Salvadora Mateos, delegada del Gobierno en Ceuta

Hace seis meses que fui nombrada  Delegada del Gobierno, y en este tiempo he tenido oportunidad de conocer, mas si cabe, la realidad de una ciudad que hace más de 40 años me acogió como uno de los suyos y a la que, en justa reciprocidad, he tratado de devolver a lo largo de mi trayectoria política y profesional,  la generosidad que a mi me ha demostrado.

Me gustaría desde estas líneas, aprovechando estas fechas navideñas, enviar un mensaje de esperanza a todos los ceutíes. Sin la menor duda, con el apoyo y compromiso de todas y de todos, sentaremos las bases de una ciudad que pueda ofrecer un futuro ilusionante a cuantos aquí vivimos. Una ciudad abierta al mundo, más solidaria, tolerante y plural.  Yo soy optimista y os aseguro que con la implicación y aportación de todos podremos resolver los principales asuntos que nos preocupan, retomado la senda de la recuperación y del bienestar.

Quiero felicitar a todos los ceutíes con motivo de estas fiestas entrañables y familiares, las más alegres de nuestro calendario, unas fechas en las que por ejemplo valores como la solidaridad y la fraternidad adquieren una connotación especial. Ojalá que podamos poner en práctica estas virtudes a lo largo de todo el año.

 

Feliz año.