"Prefiero tener un perro a una mujer porque el perro ladra que te ladra y la mujer ladrona es".

"Prefiero tener tanques a una mujer porque el tanque va a la guerra y la mujer la guerra es".

Y así otras frasecitas parecidas canta la ínclita legión cuando desfila por las calles.

A ver, por partes, que el ejército es una institución machista donde las haya, con una mentalidad decimonónica, que veja por sistema a los homosexuales (ahí tienen varios casos de expulsión), que dificulta a las mujeres el ascenso y la promoción profesional (díganme el nombre de una comandante o una coronel) es tan evidente que no merece la pena entrar a debatir sobre ello.

 

El problema surge cuando a alguien le da por denunciar esas letras por machistas y un fiscal, que doy por hecho que algo sobre el asunto sabe, archiva la causa porque dice que: "son cantos populares basados en la tradición".

 

Bien, aquí veo varios problemas: 

1. Más preocupante aún que lo del fiscal, que ahora iré con él, me parece que haya gente joven, hombres y mujeres, me da igual, que no solo vean bien esos cánticos, sino que los justifiquen o no vean nada malo en ello.

 

¿Por qué? Pues porque una sociedad se mide por los valores que defiende, y si en el año 2018 todavía somos incapaces de ver (ojo, a mí también se me escapan comentarios machistas o tengo actitudes machistas sin darme cuenta) que, o erradicamos ciertas creencias incrustadas en nuestra educación o no vamos a avanzar nunca, nuestro país seguirá evidentemente siendo no un poco, sino un país muy machista.

 

Podría hablar de la desigualdad de sueldos, etc, pero no, me centraré en algo mucho más grave: esta semana han asesinado a 4 personas en el ámbito de la violencia doméstica, dos de ellas, dos niños de 2 y 6 años.

Amén de que los hijos de puta que hacen esas cosas no siguen mi consejo: suicídate tú antes y ya luego haz lo que quieras..., el mensaje es claro: te hago daño a ti mujer, a través de tus hijos, verás como no me olvidas el resto de tu vida.

Y claro, ahora me salta el típico de turno que dice: "pero hay un 0'1 de denuncias falsas por violencia de género: pa comérselo, me lo como entero.

 

2. El fiscal, ¿qué mensaje está mandando? ¿De verdad quiere justificar esas letras basándose en la tradición? 

Claro, claro que sé que es algo tradicional y más si hablamos del ejército, pero si queremos evolucionar como sociedad hay tradiciones que se pueden cambiar y usted no ha hecho nada por ello. 

A fin de cuentas, también quemábamos brujas en las plazas o las mujeres no podían firmar contratos sin el consentimiento de sus maridos, ¿no?

 

Nos queda mucho terreno por recorrer, me queda mucho aún por recorrer.