Jesús Palenzuela Bautista

Educar es uno de los comportamientos más placenteros de los que puede disfrutar el alma humana. En menos de un mes, los estudiantes de segundo de bachillerato se enfrentan a una prueba que marcará para muchos la vida universitaria, y por ende, la profesional. Pero, si de algo estoy seguro, es que de una nota no depende la calidad humana del estudiantado.

Para poder satisfacer las necesidades e inquietudes hay que hacer un buen examen, tirando de memoria o del entendimiento, cada maestrillo tiene su librillo, así que cada preuniversitario podrá elegir. Sin duda, yo me quedaría con la comprensión de los conocimientos. El proceso memorístico sin una familiarización de los conceptos, no sirve de nada, acaba olvidándose.

Jean Piaget fue psicólogo, entre otras muchas ocupaciones. Para la temática que trato, me interesa que salten al encerado dos términos, el de asimilación y el de acomodación. El primero de ellos versa sobre la capacidad que tenemos para asentar nuevos elementos al esquema mental que ya de por sí existe. Después, acudimos a lo segundo, por lo tanto, se interioriza.

Para abordar la prueba es muy recomendable realizar un buen subrayado de los temas que caen en Selectividad, con doscientas cincuenta palabras destacadas de cada mil, previa lectura asentando la información con una comprensión, reflexión y análisis. El estudio puede ser ayudado de esquemas y mapas conceptuales que forjan el esqueleto y la columna vertebral de la materia que esté tratando el estudiante. Una buena gestión del tiempo suele secundar la posibilidad del éxito en la prueba.

No obstante, cada alumno es único, con unas potencialidades concretas, ese es el deber de la educación, extraer esas posibilidades convirtiéndolas en destrezas e instrumentos que sirvan para el futuro. Unificar esta modesta opinión en un solo corpus es casi una osadía, sabiendo que educar es sinónimo de diversidad.

Concluyo con una frase que comparto, Fernando Savater decía que "la juventud es el complejo vitamínico de la anémica rutina social", en nosotros reside el cambio.

Ofrezco un contacto (jesuspalenzuela52@gmail.com) para responder, en la medida que pueda, las dudas que nazcan sobre este proceso.