Milagrosa Olmedo, decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UGR en Ceuta

En España, desde hace varios años, décadas, hay dos fiestas que se dan en el mismo día: 8 de marzo, y que a las enfermeras nos afectan de forma específica por las dos partes.

Una de las fiestas, es el día del Patrón de la enfermera, que aunque España es un país laico, ese día en la mayoría de las provincias ha quedado como un día festivo para la Enfermería y en el que las enfermeras nos reunimos para pasar un día entre amigas y compañeras, ponernos al día en lo que ha acontecido en el año, y así celebrar que somos una de las profesiones que gracias a ella, muchas personas viven de forma adecuada sus situaciones de Salud.

Este año, mucha de las fiestas que se organizan en España con motivo del Patrón, se van a anular por el tema del coronavirus, ya que como dice el Consejo General de Enfermería: “… la mayoría de las veces somos el primer contacto que tienen los enfermos”. En Ceuta, también se han aplazado. En la Facultad de Ciencias de la Salud teníamos previsto las IV Jornadas Internacionales de Enfermería durante los días 12 y 13 de marzo, que se realizarían en esta fecha por el Patrón. Como en años anteriores siempre hemos tenido actividades académicas y lúdicas en estos días. El tema principal es el Futuro profesional, pero hemos hecho caso de las recomendaciones que plantea el Ministerio y los Colegios Profesionales. En otro momento se realizarán, esto también es importante que los alumnos lo entiendan las normas sanitarias y las recomendaciones no se deben obviar. De todo se aprende.

El otro gran día es el “Día Internacional de la mujer”, institucionalizado desde el año 1975. Parece mentira, pero aun, sigue habiendo desigualdades entre hombres y mujeres en muchos oficios y profesiones, además de la falta de respeto al que nos vemos sometidas por el hecho de ser mujer. Además de otras muchas cuestiones, que son tan dolorosas como irreales, pero que no lo son: ¡SON TAN REALES!.

Todas las personas, debemos recibir el mismo trato. Sin embargo, es curioso como en el sistema sanitario español, a las enfermeras nos siguen llamando niñas, muchacha, chiquilla, y otros que mejor no escribo, mientras que los enfermeros son tratados por el nombre de pila o con el grupal: enfermero. Esto identifica una situación diferente de reconocimiento (entre profesionales de una misma profesión) desde la visión que las personas tienen de nosotras. Quizás sea porque es un reflejo de lo que parte de la sociedad entiende por mujer y hombre, a nosotras nos identifican por un apelativo que en muchos casos se confunde con simpático y agradable, mientras que a los hombres los identifican como personas que no necesitan apelativos para ser tratados: son hombres.

Estas desigualdades, no hacen que trabajemos mejor o peor, ni que entre nosotros exista diferencias de uso de la profesión, son peculiaridades que deberemos ir cambiando con el tiempo. De hecho ha cambiado y mucho a lo largo de la historia reciente de España. Ha costado pero no es imposible.

Con estas letras la Facultad de Ciencias de la Salud de Ceuta quiere felicitar a todas y todos los nos dedicamos a la Enfermería, y a todas las mujeres por su día. Por ese día en el que las enfermeras y enfermeros seguirán trabajando en su puesto de trabajo, aunque los demás estemos de parranda, y a las mujeres que muchas, muchísimas aún no han podido descubrir la libertad de ser MUJER.