Álex (Agujas Solidarias)

Esta mañana llegaban a mis oídos que se estaba produciendo una entrevista relacionada con mascarillas solidarias. Ilusionado, me dispuse a ver una noticia. Minutos más tarde, acabé horrorizado... El motivo es sencillo: imprecisión en los datos, falta de reconocimiento a las personas que han colaborado con esta labor, adjudicación de un mérito que no es suyo y venta de una realidad decorada para beneficio propio...

He echado en falta el reconocimiento, nuevamente, a esas costureras que, día a día, han cosido a destajo, superando el estrés y la pena del confinamiento, vendando sus pinchazos y heridas para seguir con su labor, arreglando sus máquinas como verdaderos técnicos, patronando, cortando y poniendo su alma en esto. Cada una de esas personas que han dado todo, son las que deberían estar ahí delante y no usted para llevarse un mérito que no le corresponde.

Incierto es que usted haya repartido más de 16.000 mascarillas. Mejor corrija esta incorrección de datos y explique que, tanto los voluntarios de Protección Civil Ceuta como La Unidad Canina de Búsqueda y Rescate, han realizado esta maravillosa y, a la vez, desagracida tarea. Se le ha olvidado que hay personas, entre las que me incluyo, han salido a repartir a familias, vecinos, amigos... Y yo, discúlpeme usted pero no tengo ABSOLUTAMENTE nada que ver con Protección Civil.

Usted se jacta de decir que ha repartido a colectivos grandes y allá cada uno con las motivaciones que le hacen dejar olvidados a los más vulnerables. Piense que si usted surte a policías, guardia civiles, médicos pero no cuida de las familias... Nada de esto tendrá sentido. El problema está en que, es muy fácil y son más numerosas las mascarillas que se entregan a bomberos y demás cuerpos del estado... Déjeme decirle que se han entregado más a familias que a entidades, con la complicación que supone entregar a pequeños grupos pero, usted que va a saber. Los grupos pequeños no dejen muchos donativos porque cada uno tiene sus circunstancias pero cada uno hace lo que puede. Un metro de tela, 10 metros de elástico o simplemente un gracias, son suficientes como para ayudar a los demás.

En la entrevista, ha aparecido una mesa, casi vacía de mascarillas. Debería ver cómo tengo yo mi salón... Muchas mascarillas se agolpan en bolsas, cajas y demás centímetros de mi casa pero yo no lo enseño. Para qué, si lo que yo quiero es entregar mascarillas y proteger vidas y no que se me vea la cara en los medios de comunicación.

"Usted se atribuye el mérito de haber repartido tantas mascarillas y demuestra que se queda en la superficie de todo. Yo, por suerte, puedo mencionar a una por una a "las locas de la aguja" porque nos hemos encargado de hacer una bonita labor, una maravillosa unión y algo que no se basa en los números ni en la fama"

Yo le puedo decir a usted que, este grupo, del que tengo el orgullo de pertenecer, no sólo ha ayudado a salvaguardar la salud de los ceutíes. ¿Acaso sabe usted que se han enviado otras tantas a la península o a nuestra ciudad hermana? O es que, eso, como no las ha podido entregar Protección Civil, ¿no le importa? ¿Sabe usted cuántas horas de risas, hasta las tantas, momentos tristes o confesiones hemos tenido? Este grupo ha servido para ayudarnos entre nosotros, a superar el confinamiento, a alegrarnos las largas tardes de costura, a darle un poco de sentido a nuestras vidas... Pero eso, usted no lo sabe. Usted se atribuye el mérito de haber repartido tantas mascarillas y demuestra que se queda en la superficie de todo. Yo, por suerte, puedo mencionar a una por una a "las locas de la aguja" porque nos hemos encargado de hacer una bonita labor, una maravillosa unión y algo que no se basa en los números ni en la fama.

La verdad es que ha sido decepcionante. Hace tiempo puse un post agradeciendo a las personas más cercanas a mí, con las que estaba codo con codo trabajando día a día y se me criticó por no mencionarle. Ahora usted se quiere llevar un mérito que no se merece, dando datos incorrectos de sus entregas... ¿Para qué? Ya es suficiente bonita esta labor como para empañarla con mentiras y distorsiones.

Reconozcámoslo, Protección Civil ha hecho mucho y ha ayudado mucho pero no sólo ustedes han tenido que ver en esto. Reconozca el mérito de todos y cada uno de los que han ayudado en esto, deje que sean ellos los que se lleven el mérito por su labor porque sin esas personas, usted no habría podido ayudar tanto, ni yo hubiese aprendido a coser, ni ellas habrían encontrado una escapatoria para los largos días de cuarentena.

Por último, y porque creo que se lo merecen, agradecer todo este tiempo (y lo que nos queda) a las costureras y costureros, a los voluntarios de Protección Civil, a la UCAR y cada uno de los que hayan entregado mascarillas por los repartos, a los que hacen donativos, a los que no pueden pero quieren, a los grandes colectivos, a las familias de 2 y a los de 25 miembros... TODOS ELLOS SON IMPORTANTES y no deben ser olvidados.