Lo imposible solo está un poco más allá

S.J. - UVE


Creo que de todos los artículos que he escrito para Ceuta al día, este es el que me hace sentir más nervioso y contento a la vez. Por cierto, la frase del artículo no es mía.

Y es así porque soy de los que piensa que en este mundo siempre ganan los malos, sobre todo porque tienen poder.

Como ejemplo, solo como ejemplo, les pongo el caso Gurtel donde la Audiencia Nacional es capaz de cambiar los jueces que los juzgan para que esté formado por jueces afines al PP. Eso aquí, en España, todo muy democrático, muy limpio, aquí, no en Irán.

Pero eh aquí que de vez en cuando la justicia se impone, muy de vez en cuando, y no sé si es porque soy libra y tengo un sentido de lo injusto e injusto exagerado, pero cuando eso ocurre soy inmensamente feliz.

Y ocurre que en Argentina, hace dos días, una condena ha marcado un antes y un después en la historia de la justicia universal.

De los 54 imputados por la megacausa ESMA, 29 han sido condenados a muerte por los famosos vuelos de la muerte. Sigo nervioso...

¿Qué es eso de los vuelos de la muerte? Nada, algo trivial. Consistía en que durante la dictadura argentina entre 1976 y 1983, esos asesinos (llamemos a las cosas por su nombre) llegaron a lanzar al mar a 4000 personas vivas desde aviones militares (tenían la amabilidad de drogarlas antes con pentotal...) para hacerlas desaparecer. ¿Motivo? Pensaban diferente.

No quiero ni imaginar la satisfacción que experimentaron los familiares de los desaparecidos al ver que se hacía JUSTICIA, esa es la palabra. Los torturadores y asesinos condenados por sus atrocidades. Tengo más calificativos para ellos pero no creo que me publicaran el artículo.

Entre esos torturadores, Jorge "el Tigre" Acosta o "El ángel rubio".

No quiero pensar las barbaridades cometidas y el dolor sufrido, pero en un mundo donde casi siempre ganan los poderosos (Real Madrid, Barcelona...es una metáfora), de vez en cuando el pequeño, el débil gana (y resulta que el Lleida remonta un 2-0 y elimina a la Real Sociedad, otra metáfora)

Tengo esa pequeña manía de querer ver a los asesinos entre rejas y cuando la JUSTICIA se impone, un atisbo de creer todavía que los milagros existen, renace en mí. (Nota mental: sigo a día de hoy esperando milagros)

Y todo eso ocurre mientras que aquí, en mi país, España, aquí a este lado del atlántico, no en "dictaduras" bolivarianas al otro lado del charco, hay mausoleos de dictadores, fundaciones de dictadores, propiedades de dictadores, etc. Porque el tema es que Franco, quieran ustedes o no, era un dictador, un criminal  ¿Se imaginan ustedes fundaciones en Alemania sobre Hitler?

Pues eso pasa aquí, en mi país, al que quiero aunque no ponga banderas en mis ventanas.

Fíjense hasta donde llega el asunto, que hace dos días, nuestro presidente del Gobieno dijo en un acto con los militares: "no sé por qué le han cambiado el nombre a la calle Salvador Moreno". Sic. ¿Quién era este señor? Un ministro de la marina de Franco acusado de delitos de genocidio. ¡Bah! Quisquillosos que son algunos.

Yo se lo voy a decir: porque resulta que hay una ley de memoria histórica que así lo dice, pero si usted no ve motivos para cambiarlo....Yo pensaba que la ley había que cumplirla siempre, y no solo en el caso de Cataluña...

Argentina pues se erige en adalid de la justicia universal, de la que España fue en su día bandera hasta que alguien (siempre los mismos) decidió que había que abolirla para no enfadar a los chinos entre otros.

Aún recuerdo como me pilló viviendo en Londres cuando el Reino Unido detuvo a Pinochet, otra joyita de los norteamericanos en la famosa operación cóndor, y España hizo todo lo posible desde el gobierno (Aznar mediante) para que no fuera extraditado  a España.

Este tal Pinochet era más fino, amarraba a mujeres para que las violasen perros, entre otras delicatessem.¡ Bah! Quejicas.

Por todo ello y porque la justicia a veces, solo a veces gana, hoy me siento tremendamente feliz, sobre todo por esos familiares. Que "Billy el niño", un torturador en la dictadura franquista, pasee por las calles tan tranquilo mientras que desde Argentina piden su extradicción y España sistemáticamente la deniegue, hoy duele menos.

Nota mental 2 ¿estos tipos pueden dormir bien?

Por todo ello, felicito a esas familias porque se ha hecho JUSTICIA. Mientras, aquí, en España, seguimos esperando que más de 100.000 fosas se abran, porque no lo olviden, podremos no ganar nunca eurovisión, pero somos segundos según el ránking de la ONU en desaparecidos. Malditos camboyanos que nos superan en esto. Camboya...ese ejemplo de democracia.

A lo que en otros países lo llaman HACER JUSTICIA, aquí lo llamamos "reabrir viejas heridas".

¿Y saben ustedes lo triste de todo esto?Que estadísticamente hablando, la mitad de los que leen este artículiño justifican o tratan de justificar con argumentos tan ridículos como ilógicos la dictadura franquista. País.