Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

Germán Pareja Holgado, militante de Ciudadanos (Cs) de Ceuta

Queremos compartir con vosotros la experiencia de haber vivido en vivo y en directo una jornada electoral en Cataluña. Es una tierra que hemos tenido la suerte de visitar mucho y compartimos amistad con muchos catalanes y catalanas. Sintiéndonos siempre muy a gusto en esa magnífica tierra.

Ahora vivimos el momento tan importante y donde se jugaba mucho. Hemos compartido momentos de conversación y charla con muchas personas de distintas ideologías, con un gran sentimiento de dolor y fractura. Sus argumentos no son los mejores, pero son los que se han inculcado por distintas razones, y por distintas fuentes. Es muy triste ver como estas personas que han compartido con nosotros espacio nos han transmitido, por un lado agrado y amabilidad, como si nada ocurriese, y por otro lado amargura, e incluso un pequeño matiz de casi odio.

Nos han escupido e insultado sólo por portar una credencial de Ciudadanos, pero hemos de decir que han sido muy, pero que muy pocos los que actuaron así.

Debemos entender que la parte más independentista ha logrado sembrar un odio sin razón, pero lo han trabajado mucho y con muy buena campaña. Y desde este lado se ha hecho bien poco para evitarlo.

Existe una gran mentira, pero tras ser contada un millón de veces se ha convertido en una gran verdad para ellos.

Es una sensación muy amarga ver de primera mano como es cierto que la ruptura social en Cataluña se ha producido verdaderamente.

Pero también somos conscientes que con mucho tiempo podemos conseguir la normalidad, costará bastante cerrar esas heridas producidas en este maravilloso pueblo. Pero nunca sembremos odio, por favor seamos consecuentes, que tras esas ideas equivocas, existen maravillosas personas, que son de carne y hueso. Que sufren y que padecen igual que el resto.

"Nos han escupido e insultado sólo por portar una credencial de Ciudadanos, pero hemos de decir que han sido muy, pero que muy pocos los que actuaron así"

No olvidemos que lo que ocurra en esa Cataluña nos ataña a tod@s. Debemos aunar fuerzas y exigir que desde las más altas esferas hagan su trabajo y empujen al civismo y la convivencia. Enterremos el odio y dejemos de echar leña al fuego. Respetemos también a los que no respetan y demos ejemplo.

Hemos visto como cuando en un primer momento aparecíamos por cualquier colegio a los que visitábamos como apoderados. Una mirada desconfiada y de rencor a primera vista se hacía latente, donde el ambiente era muy tenso. Pero con armonía y paciencia, interpretando su desprecio en primera instancia, entendiendo el mensaje, pero examinando el porqué. Conseguimos con gracia y cariño que todo aquel que en un primer minuto nos atravesaba con la mirada, cambiaba su semblante y opinión al respecto. Donde llegaba el momento y la necesidad que en el fondo tenían de compartir sus orígenes, hospitalidad y buenas costumbres.

Nos ofrecieron una vez rota esa barrera imaginaria, su amistad y sus palabras de desgarro, el miedo también corre por sus venas.

Sinceramente debemos deciros que si con unas horas conseguimos romper barreras con los de, Junts per Catalunya, Esquerra, etc...y otros tantos que ahora se sienten independentistas y que os podemos garantizar que fueron muchos.

Porqué, no se ha hecho nada, sólo bastaba voluntad, comprensión, dialogo y cariño. Y por su puesto contar la verdad, y hacer verla.

Lo cierto es que nos hemos venido con el corazón roto, porque al igual que yo, un simple ciudadano español, norteño de África, alejado de una realidad con más de 1.400Km. de por medio, sin conocimientos de política apenas, con toda la ignorancia, pensaban lo mismo el resto del grupo que participamos en esta elecciones, que fuimos desde esta ciudad, éramos un total de cuatro, compartiendo la misma experiencia. Pero con el convencimiento claro y transparente de que realmente era más fácil de lo que nos han hecho creer, y haber hecho los deberes. Debemos decir que es más fácil unir si se quiere, que distanciar.

Tan sólo unas horas nos bastaron para entender perfectamente y poder decir con la boca bien llena, "SEÑORES QUE HABÉIS HECHO, CON CATALUÑA Y CON ESPAÑA".

Para terminar, desear mucha suerte y que hay que poner mucha voluntad, cariño, y ganas, que no es tan difícil. Ciertamente costará, pero seamos pacientes, el tiempo lo cura todo. Trabajemos todos por favor y ayudemos a ese pueblo, que de verdad decimos que se lo merecen y también nos lo merecemos...

"FELIZ NAVIDAD"