Una de las cosas "buenas" que tiene la globalización es que puedes estar a miles de kilómetros de, en este caso, España, y no pierdes un ápice de información de lo que ocurre.

Y, claro, es abrir el Facebook, por ejemplo, y ver hervir al personal con el tema de la investidura de Pedro Sánchez.

A ver, con independencia de las ideas de cada uno, para mí, para mí..., existe una cosa que no se debe perder nunca: el respeto.

Y esto vale para cualquier ámbito de la vida, no puedes exigir respeto si a la vez tú no respetas a la gente, o no deberías, claro.

¿En serio que el nivel de respeto está en el ejemplo que han dado sus "señorias" en el Congreso? Si ese es el nivel de los que nos representan, ¿cómo es el nivel de los representados? Penoso. Opino.

¿Cómo pueden decirse cosas en ese tono personas que, se suponen, preparadas? Será que la preparación no tiene por qué ir unida a la educación?

Tantos gestos, tantos ademanes, tantos insultos, tantas amenazas, tantas mentiras. 

Me llamó la atención toda la cosecha gestos de los aseados chicos de la derecha (Arrimadas como Coronel), pero es que estoy seguro de que si invisten a un presidente de derechas hubiéramos visto lo mismo en el otro lado. Lastimoso. Opino.

Y lo peor de todo esto, para mí, amén del ejemplo patético que dan, es que nosotros, los humanos, justificamos una conducta o la alabamos si nos gusta el personaje que la hace y criticamos hasta la saciedad esa misma conducta, ojo, la misma, si la hace alguien que no es de nuestro agrado.

Es como lo del señor del otro día que le da por irse a gritar ¡Viva Espańa! a la sede del PSOE. No voy a entrar en qué se le ha perdido a ese SEÑOR con una bandera por allí..., venga, pasémoslo por alto. 

Media Espańa, a favor de una persona que, se pregunta qué hay de malo en gritar eso en la calle. Bien, contesto: por eso nada; por no hacer caso a la Policía (agentes de la autoridad siempre, no solo cuando nos interesa) cuando le dicen de buena manera que deponga su actitud, comete un delito tipificado en el código penal: delitos contra el orden público. Dependiendo del grado de desobediencia puede según delito menos grave o leve.

Así que, media España está justificando y alabando a un señor, que queramos o no, comete un delito. Dato.

Pero eh aquí la gran pregunta, y contesten con toda la sinceridad que puedan: ¿Y si un señor, hace lo mismo, repito, exactamente lo mismo, clavado, y se va a la sede de Vox en Barcelona y grita ¡Viva Cataluña¡, y aparece la policía y hace lo mismo que antes, repito, lo mismo con este señor, justificaríais o alabaríais esa conducta?

Si la respuesta es no, ¿Qué ocurre? Un mismo hecho es calificado de distinta manera en función de quién lo haga?

Uhm..., peligroso.

Si la respuesta es sí: usted es admirable, una especie en extinción.

 

Así que, por favor, intentemos mantener la calma, la educación, la flema, y si alguien dice o hace algo que no nos gusta, nosotros con mayor nivel de inteligencia contestamos educadamente y de esa manera no me pongo a su altura. Sí, cuesta a veces, pero el nivel de elegancia es brutal.

 

Moderémonos señores/as, o esto va a ser complicado. Respeten.