Jóvenes por la Dignidad.
Jóvenes por la Dignidad.  

Jóvenes por la Dignidad

Pese a los pasos que está dando la sociedad en materia de igualdad, queda una gran brecha por cerrar, y el deporte es un caso especialmente sangrante, donde el papel de la mujer queda limitado a apariciones esporádicas y efímeras con motivo de cualquiera de los numerosos triunfos que brindan tanto a nivel nacional como a nivel local. Sólo algunos casos excepcionales, en los que el deporte es más conocido y el éxito es arrollador, se consiguen vencer estas barreras de género.

En nuestra ciudad estas barreras no se consiguen atravesar, por desgracia cada día son más los obstáculos con los que se encuentran las mujeres vinculadas al deporte en Ceuta, tristemente solo hace un par de días que, de las tres mujeres que se dedican al arbitraje en Ceuta, una de ellas fue destituida por su condición de mujer, Luisa Arias, todo un referente en el fútbol ceutí, lleva (porque me niego a hablar en pasado) más de veinte años ejerciendo el arbitraje, hace unos días se encontraba con una “tarjeta roja” y expulsión directa sin más explicación, bueno si, uno de los motivos dados por el árbitro de esa reunión, es por su situación familiar y llevar a su hijo a un campo de fútbol, el árbitro pensó que no está bien que un niño de 5 años se encuentre en unas instalaciones deportivas mientras su madre coordina el fútbol 8 de categorías Benjamín y Alevín.

Creo que muchas mujeres se han sentido como Luisa en el deporte ceutí concretamente en el fútbol, muchas siguen luchando y otras se dieron por vencidas, a todas ellas que le sacaron “tarjeta roja” sin más, desde aquí quiero agradecerles todo lo que hicieron por el fútbol y el deporte de Ceuta.

No querría terminar sin hacer mención a nuestro Desgobierno, en concreto al ICD, creo que es necesaria la igualdad y visibilidad de la mujer en el deporte de Ceuta concretamente en la federación de fútbol, como casi todas las federaciones en nuestra ciudad, no cuenta con las mujeres en este deporte, solo hay que ver quienes componen las juntas directivas y las comisiones de nuestra federación de fútbol, hasta el fútbol femenino es dirigido por un hombre.

Soule quiero decir una última cosa, que la mujer no es la culpable de los numerosos errores que se vienen dando en esta federación, creo que deberían sacarle “tarjeta roja” a los encargados de las distintas áreas de esta federación y no a las personas que lo hacen por vocación como Luisa Arias. Gracias Luisa por lo que nos has dado y nos seguirás dando porque me niego a reconocer que te han echado, seguirás siendo parte de nuestro fútbol.