El mismo amor la misma lluvia

S.J. - UVE


- Me dices, amigo mìo, que ya te habìan hablado de ella cuando la conociste, pero que no esperabas que fuese tan guapa.

Me dices que tardaste poco tiempo en descubrir que era especial: educaciòn, presencia, su risa, su risa...

Me dices que iluminò tu vida cuando no pensabas volver a sentir algo asì.

Y cuando ya formaba parte de tu vida, cuando te lo dio todo, le fallaste.

¿Por què somos los humanos asì?

Me dices que lo que peor llevas es eso: fallar a alguien que quieres.

Amigo mìo, ¿què puedo decirte?

Dices que cargar con el precio de la imbecilidad no es lo peor, porque el imbècil se acostumbra a ello, sino que querer y fallar es lo que de verdad te atormenta.

¡Y me pides consejo a mì! Amigo mìo, no puedo darte consejos sobre el amor, yo no sè amar. Yo te puedo dar consejos sobre el miedo, ahì tengo un màster, como decìa Ricardo Darìn en la pelìcula que da nombre al artìculo.

Me dices que la recuerdas cuando ves una pelìcula de Woody Allen, cuando ves un gorriòn, una jirafa y sus cuernos..., cuando ves el big ben (ajà), cuando el tomate es fruco, cuando ves cachorros de osito y de leoncito, cuando alguien te dice que no "tene ninero", cuando la chimenea es Pier Chimen, cuando te llaman por telèfono y estàs dormido (¿sì dìgame?), cuando ves pelis de princesas, cuando se unen las palabras timbre y alarma, cuando vas al Mercadona o a Primark, cuando ves ancianos andando por la calle, cuando, cuando, cuando...

No, lo siento, no te puedo aconsejar. Solo puedo decirte que no te atormentes, que todos fallamos. Me dices que te quiso de verdad, bien; es legìtimo que la quieras esperar. Espèrala, solo tù sabràs hasta cuando. Si abres la jaula y no regresa dicen que no era para ti.

Desèale lo mejor, ayùdala, seguramente tendrà sus problemas, sè su amigo, quizàs ahora te necesita asì, ayùdala a sentirse mejor aunque para ello tengas que apartarte, y a lo mejor, solo a lo mejor, algùn dìa volverà. Y si no, y si tal como dices es tan extraordinaria, ella se merece lo mejor. Ojalà yo hubiese llegado a conocerla mejor.

Si te quiso de verdad siempre tienes posibilidades. Nadie puede quitarte nunca la esperanza, deja el tiempo pasar.

En el tigre y la nieve Roberto Benigni le pide mil veces a Nicoleta Braschi (Victoria en la pelìcula) que vuelva con èl y mil veces lo rechaza: "solo cuando vea caer la nieve sobre un tigre volverè contigo". Y ¿sabes què ocurre al final...?

Bueno, ¿quièn sabe? Quizàs algùn dìa nieve sobre Sevilla. ¿Por què no?