Roberto Benítez Sierra
Soy una persona que ha esperado este año que le dieran un posible puesto en el plan de empleo y como viene sigue siendo norma general no he salido en esta lista.

A pesar de llevar más de 5 años en paro, hablar y ser español, ser nacido, crecido y vivir en Ceuta. Llevo más de 20 años esperando salir en el listado.

Aunque cambien de manos los encargados del Plan de Empleo si se da un repaso a la lista nos damos cuenta de que se repiten las circunstancias. 

Si tienes una apellido tal como Abdeselam, Mohamed, Hussein, etc. Tienes más probabilidades, sin embargo, si te apellidas Sánchez, Navarro, Ruiz, etc. tu nombre puede aparecer pero las posibilidades son menores.

Seguro que todos los que han sido seleccionados en la lista definitiva han hecho todo el papeleo necesario y cumplen los requisitos que el programa informático de selección da por bueno, ¿pero revisan esos seleccionadores quién sabe hablar español? ¿si se ha comprobado si su empadronamiento es legal o no?

En respuesta a la primera pregunta, invito a estos seleccionadores a pasarse por la Escuela Oficial de Idiomas y academias de idiomas que hay en la ciudad y vean las personas que se han apuntado a aprender español, seguro que habría más de una sorpresa.

La segunda pregunta se resolvería la duda si se comprobara que todos y todas los seleccionado/as que dicen estar empadronado/as en la ciudad, de verdad viven en el domicilio que han dado.

Es indigno que pase situaciones como estas, pero ya se sabe, el sistema funciona así y nadie lo arregla.

Un ciudadano al que echan de su propia ciudad para buscar trabajo fuera.