interno

ANÁLISIS: Pakistán intenta librarse de su enemigo interno

 ¿Qué objetivo tiene la operación en Waziristán del Sur?
–El recrudecimiento de la violencia en el último mes, que dejó la cifra de 150 muertos, llevó a Islamabad a lanzar una ofensiva a gran escala contra los talibán y los milicianos vinculados a al Qaida en el bastión de la tribu de los Mehsud con el objetivo de destruir la fuente de los ataques suicidas en el país.
La operación terrestre, que comenzó el 17 de octubre, es el intento más serio de liquidar a los talibán en la región en comparación con operaciones previas, débiles e incompletas. La estrategia del Ejército es atacar desde el sureste y el suroeste para hacer retroceder a los insurgentes hasta el feudo de los Meshud en Makin-Ladha, donde se librará el combate final. La prioridad de las fuerzas paquistaníes es aislar a los combatientes extranjeros –principalmente uzbecos– para minimizar su liderazgo y después eliminar a los guerrilleros locales que no rindan las armas.

 ¿De qué depende el éxito de esta ofensiva?
–Si el Ejército logra eliminar los bastiones talibanes de Waziristán del Sur, deberá actuar en otras regiones tribales bajo control insurgente. Se calcula que el movimiento Tarik-e-Taliban en Pakistán tiene más de 200.000 combatientes: 40.000 son leales a Hakimula Meshud y 15.000 a Musvi Nazir ( en Waziristán del Sur); otros 36.000 obedecen a Gul Bahadis y 37.000 a Mufti Sadiq (Waziristán del Norte). A ellos se unen un número indeterminado de insurgentes de Fazlullah en el Valle de Swat y otros grupos extremistas que actúan en Baluchistán y el norte del Punjab.

¿Qué coste humano tiene esta guerra?
–El operativo «Camino de Salvación» puede provocar una grave crisis humanitaria. Mientras cerca de 30.000 soldados, apoyados por aviación y carros de combate, luchan contra los talibán, cientos de miles de civiles huyen de Waziristán del Sur a zonas más seguras en la provincia de la frontera noroeste. Hasta la fecha, más de 300.000 desplazados internos se han registrado en Dera Ismail Khan y otras decenas de miles están llegando a la vecina localidad de Tank. La mayoría cuentan con pocos recursos económicos y depende de la ayuda del Gobierno y de ONG.

 ¿La violencia alimenta a la violencia?
–Los insurgentes han respondido a la ofensiva lanzando una ola de atentados con los que han sembrado caos y muerte por todo el país. La inseguridad ha paralizado las instituciones educativas y muchos ciudadanos han dejado de acudir a los lugares públicos por temor a nuevos ataques suicidas.
 

Batasuna abre un proceso de debate interno

Batasuna está tanteando entre sus bases la posibilidad de abrir una etapa "sin ninguna violencia ni injerencia externa" tras evaluar el periodo transcurrido desde el fallido proceso de negociación con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, un periodo analizado desde la "autocrítica" por los problemas de "cohesión interna" de la izquierda abertzale.

Chaves reconoce que la crisis ha "provocado más debate interno"

El vicepresidente tercero, ministro de Política Territorial y presidente del PSOE, Manuel Chaves, reconoció ayer a EL PAÍS que la gravedad de la crisis económica "ha provocado más debate en el PSOE" y que el Gobierno tiene que "hacer un esfuerzo para trasladar a la ciudadanía el contenido de la hoja de ruta frente a la crisis". Con esta declaración salió al paso del clima de preocupación existente en el partido por la gravedad de la crisis económica. Admitió su existencia, así como la necesidad de hacer pedagogía para explicar la acción del Gobierno.
Marruecos salda con un tibio discurso de carácter interno las esperadas críticas a la visita real

Marruecos salda con un tibio discurso de carácter interno las esperadas críticas a la visita real

Como era previsible, la reacción marroquí al anuncio de visita de los Reyes a Ceuta se ha producido en poco menos de 24 horas, y como también era normal teniendo en cuenta la coyuntura actual, el discurso oficial de Rabat no ha sido ni mucho menos beligerante. En una información prácticamente destinada de forma única a consumo interno, el portavoz del Gobierno marroquí, Jalid Naciri, ha declarado que espera que esta decisión no afecte a las relaciones de amistad entre ambos países, según recoge la propia agencia oficial de noticias MAP.