Sí, les prometo que la siguiente frase la escuché ayer en directo a Santiago Abascal: " yo les ruego que abandonen ese odio histórico de la izquierda a los homosexuales". Y olé. Hace algún tiempo, influencia de amistades que te aportan y que suman en vez de restar, decidí intentar ser comprensivo y empático con los comportamientos y opiniones de los demás: deben de tener una razón para actuar o pensar así.

Si llevo eso al extremo (relativismo cultural)  puedo llegar a captar algo de razón en las palabras de Abascal. Países como Cuba o Rusia no han tenido un, digamos, trato "amable" hacia esos colectivos, y por lo tanto me sumo a la crítica. Bien.

Ahora, dado que Abascal es un patriota de los buenos y suele centrarse en "su Espańa", quiero pensar que se refería a la izquierda española. En este sentido, solo le preguntaré dos cosas, datos, no opiniones:

1. ¿Gracias a quién dejó de ser la homosexualidad un delito en Espańa?

2. ¿Gracias a quién se pueden casar gays y lesbianas con los mismos derechos en Espańa? 

Esperen sentados a que contesten...

De Vox prácticamente me lo espero ya todo, pero de verdad que al escuchar lo que dijo no pude evitar sentir cierta vergüenza ajena. A ver, ¿hasta qué punto de cinismo y pérdida del sentido común puede llegar Abascal para decir semejante barbaridad cuando su partido, entre otras, habla de "lobby gay/transexual", quiere que el orgullo gay se traslade a la casa de campo, o se opone por sistema a la unión de personas del mismo sexo?

Podría citar aquí decenas y decenas de frases ofensivas e insultantes de dirigentes de Vox hacia el colectivo gay, ahí está Google..., pero de todas, yo me quedo con una, atentos: Rocío Monasterio (sí, la que firmaba proyectos y no sé acuerda de cuando terminó la carrera...-inciso: yo podría decirles el año y el mes de cada examen de la carrera de Derecho porque recuerdo esas fechas como un auténtico infierno), dijo en su momento, ojito: "Reconozco la libertad de los padres para llevar a terapia a sus hijos gays".

Les resumo: establecía que la homosexualidad es una enfermedad que se cura con una pastilla, en este caso, con Varonil 500 mg, tres veces al día, hasta que el niño se vuelva un machote, a ser posible con pelo en el pecho. Usted, votante de Vox, debería saber que si tiene un hijo/a gay o transexual, lo que tiene es un hijo/a enfermo (para Rocío Monasterio y otras mentes brillantes)

¿Y un partido que tiene todo este bagaje se permite el lujo de subir al estrado y decir lo que dijo ayer Abascal? ¿Acaso hemos perdido la decencia, el raciocinio o el sentido común? ¿Se imaginan ustedes a Hitler o a Stalin subiendo a un estrado para criticar la falta de respeto a los derechos humanos de los demás? De locos, ¿Verdad?

Pero es que para mí dejó otra joya para la historia: "ustedes, gobierno, son responsables de la muerte de 10 veces más personas que la matanza que cometieron sus "ídolos" en Paracuellos" La pregunta es obvia: ¿A que viene, con lo que está pasando España, hablar de Paracuellos y de ídolos?

 

Lo de Paracuellos, dentro de mi ignorancia más absoluta, fue una matanza injustificable de civiles que no merece sino la crítica más feroz. No puedo entender que hubiese gente que se alegrara de semejante barbaridad.

Todo lo que sale de sus bocas es odio, rencor, ira. Todo es confrontar, pelear, restar, mal poner, criticar. Todo es bulla, pelea, lucha, poca aportación de ideas, cero propuestas.

Si su teoría es cierta, los presidentes de Italia, Francia, Alemania, Reino Unido, Noruega, Rusia, Brasil, Estados Unidos, y hasta más de 180 países, son responsables de las muertes de sus compatriotas.

Son dogmáticos, de libro, incapaces de autocrítica, ni una sola, incapaces de pensar que podrían estar equivocados. No hay nadie que tenga la virtud de hacerlo todo bien, de igual manera que nadie tiene el defecto de hacerlo todo mal.

Piensan en términos absolutos: blanco/negro, bueno/malo, izquierda/derecha. Sumisos ante el poder: acríticos a todo las barbaridades de la corona, e implacables con el débil: "la culpa de que mueran los inmigrantes en el mar es suya, que se queden en su país".

O estás conmigo o estás contra mí, no hay grises, no hay matices, no hay circunstancias: o piensas como yo o estás equivocado.

Tremendamente sensibles a la crítica que les hacen: "sois unos parásitos", no escatiman a la hora de insultar. Piden para ellos el respeto que no dan a los demás; Macarena Olona: "Señor Sánchez, quiso usted pasar a la historia por desenterrar a un hombre y pasará a la historia como Pedro "el sepulturero".

Inciso: no, señora Olona, por desenterrar a un hombre no, por desenterrar al mayor asesino de la historia de España, cuya dictadura duró, una vez terminada la guerra....del 39 al 75.

Nota mental: ¿Escucharon ustedes alguna vez una crítica de un dirigente de Vox al franquismo? Piensen...

Y todo esto, que es pasado, viene a colación porque ayer el ínclito de Abascal citó al Che Guevara en su exposición. Personaje importantísimo en estos momentos de pandemia que estamos atravesando.

Los asesinos, señores de Vox, son asesinos en cualquier tiempo y lugar, no hay asesinos buenos y malos en función de mis ideas, las reglas no son que lo que hacen "los míos" es bueno porque sí y lo que hacen "los otros" es malo porque lo digo yo.

Y si el Che era un asesino, cosa que no entro a juzgar, imaginen ustedes por el número de muertos y por el número de años, lo que fue el generalísimo.

Decidí hace tiempo no entrar en discusiones que nada aportan o en conversaciones que me restan en vez de sumar, creo que hay diez mil cosas más importante que discutir por politica, pero es que lo de ayer fue espectacular.

 Y mi pregunta es: ¿ningún votante de Vox se para un segundo y piensa: hostia, este tío está diciendo barbaridades? ¿Ninguno? Me cuesta creerlo, no creo que la razón se ofusque de tal manera que me valga lo que diga ellíder, ya sea una cosa o su contraria.

Afortunadamente nuestro sistema democrático es fuerte y estable porque miedo me da pensar que podría ocurrir si no fuera así.

Bueno, ánimo a todos y resilencia ante lo que estamos viviendo. Siempre llegan tiempos mejores, siempre. Cuídense.