Nabila Soliman (Podemos Ceuta)

España, este nuestro país al que todos de alguna forma u otra servimos, se enfrenta a una de sus más preocupantes etapas, a una de las más inquietantes. El COVID-19 que supera los 17000 contagiados, la cifra se sitúa ya en 17151 infectados y las muertes alcanzan los 767, un 30% más que ayer.

España el día 14 de marzo decreta el estado de alarma por 15 días así como viene recogido por la CE, y entramos en cuarentena en todo nuestro país.

Nuestros y nuestras militares, junto a los trabajadores y trabajadoras de la salud se encuentran en primera línea junto a esta pandemia, pues continúan prestando servicios a pesar de los riesgos de contagio para ellos y ellas y sus familias.

Nuestros militares han estado días arriesgando sus vidas y las de sus familias, han estado abandonados a su suerte puesto que la Ministra de Defensa, Maragarita Robles se reunió la mañana del 15 de marzo con el comité de coordinación del Ministerio de defensa para aplicar las medidas en el Estado de Alarma decretado el día 14 de Marzo por el Gobierno para evitar la expansión del Covid-19 y aquí en Ceuta la COMGECEU ha hecho lo que le ha dado la gana, ¿quizá pensaron que nuestros militares eran inmunes por llevar uniforme? ¿Cómo es posible que estas medidas no se llegaran a aplicar en Ceuta hasta el día de ayer? ¿Cómo es posible que un alto mando, precisamente un Coronel del Ramix30 le diga a sus soldados que no pueden usar guantes y mascarillas porque genera mucha más alarma social? ¿Realmente a la COMGECEU le importa la salud e integridad de sus militares o solo les queremos para el trote?

¿Dónde han quedado los derechos fundamentales de estos servidores de España y la de sus familias?

Nuestros y nuestras militares estos días han estado sometidos al exceso de trabajo, a trabajar en unas condiciones lamentables e infrahumanas y expuestas al contagio masivo puesto que se han visto trabajando en superficies de no más de 5 metros cuadrados con más de 12 personas y algunas de ellas este mismo finde semana habían cruzado el estrecho. Han estado sometidos a la angustia psicológica, al pánico y al cansancio. Se han sentido desprotegidos y abandonados y no se les ha proporcionado equipo de protección personal adecuado y mucho menos de calidad, ni información, ni formación ni apoyo psicológico para facilitar su labor. Hasta el día de ayer tenían miedo, mucho miedo a hacer públicas las condiciones en las que trabajaban.

"La gestión que estuvo llevando a cabo el COMGECEU hasta el día de hoy, es lamentable, de vergüenza, tercermundista y no tomaron ninguna medida hasta que ayer estalló y se hizo público el calvario que vivían"

A media mañana de ayer, recibía una llamada de uno de los militares que conocí en campaña electoral preocupadísimo por su salud y la de sus compañeros siendo conscientes en todo momento que si en algún momento contraían el virus, contagiaban a sus familias. Muchos de ellos son padres de familias, otros viven con sus padres, personas mayores y la mayoría con alguna que otra patología y esto supone para ellos una tortura constante ya que me transmitían que muchos temían a la muerte de sus familiares. La gestión que estuvo llevando a cabo el COMGECEU hasta el día de hoy, es lamentable, de vergüenza, tercermundista y no tomaron ninguna medida hasta que ayer estalló y se hizo público el calvario que vivían. Desde la Comandancia no dudaron en salir a negar y a falsear el testimonio de estos servidores de España que lo único que exigían era que se actuase como en las demás ciudades y comunidades, que se aplicaran las medidas que Ministerio de Defensa había ordenado.

No son vagos, inútiles ni quejicas como muchos patriotas de pulserita llevan alegando desde ayer, son personas, personas que temen por su vida y la de sus familias.

La Comgeceu miente alevosamente y amenaza de forma encubierta, claramente, en sus declaraciones y eso no se puede normalizar en un estado de derecho. Ayer se encontraba un militar en cuarentena en el Ramix 30 y hoy salen dos positivos en coronavirus entre el personal de la Comandancia General. ¿Cuántas personas han podido ser contagiadas? ¿Por qué no se tomaron medidas de precaución?

Hasta ayer no se se aplicó ninguna medida de prevención más que mantener 2 metros de distancia a la hora de formar, pero luego si podían permanecer comprimidos en espacios reducidos y en vehículos, como dije antes. Vamos dando pasitos señores de la COMGECEU, ayer se comunicaba que todo el personal que entre de guardia, tendrá contuniados el día de descanso más el adicional, dieron orden de cerrar gimnasios, cafeterías, reducir personal por vehículo, de 7 que iban se ha reducido la cifra a 3 y han repartido guantes y sprays desinfectantes. Esperemos y deseo que no tengan que responsabilizarse cuando una vez empiecen a realizarse los test y vayan en aumento las cifras de contagiados o incluso, haya víctimas mortales.

Aunque el estado es quien tiene la obligación de respetar, proteger y cumplir con el derecho a la salud, las personas y las organizaciones tenemos responsabilidades, por lo que hago un llamamiento para que se cumplan de manera urgente y responsable las recomendaciones efectuadas por las autoridades sanitarias y el Ministerio de defensa para que la salud y estabilidad de nuestros y nuestras militares, reitero, sean protegidas.

¡Dios guarde a nuestras Fuerzas Armadas!