Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

Sandra López Cantero

Y una vez más estaré en la Marcha por la Dignidad a pesar de que el juzgado de Ceuta haya archivo el caso sobre las muertes del Tarajal. Estuve desde el primer momento y la resolución judicial, la cual respeto aunque no comparta, no ha hecho que deje de pensar que ese día hubo una vulneración clara de los derechos humanos y que se dispararon contra unas personas por cometer el único delito de nadar para poder buscar una vida mejor, no sabemos si producto de una guerra o cualquier otro asunto que te otorgue la condición de persona refugiada, a la que tenemos obligación y deber de acoger. 

Eso sí, permitidme poner en duda la objetividad de un proceso donde no han querido llamar a testificar a los únicos testigos de la tragedia que fueron, según el Estado, rechazados en fronteras, según yo, devueltos ilegalmente. 

!Vaya! Será por eso por lo que a la Guardia Cicil, cuerpo al que admiro, no le consta, ante la pregunta de la Jueza, si entraron más inmigrantes el mismo día 6 de febrero. 

Dejo plasmada mi admiración por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado porque parece ser que defender una causa es ir contra la otra, y eso únicamente ocurre y lo piensa gente vacías de ideas y mentes cerradas. 

Y no, no voy a tolerar más la respuesta cobarde y sin fundamentos de " pues a llevártelos a tu casa" porque ¿qué es entonces España? La casa únicamente de los patriotas que alzan una bandera mientras escupen a los valores de la verdadera democracia? 

Y no quiero terminar sin condenar  la actitud de las autoridades españolas en el caso Helena Maleno, juzgada por defender la dignidad y los Derechos Humanos en Marruecos.