Imagen de Time.com.
Imagen de Time.com.  

Luna Blanca, Enfermos sin Fronteras, Umma,  Badr y Centro Cultural Al Idrissi

El terrorismo ha a vuelto golpear en dos mezquitas de la ciudad neozelandesa de Christchurch, dejando al menos 49 muertos y decenas de heridos. Ante este ataque terrorista contra personas civiles indefensos que estaban en pleno rezo comunicamos:

Nuestro rechazo, repulsa, y condena firmes a este ataque bárbaro absolutamente injustificable.

Nuestro pésame a los familiares de las víctimas de esta matanza y a todo el pueblo de Nueva Zelanda.

Con motivo de estos dolorosos momentos, pedimos:

A la comunidad musulmana máxima responsabilidad, paciencia y precaución. No tenemos la mínima duda que nuestra religión rechaza cualquier mensaje que fomenta el odio, la venganza o la generalización de la acusación de islamofobia…

A la sociedad civil, los políticos y los medios de comunicación asumir su responsabilidad de evitar los discursos de odio o que fomenten prejuicios y miedos, así como manifestarse en favor de la diversidad cultural y la buena convivencia en nuestra sociedad.

La finalidad de los extremistas y los terroristas es dividirnos en  bloques enfrentados, y nosotros les decimos que no van a vencernos.

Igualmente y con el mismo rechazo y repulsa, condenamos el ataque a personas inocentes en la ciudad Holandesa de Utrecht.

Quien mata a una persona es como si matase a toda la Humanidad.