Juan Manuel Aguiar

Me van a echar de mi partido… hace dos días suscribía al señor Vivas, y ahora puente de plata al señor Martínez… pero en mi defensa, he de decir que, más que una oda al PP, es producto de una barahúnda de los (vestigios arqueológicos) sectores más conservadores del PP, que se dilucidan en la citada parapraxis del señor Martínez, siendo finalmente que son ellos los que asumen inconscientemente el mensaje de VOX en un freudiano “fehlleistungen”.

En primer lugar fue el alcalde de Castillejos, el señor Vivas, el que apeló al voto a VOX y hoy, es el señor Martínez quien vuelve a alentar a las masas para que el pueblo ceutí vote masivamente a VOX. Resuenan en mi cabeza unos versos que escribí, como prólogo de un soneto, tiempo ha, que rezaba “he sentido el milagro de mirarte/ en la hipnosis pagana, de tus muecas/ domado entre tus manos, que es la rueca/ que ha tejido el blasón de mi estandarte”… y admito que hoy he sentido el milagro de mirar al señor Martínez tejer VOX en el blasón de su estandarte.

Con permiso de la SGAE, voy a hacerle un copy/paste al señor Martínez: “la formación que gane se lleva ese diputado, de ahí que ante esa dualidad solicitemos a todos los votantes de centro-derecha de Ceuta a acudir a las urnas y voten al PP”. Ahora haga una pausa señor Martínez, párese frente al espejo y diga tres veces “Pitágoras, Pitágoras, Pitágoras”. Revise los trackings internos de su propio partido, revise los últimos sondeos, y pásese por la sede de VOX a recoger la caja de bombones.

"Amigo ceutí. La disyuntiva es fácil. Si no queréis que el escaño vaya a Sánchez, tu voto debe ser para VOX. No hay otra opción. A 6 días de la votación, dentro de las encuestas que se manejan a todos los niveles, si no quieres ver a Pedro Sánchez en “el trono”, sólo tienes una opción. VOX"

Bromas aparte, todos los sondeos coinciden en un mensaje claro: La batalla en Ceuta es PSOE-VOX. Ergo ser de una tercera fuerza alejada del resultado y pedir el voto para evitar la división ideológica (bueno, eso de división ideológica…) es como si Unidas Podemas y MDyC pidieran dejar de polarizar el voto de la izquierda pensando que la mente ceutí la manejara Tim Burton y su lógica les hiciera votarles a ellos y no al PSOE, que constituye la fuerza más votada en su marco ideológico.

Ya de por sí hay que echarle una imaginación del nivel de Isaac Asimov, o ser Valtonyc, para plantear que PP es derechas. Sí, ese partido que con mayoría absoluta no tocó una sola de las comas de las excentricidades destructivas de Zapatero, y que añadió unas cuantas más. Sí, ese partido que gobierna en Ceuta bajo un pacto con su alter ego, el PSOE. De hecho no hay que ser Stephen Hawking para darse cuenta de que si existe VOX, es porque quedó un vacío en la derecha cuando el PP asumió cada una de las premisas de la subversión ideológica progre.

Pero incluso haciendo un desmesurado ejercicio de introspección e imaginación, como si nos comiéramos en ayunas una amanita muscaria del tamaño de un cachopo de cabrales, y pudiéramos, bajo los síntomas de tal intoxicación pensar que el PP es de derechas, seguiría siendo la fuerza minoritaria en Ceuta dentro del espectro conservador local, ergo plantear al voto al PP en Ceuta es, a todas luces, una desaceleración a poner una voz conservadora en el parlamento español, y es un paso más para la proliferación de cuatro años de política socialista, fronteras abiertas, “peace and love”, y cánticos de “imagine” en el punto 0 de cualquier atentado de los CDR. Si volviera la polarización PP – PSOE estaríamos más cerca de que el debate central en el congreso fuera si hay que decir “las gallinas” o “les gallines”, y poco más.

Amigo ceutí. La disyuntiva es fácil. Si no queréis que el escaño vaya a Sánchez, tu voto debe ser para VOX. No hay otra opción. A 6 días de la votación, dentro de las encuestas que se manejan a todos los niveles, si no quieres ver a Pedro Sánchez en “el trono”, sólo tienes una opción. VOX. Hasta el momento la realidad suscribe mis palabras. El alcalde de Castillejos ya dejó “con el culo al aire” al votante popular hace apenas unos meses, convirtiendo su voto supuestamente “conservador” en un voto progresista socialdemócrata yendo en contra de la propia opinión de su partido, al dejar a Ceuta en manos de una coalición con los de Pedro Sánchez. Es el momento de no dejarse engañar de nuevo. Y al señor Martínez, le copio los últimos versos de aquél poema con el que comencé, y que reza: “cuida esta flor, de pétalos eternos/ que ya el miedo me muestra sus estambres/ y el hielo abrasador de los infiernos/ devora la pasión, con feroz hambre”. Así que cuide esta pequeña flor mediterránea entre siete colinas.