Pablo Matés

Hoy somos nosotros. Mañana puede ser usted. A estos demócratas de nuevo cuño, falangistas de siempre, nostálgicos del dictador y este sí que sí, golpista, Franco, les molesta todo aquel que no esté de acuerdo con sus ideas. Y no tienen pudor alguno en rebasar los límites de la moralidad, la ética o el más mínimo e indispensable juego limpio. La democracia les da igual. No la respetan. La pisotean. La Constitución sólo es para ellos un librito a utilizar en pro de intentar imponer sus ideas trasnochadas e involucionistas. Ideas que permiten a la mujer decidir sobre cortarse las uñas, engordar o adelgazar, pero no abortar, por ejemplo. Ideas que no son capaces de defender dentro del juego democrático sencillo y simple, limpio. Les pareció muy mal en su día que un partido político de izquierdas en el otro extremo opuesto a sus ideas se financiera con dinero extranjero de Irán o Venezuela (era mentira), pero no tuvieron escrúpulo alguno mientras bramaban en recibir, ellos sí que de verdad, dinero procedente de grupos iraníes. Insisto, hoy somos nosotros. Mañana le puede tocar a usted si en algún momento osa discrepar de su ideario.

VOX ha vetado a varios medios de comunicación durante la campaña que está llegando a su fin. Entre ellos a ceutaldia.com

VOX ha vetado a varios medios de comunicación durante la campaña que está llegando a su fin. Entre ellos a ceutaldia.com. El viernes 10 de mayo, primer día de campaña, decidieron sacarnos de sus listas de difusión, ni notas ni convocatorias. Su candidato a presidente, Juan Sergio Redondo, no ha tenido el valor necesario para sentarse a responder preguntas durante 20 minutos con ceutalida.com y Ceutatv.com. Para ellos, ceutaldia.com es un panfleto ideologizado. En abril, según la auditoría externa de OJD, el segundo medio de comunicación más visto por los ceutíes. Ellos a los que tanto les molestamos nosotros y también la gestión de Vivas de la Ciudad Autónoma deberían agradecernos parte de su éxito. Nosotros somos desde hace tiempo un medio de comunicación tenaz en la denuncia pública de todas aquellas cuestiones que consideramos, oh, sí, sorpréndanse, que van contra el interés general. Por ejemplo, la compra de WC portátiles para la Feria de Día a un precio que multiplicaba por 10 el valor real de mercado. Supuso la dimisión de dos cargos políticos. Por ejemplo, la publicación del patrimonio del ex responsable de vivienda, Antonio López. Nunca nos ha frenado en nuestra labor las afinidades personales ni ideológicas. Eso lo sabe todo el mundo que nos conoce y especialmente quienes nos han sufrido.

Dejaron de enviarnos notas de prensa el mismo día que arrancó la campaña, el viernes 10 de mayo. Pero claro, este medio de comunicación se diferencia entre otras muchas cosas por una clara vocación de servicio y un compromiso, doloroso en ocasiones, con la libertad de información y el derecho de la vecindad de Ceuta a estar informados. Así que seguimos publicando sus notas a base de pedirle a compañeros que nos las reenviaran. Esto parece que molestó, y su jefa de prensa, comenzó una ronda de llamadas, nos consta al menos una, para preguntar abiertamente si nos estaban pasando las notas o si sabían quién. Caza de brujas. Macartismo en estado puro y listas negras. Si no fuera por la gravedad del asunto, su ridículo movería a carcajada.

Ustedes tienen que votar el domingo y consideramos por eso necesario ofrecerles la información más completa que nuestros recursos nos permitan, para que cuando tomen esa importante decisión para su futuro durante al menos los próximos cuatro años lo puedan hacer con la mayor y mejor información posible. VOX no quiere jugar a eso. Y les insistiré: hoy somos nosotros, mañana puede ser usted.

El remate ha sido echarnos de su acto de cierre de campaña, reconvertido en “fiesta privada de amigos” para impedirnos el acceso a su acto político celebrado por otra parte en un local de titularidad pública explotado en régimen de concesión y cuyos responsables no dudaron ni un segundo en colaborar con la situación pidiéndonos incluso que abandonáramos su terraza cuando ya habíamos pagado la consumición que dejamos a medias. En su conciencia queda.

Les seré sincero no es la primera vez que nos pasa algo parecido. También en la progresía local alguna que otra vez han caído en la tentación. Y si no fuera campaña nos lo habríamos tomado con más calma y tal vez nunca llegaran a enterarse de este pecado de VOX, que atribuiríamos a su juventud de no ser por el encono con el que han defendido la cuestión y el convencimiento que han demostrado de estar en lo correcto. Los oídos sordos que han hecho a las peticiones de “vamos a hablarlo”. Es campaña electoral, hay una Ley que la regula, no es cualquier periodo. Ustedes tienen que votar el domingo y consideramos por eso necesario ofrecerles la información más completa que nuestros recursos nos permitan, para que cuando tomen esa importante decisión para su futuro durante al menos los próximos cuatro años lo puedan hacer con la mayor y mejor información posible. VOX no quiere jugar a eso. Y les insistiré: hoy somos nosotros, mañana puede ser usted.

¿Con qué autoridad podrá hablar Juan Sergio Redondo de ahora en adelante sobre Justicia, cuando castiga a un inocente para ajusticiar a un culpable, según su visión, culpable al que ni le ha dado la oportunidad de explicarse? ¿Cómo nos van a convencer de que piensan luchar contra la corrupción y el clientelismo que dicen abunda en la Ciudad Autónoma si ellos son los primeros en no ser transparentes?

Ustedes dirán ¿qué hay de grave en todo eso? Bueno pues lo que hay de grave es claro. Es un ataque a nuestra libertad de informar y a su derecho de estar informados. No es ni cualquier libertad, ni cualquier derecho. La Constitución, esa que tanto dicen defender en VOX, consagra esas dos cosas en su Título I, el que mayor protección jurídica tiene, en donde se recogen los derechos y deberes fundamentales. Para que se hagan una idea, esto es el artículo 20, el 19 consagra el derecho a circular libremente por el territorio nacional. Ambos están protegidos al mismo nivel.

son más partidarios de restringir o vetar toda publicación y difusión de aquellas ideas que no coincidan con las suyas. Por que eso es lo único que hay detrás del veto a Ceutaldia.com y a otros medios

VOX sencillamente no cree en eso. Ellos son más partidarios de restringir o vetar toda publicación y difusión de aquellas ideas que no coincidan con las suyas. Por que eso es lo único que hay detrás del veto a Ceutaldia.com y a otros medios. Consideran que somos críticos, que hemos sido críticos con ellos. Y eso les alcanza para censurarnos, para intentarlo, para vetarnos, y de paso para vetarles a ustedes, honorables usuarios y lectores de este medio, fieles o esporádicos, la posibilidad de informarse sobre las propuestas y la actividad de VOX con el punto de vista de la línea editorial de este medio. Cabe decir además que no hay motivo real ni justificado –nunca lo hay para una cosa así- pero en este caso menos. VOX ni tan siquiera es un partido de Gobierno, no tiene responsabilidades en la gestión y lo único que se puede hacer con ellos es contar lo que proponen y contextualizarlo, a eso nos referimos con el punto de vista de la línea editorial:

Supongo que su idea de la política, del país, de Ceuta y de todo es que les sobran todos aquellos que no les gustan por la sinrazón que sea. He venido escuchando y leyendo durante los últimos meses que VOX sobre todo es odio. A la vista está que parece que llevan razón quienes así lo dicen y lo ven. Para vetar a un medio de comunicación siendo un partido político hay que tener una poderosa fuerza interna y no es precisamente la de amor por la democracia. No es precisamente la disponibilidad a construir una sociedad en la que quepan todos, también los que no piensen como uno mismo. Su idea de país, de nación, de ciudad es excluyente. Sobran, sobramos todos los que no estemos de acuerdo con ellos y nos atrevamos a molestar diciendo y expresando nuestro punto de vista.

Si lo que proponen es encerrar niños en una cárcel obsoleta por el mero hecho de ser niños nacidos en otro país, pues no duden que les recordaremos a nuestros lectores que lo que proponen es ilegal en España y en el mundo, consagrado en tratados internacionales que España ha firmado. Claro, que ya vamos entendiendo que las leyes VOX las cumple si le conviene. Si lo que proponen es que Salvamento Marítimo no actúe ante las pateras a la deriva, les contaremos que lo que proponen en realidad es dejar morir a centenares de seres humanos por el mero hecho de que nacieron en un país diferente al de España. Y que esa sí, es su idea de España. En una contradicción enorme, por cierto, con su archidivulgada defensa de la vida. Abortar un feto en cualquier circunstancia y contexto es matar un ser humano, no socorrer pateras a la deriva dejando que sus integrantes se ahoguen al parecer es luchar contra las mafias. Si su portavoz resbala de pura rabia al quedar segundo en las elecciones Generales y califica los votos del PSOE de antiespañoles, pues no hace falta ya ni que lo contextualicemos nosotros, ya reaccionan MDyC y Caballas que entienden que esa afirmación es la negación de los derechos adquiridos por los musulmanes de Ceuta hayan nacido aquí o no. Y además, resbalamos ese día y rectificamos, ahí está la hemeroteca, se puede consultar. E hicimos una aclaración aparte por petición de Carlos Verdejo, al que para evitar nuevos errores le pedimos que diera el visto bueno a la nueva información por si quería matizarse a sí mismo. No tocó una coma. Y esa, la de ese día, es la única queja que nos consta de VOX hacia nuestro trabajo respecto a ellos. Nunca dijeron nada en absoluto. Simplemente llegó el día que nos vetaron. Dejaron de enviarnos sus comunicados. Sin más. Supongo, que ellos son así.

Los partidos políticos que aspiran a gobernarnos, los líderes políticos que aspiran a guiarnos están obligados a ejemplificar con su comportamiento su acción y sus ideas políticas. En este caso está muy claro, el ejemplo es nefasto.

Supongo que su idea de la política, del país, de Ceuta y de todo es que les sobran todos aquellos que no les gustan por la sinrazón que sea. He venido escuchando y leyendo durante los últimos meses que VOX sobre todo es odio. A la vista está que parece que llevan razón quienes así lo dicen y lo ven. Para vetar a un medio de comunicación siendo un partido político hay que tener una poderosa fuerza interna y no es precisamente la de amor por la democracia. No es precisamente la disponibilidad a construir una sociedad en la que quepan todos, también los que no piensen como uno mismo. Su idea de país, de nación, de ciudad es excluyente. Sobran, sobramos todos los que no estemos de acuerdo con ellos y nos atrevamos a molestar diciendo y expresando nuestro punto de vista. De ahí la violencia de sus mensajes hacia la izquierda e incluso hacia las derechas con las que luego no tienen remilgos en pactar gobiernos y apoyarlos. Y eso es totalitarismo puro y duro. Y si algo deberían haber aprendido de la Constitución que dicen defender es que sólo fue posible por la voluntad irreductible de quienes pensaban muy distinto de alcanzar acuerdos, de escucharse y de entenderse. De ceder aquí y allá a favor de que todas las ideas de todos pudieran tener cabida para construir una sociedad más justa y mejor. La suya, por contra, es más injusta y peor.

¿Qué es lo que no quieren que contemos?¿Qué es lo que no quieren que veamos, que sepamos?¿Qué preguntas temen que les hagamos?

La suya es en realidad una sociedad injusta y excluyente. El ejemplo más a mano que tenemos es la renuncia a participar en la entrevista en Con Voz Propia por parte de su candidato. No tiene ningún problema con Ceutatv.com, lo tiene sólo con ceutaldia.com. Ni tan siquiera lo explica, no dice los porqués de su decisión. Elude. Da largas. Se esconde como un cobarde. Y finalmente, ajusticia a un medio, que considera inocente para castigar a otro que considera culpable, pero al que ni tan siquiera le ha permitido explicarse. Imagine por un instante esto llevado a un sistema judicial. Los partidos políticos que aspiran a gobernarnos, los líderes políticos que aspiran a guiarnos están obligados a ejemplificar con su comportamiento su acción y sus ideas políticas. En este caso está muy claro, el ejemplo es nefasto.

¿Con qué autoridad podrá hablar Juan Sergio Redondo de ahora en adelante sobre Justicia, cuando castiga a un inocente para ajusticiar a un culpable, según su visión, culpable al que ni le ha dado la oportunidad de explicarse? ¿Cómo nos van a convencer de que piensan luchar contra la corrupción y el clientelismo que dicen abunda en la Ciudad Autónoma si ellos son los primeros en no ser transparentes? Porque vetar a un medio de comunicación no es ejemplo de transparencia y sí de oscurantismo. ¿Qué es lo que no quieren que contemos?¿Qué es lo que no quieren que veamos, que sepamos?¿Qué preguntas temen que les hagamos?

Pero sabemos que son nuevos, que tienen la piel fina, muy fina. Y en muchas ocasiones hemos acompañado las informaciones más polémicas sobre ellos con la transcripción integra y literal de sus palabras, cuando no, como en la de la noche electoral hemos enchufado directamente el vídeo con las declaraciones enteras de Verdejo.

Es decir, se lo explico, el ideario, el programa y el empaque como candidato de Juan Sergio Redondo no resisten 20 minutos de preguntas. O eso creen ellos. Mala cosa.

Les aclaro todo esto porque en seguida van a salir sus voceros o voxeros a acusarnos de ser unos tergiversadores profesionales, manipuladores abyectos y seguramente antiespañoles también. Esa acusación podría incluso intentar defenderse si no fuera porque luego van y evitan la entrevista del candidato en Con Voz Propia. Una entrevista de 20 minutos, grabada en falso directo, realizada siempre y a cada candidato en tono distendido y amable, aunque con rigor y que se emite tal cual se graba, sin añadir, ni tocar nada. Por eso el programa se llama Con Voz Propia, no por casualidad, lo dice el que le puso el nombre hace ya muchos, muchos años.

La cobardía es tal que ahora mueve a risa que estos se dediquen a llamar derechita cobarde al PP

Es decir, se lo explico, el ideario, el programa y el empaque como candidato de Juan Sergio Redondo no resisten 20 minutos de preguntas. O eso creen ellos. Mala cosa.

La cobardía es tal que ahora mueve a risa que estos se dediquen a llamar derechita cobarde al PP. Juan Vivas, 18 años de errores (y de aciertos), no tuvo inconveniente alguno en sentarse en el taburete y responder a lo que a mí se me fuera ocurriendo, porque además, les confieso, no me gusta prepara las entrevistas, las pienso un poco y ya, pero me gusta fluir con los invitados y que sea una conversación lo más natural posible.

Pero volvamos al veto a Ceutaldia.com. No somos los únicos, por cierto. Seguramente también empezarán a decir que estamos comprados, que estamos vendidos al poder institucional o que somos los siervos de Juan Luis Aróstegui o del demonio si hace falta. Lo que ellos, quizás por ignorancia no saben, es que somos el medio de comunicación de todos los que existen en esta ciudad que más tiempo –años- tardó en tener un anuncio institucional y que a día de hoy, seguramente seamos el medio de comunicación que menor cuantía de anuncios de la Administración publica.

Estamos habituados al insulto de quien no sale bien en la foto, aún cuando generalmente no sale bien en la foto por sus propias contorsiones

El que les habla puede presumir de que en 12 años no ha dado una sola instrucción política a la redacción. Ahí está la hemeroteca: hemos enfadado a todos sin excepción a lo largo de este tiempo, pero sobre todo al Gobierno que todo lo puede y cuyo control omnímodo de los medios de comunicación locales alentó hace 12 años el nacimiento de Ceutaldia.com. En ese sentido podemos decir con orgullo que hemos conseguido el objetivo a base de pelear y trabajar y que hoy los ceutíes disfrutan de unos medios de comunicación mucho más plurales y no es sólo gracias a nosotros, pero una parte sí. Podríamos tirar de currículum y hablar de un montón de cosas, en 12 años hay de todo como se pueden imaginar. Aciertos, errores, grandes éxitos y grandes fracasos.

Estamos habituados al insulto de quien no sale bien en la foto, aún cuando generalmente no sale bien en la foto por sus propias contorsiones. Sin ir más lejos, una cuenta anónima que parecía simpatizar con el PSOE antes del inicio de esta campaña vertió amenazas contra mi persona: Me iba a “llevar un susto”. Fue el día que Manuel Hernández dijo que no descartaba pactar con el PP y luego dijo que no, que con el PP ni agua. También éramos unos manipuladores y unos tergiversadores, aunque todos los medios publicaron la misma contorsión del candidato socialista.

Lo realmente grave de un veto a un medio de comunicación, les insisto, es que lo que denota es su falta de creencia en la democracia. Patean sin pudor el artículo 20 de la Constitución, lo mancillan. Sus ideas en este sentido son las del pensamiento único. Todo aquel que no baile mi agua o esté de acuerdo conmigo sobra en esta sociedad. Les sobra a ellos. Y hoy somos nosotros, pero mañana… Y saben, nosotros hemos hecho siempre justo todo lo contrario.

Lo realmente grave de un veto a un medio de comunicación, les insisto, es que lo que denota es su falta de creencia en la democracia. Patean sin pudor el artículo 20 de la Constitución, lo mancillan. Sus ideas en este sentido son las del pensamiento único. Todo aquel que no baile mi agua o esté de acuerdo conmigo sobra en esta sociedad. Les sobra a ellos. Y hoy somos nosotros, pero mañana… Y saben, nosotros hemos hecho siempre justo todo lo contrario. Porque sí creemos en la democracia, porque sí creemos en la libertad de ideas, en la de información y en la de expresión. Cuando usted, que el domingo puede votar a VOX con entusiasmo, no sabía ni lo que era VOX y para usted Juan Vivas era el mejor del mundo mundial, nosotros ya poníamos negro sobre blanco que la gestión de Vivas tenía goteras en mil aspectos. También entonces éramos unos manipuladores y unos tergiversadores, incluso para el mismo que ahora vota a VOX echando pestes de Vivas al que votó hasta hace 4 años. Cuando usted no conocía a VOX nosotros ya le publicamos sus artículos de opinión a Carlos Verdejo. Y lo seguiremos haciendo si él quiere. Y cobijamos y difundimos mil opiniones con las que no es que no estemos de acuerdo, es que estamos en absoluta discrepancia. Como protegimos durante años y seguimos haciendo que cualquier ciudadano en esta ciudad en la que se perseguía –al parecer algunos aspiran a resucitar esos tiempos- a la gente que no estaba de acuerdo, que no aplaudía al que tenía el poder, pudiera opinar lo que le diera la gana sin necesidad de marcarse y de pagar las consecuencias en forma de persecución en su trabajo, en su vida o donde fuera. Es más, la primera entrevista que dio Carlos Verdejo en una medio de comunicación fue en Con Voz Propia, le llamamos tan pronto montó VOX y se salió de Nuevas Generaciones para saber de qué iba eso. Le llamé yo.

Ellos pueden, y podrán, mientras usted esté dispuesto a votarles y que el día de mañana, si discrepa, le veten también a usted. Porque en cierto modo, ese mañana, ya ha sido hoy. Vetándonos a varios medios de comunicación también le han vetado a usted.

Así que ahora que ladren, que ladren lo que quieran por su cobardía, por su falta de un proyecto y un candidato consistente que sea capaz de resistir 20 minutos de preguntas, que pueda convocar a los periodistas, a todos, a actos durante la campaña (a excepción de la visita de Abascal, de la pegada y del cierre, ni uno) y sólo el día de la pegada se pudo preguntar, que sigan recuperando ex candidatos de la Falante. Ellos pueden, y podrán, mientras usted esté dispuesto a votarles y que el día de mañana, si discrepa, le veten también a usted. Porque en cierto modo, ese mañana, ya ha sido hoy. Vetándonos a varios medios de comunicación también le han vetado a usted.