene constancia de la existencia del ser humano.

 

NOSOTROS no tenemos la garantía de dejarles a nuestros hijos una España mejor que la que hemos recibido. Nosotros hemos disfrutado de una España con dirigentes que supieron anteponer su deber de servicio a su interés individual.

 

NOSOTROS nos dimos la Constitución de 1978 y establecimos una Monarquía Parlamentaria que ha sido modelo y ejemplo de funcionamiento para muchos países, próximos y lejanos. Pero también NOSOTROS estamos inmersos en una laguna mental inundada de forma continua y permanente por mensajes que nos están haciendo perder nuestra identidad. Esas verdades a medias o mentiras intencionadas que intentan manipularnos el pensamiento son fruto de dirigentes que le dan más importancia al espejo en el que se miran cada mañana que a la Bandera, el Himno y el Territorio que constituyen nuestra verdadera seña de identidad que definen, como en tantos y tantos países, la única y verdadera razón de identificación de un Pueblo.

 

NOSOTROS en Ceuta hemos otorgado en las últimas elecciones locales, de forma mayoritaria, nuestra confianza, a través del voto, al Partido Popular y con la sencillez de las pequeñas actuaciones hemos puesto en marcha un plan de acercamiento al Ciudadano y sus pequeños o grandes problemas. Hemos iniciado un recorrido con el objetivo de mantener de forma permanente el contacto con todos y cada uno de los ceutíes, a través de las asociaciones de vecinos, de los colectivos profesionales e incluso de forma individual cuando la ocasión lo requiera. La creación y puesta en funcionamiento de la Consejería de Servicios Urbanos y Patrimonio Natural está siendo la mejor de las herramientas puestas al servicio de la Ciudad, detectando, controlando y solucionando todos esos pequeños problemas de funcionamiento que, cuando se acumulan, parecen trasmitir a la ciudadanía una sensación de olvido por parte de la administración, por otro lado nada más lejos de la realidad interna de nuestro día a día.

 

Un importante número de los objetivos del Partido Popular para esta legislatura ya se han puesto en marcha; algunas de estas actuaciones ya se perciben por parte de los Ciudadanos y otras no, pero con un poco de tiempo se convertirán en realidades que se podrán apreciar de forma sencilla y real, y siempre traducidas en mejoras de la calidad de vida de nuestra Ciudad y nuestros Ciudadanos.

 

En nuestro día a día, en el seno del Gobierno de la Ciudad, se produce una intensa actividad encaminada a mantener las relaciones adecuadas con los otros Grupos Políticos que ostentan representación en nuestra Asamblea y que persiguen obtener un entendimiento en las cuestiones básicas y fundamentales de las vidas de todos NOSOTROS, sin distinción de ideología, siendo, posiblemente, uno de los lugares de España donde, en estos momentos, más se está practicando y poniendo a prueba uno de los principios esenciales de la Democracia: el dialogo político. De la buena marcha de estas gestiones depende en gran parte el bienestar de todos NOSOTROS, por ello es bueno reconocer que liderados por el Partido Popular (responsable de gobernar) todos están involucrados en esta faceta tan importante para nuestro avance social y económico.

 

De nuevo tenemos a la vista unas elecciones generales que determinarán la composición de NUESTRO Senado y NUESTRO Congreso y por  ende la estructura del nuevo Gobierno de España, siempre que los números de las urnas, la ley D’Hondt y la voluntad y capacidad de entendimiento de nuestros elegidos así lo determine. Esta es una nueva ocasión para ejercer uno de nuestros principales derechos constitucionales: el voto. Voto que debemos entender, siempre, como un ejercicio de responsabilidad. NOSOTROS elegimos y debemos hacerlo después de realizar una adecuada reflexión, de valorar con la cabeza y no dejarnos llevar por el corazón o por otros sentimientos tradicionales. NOSOTROS tenemos la indelegable responsabilidad de hacer el futuro de España. Para ello es necesario pensar en quién es quién y que ha hecho cada uno en las distintas etapas que nos ha tocado vivir en NUESTRA historia reciente y en NUESTRO presente.

 

Y reiterando lo ya mencionado anteriormente, debemos ser muy conscientes y no olvidarnos ni por un segundo de que siempre los responsables somos NOSOTROS.