Amancio Ortega, Maquiavelo y Kant.

S.J. - UVE


Antes de la hablar de las donaciones de Amancio Ortega a la sanidad debo decir que no conozco todos los detalles de su fortuna, de la donación, de los impuestos que paga, si tributa en paraísos fiscales y, por supuesto, muchísimo menos de su intención al donar.

Quiero decir con esto que la mayoría de nosotros opina sobre temas que no domina y al faltarnos datos podemos errar, pero bueno, afrontemos el asunto con esta premisa aceptada.

Empecemos por lo fácil: si las donaciones de Amancio Ortega al sistema sanitario para la compra de aparatos oncológicos sirven para curar a una persona, no se hable más del asunto, bienvenidas sean, punto y final.

Ojo, si aceptamos este argumento como válido (el fin justifica los medios que decía aquel), también debemos aceptar donaciones que viniesen de Bin Laden o Al Capone, ¿no?

¿Qué es lo que me gustaría a mí? Pues qué esos equipos estuviesen al servicio de las personas sin depender de la caridad de nadie, porque entonces, ¿qué ocurriría si esa persona destinase esa donación a la asociación de tibetanos y monjes  budistas del Himalaya? ¿Nos quedaríamos sin esos aparatos? No me parece, ¿no? 

Claro, ¿qué ocurre? Que si además entramos en el tema impositivo de las grandes fortunas la cosa se complica?

¿Paga el señor Ortega todo lo que debería en impuestos? ¿Paga a sus trabajadores en medio mundo lo que debería? ¿Utiliza paraísos fiscales para pagar menos? ¿Si pagara todo lo que debe, donaría? ¿Nos debe dar igual que pague o no pague porque ya nos hemos acostumbrado al "eso lo hace todo el mundo"? ¿Necesitaríamos esas donaciones si las grandes fortunas no utilizarán paraíso fiscales? ¿Cuántos aparatos de podrían comprar con los 60.000 millones de euros perdonado a la banca? Perdonados....vayan ustedes al banco y pídanle que les perdonen algo...

Y si entramos en el plano ético del asunto y nos acordamos del amigo Kant: ¿por qué dona Ortega el dinero? ¿Filantropía? ¿Por qué la tercera parte de lo que dona desgrava en su declaración de renta? ¿Porque le apetece sin más? Solo él lo sabe. Pero mucha gente opina: "y que más da si es para curar a la gente", con lo cual volvemos al tercer párrafo del artículo.

Yo ya he dicho lo que pienso: me gustaría que pagasen esas personas todo lo que deberían sin llevar su dinero a las Islas Vírgenes y que no necesitáramos de donaciones para tener los mejores equipos de salud; y luego que donaran lo que quisiera, porque a mí siempre me queda la duda.

¿Que aceptamos que el mundo es así y no se puede cambiar y los ricos serán siempre ricos? Pues entonces recibamos esas donaciones sin más, pero no me parece bien que el mundo se rija por criterios injustos.

Todos sabemos que los paraísos fiscales existen, y no para usted ni para mí..., todo ese dinero repercutiría en una mejor educación, sanidad, etc, pero nos hemos acostumbrado a vivir en un sistema que protege a algunos con red por si se caen. 

A partir de ahí que cada uno opine del asunto lo que quiera, a ser posible sin insultar como hace el ínclito Bertín Osborne que llama "mamarrachos" a los que opinan diferente a él.

Y si ya queremos plantearnos el tema desde un punto de vista más personal y de conciencia nos podríamos hacer esta pregunta: ¿defraudará usted a hacienda si pudiera?