El delegado, en una imagen de archivo.
El delegado, en una imagen de archivo.  

Saluda navideño de Nicolás Fernández Cucurull, delegado del Gobierno en Ceuta

"El tiempo  es el mejor autor, siempre encuentra un final perfecto", Charles Chaplin.

Que el tiempo pasa deprisa es una realidad que vamos constatando a la largo de la vida, algo de lo que somos plenamente conscientes cuando ya disfrutamos de cierta edad. Casi sin darnos cuenta ya estamos celebrando de nuevo estas fechas tan entrañables de nuestro calendario, la fiesta de la alegría, del hermanamiento, de los buenos deseos...

Si impone siempre al terminar un ciclo hacer una reflexión de todo cuanto ha acontecido a lo largo de este complejo año al que nos disponemos a despedir. Un año difícil que marcará sin duda el devenir de nuestra nación. Sin embargo soy optimista y suscribo la máxima de quienes dicen que lo mejor está siempre por venir.  Nunca debemos perder la esperanza y confianza en un mejor futuro, logro que sólo conseguiremos con el esfuerzo y el trabajo de todos.

Me gustaría desde estas líneas, aprovechando estas fiestas navideñas, enviar un mensaje de esperanza y confianza a los ceutíes. Estamos atravesando un periodo complicado pero como siempre hemos sabido hacer, encontraremos las soluciones a nuestros problemas y saldremos reforzados. Somos capaces, tenemos iniciativas, ideas y proyectos y juntos podremos reconducir algunas de las situaciones que a todos nos preocupan.

Este es mi deseo para estas fiestas, un anhelo que confío ver cumplido en un futuro no muy lejano.

Quiero felicitar a todos los ceutíes con motivo de estas fiestas entrañables y familiares, unos días en los que valores como la solidaridad y la fraternidad adquieren una connotación especial. Ojala sepamos poner en práctica estas virtudes a lo largo de todo el año. Que nuevo año que va a comenzar venga repleto de ilusiones renovadas, de confianza en nuestras propias posibilidades, de trabajo y de salud para todos.

Felices Fiestas