Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía de Ceuta

Las obras previstas en el proyecto de ampliación de la carretera N-352, en el tramo de Arcos Quebrados, eliminan de un plumazo la fachada del túnel ferroviario de la línea Ceuta-Tetuán que estuvo en funcionamiento desde 1918 hasta 1958, dos años después de acabado el Protectorado Español en Marruecos.

Esta fachada no está incluida como Bien de Interés Cultural (BIC), sencillamente por la dejadez del Desgobierno del Sr. Vivas. Desde el Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) queremos denunciar, una vez más, la ineptitud de este presunto ejecutivo.

El listado de BIC’s ( bienes que son regulados por la Ley del Patrimonio Histórico Español) de Ceuta está desde hace años pendiente de actualización, como tantos otros temas que necesitan de alguien capacitado para gestionar. Sería buena señal que esta fachada sea, de manera urgente, incluida como BIC para su preservación y utilización en forma adecuada a su protección. Sería señal de que todo no está perdido.  La catalogación de la fachada de la entrada y salida de un túnel ferroviario histórico es fundamental para su protección.

El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), pendiente de aprobación como tantas otras cosas debido a la desidia del Desgobierno del Sr. Vivas, contempla una extensa normativa para preservar y proteger nuestro Patrimonio histórico que queda, año tras año, en papel mojado  ante la destrucción paulatina e irreversible de todos y cada uno de los elementos que componen ese valioso Patrimonio.

En el PGOU se incluyó un cuerpo normativo de protección denominado “Condiciones de Protección del Patrimonio Histórico” y en él aparece la siguiente normativa que es digna de leer atentamente:

“Normativa de Protección del Patrimonio Arquitectónico y Monumental”. Ésta ampara “a las construcciones, elementos y edificios que, con independencia de su actual estado de conservación y grado de alteración respecto a sus características originarias, presentan valores arquitectónicos, tipológicos, constructivos o ambientales, o poseen una capacidad de evocación de formas culturales y medios de vida del pasado histórico, que justifican su conservación y adecuación, desde unos criterios de salvaguardia y recuperación del patrimonio arquitectónico e histórico”.

El MDyC exige la inclusión de este bien histórico cultural en el conjunto de bienes a proteger, por muchas razones, y si nos atenemos a la normativa, solo necesitan acudir a esta frase y aplicarla con las actuaciones debidas: “(…) Evocación de formas culturales y medios de vida del pasado histórico, que justifican su conservación y adecuación (…)”.

 

Hacer las cosas bien es cuestión de echarle ganas, pero simplemente hacerlas, es cuestión de responsabilidad. Una responsabilidad política que el Desgobierno del Sr. Vivas ha dejado de tener, dejadez de funciones, le llaman, pero sobre todo falta de fe en nuestro futuro como ciudad.