islamofobia
Un filósofo para vacunarnos contra la islamofobia
SANTIAGO ALBA RICO

Un filósofo para vacunarnos contra la islamofobia

Santiago Alba Rico es filósofo, ensayista,escritor, marxista y de izquierdas. En 2015 publicó un libro imprescindible para entender el alcance y las raíces de un problema que amenaza con irse de las manos: la islamofobia. Un manual con el que este fin de semana llega a...

OPINIÓN

Islamofobia: aliada del terrorismo

El último rebrote de violencia contra la comunidad musulmana en Europa evidencia que las mezquitas se han convertido en el principal objetivo del odio. Curiosamente, es aquí donde encontramos una de las grandes victorias de un DAESH que ha logrado usurpar unos símbolos que no le pertenecían para usarlos en su propio beneficio propagandístico. Los múltiples ataques sufridos por los templos de culto islámico se han incrementado, llegando a producir, incluso, víctimas mortales. Víctimas, también del terror, que, no obstante, sólo han recibido unos pocos minutos de atención mediática, sin hablar, por supuesto, de terrorismo en estos casos. Otra gran victoria del terrorismo yihadista: lograr categorizar a las víctimas inocentes, estableciendo diferencias entre ellas, acentuando la frustración y la rabia que nutren el reclutamiento de jóvenes vulnerables.

Nace el Observatorio de la Islamofobia en los medios
IEMed

Nace el Observatorio de la Islamofobia en los medios

Un seminario el 21 de marzo en el Instituto Eurpeo del Mediterraneo (IEMed) con periodistas, académicos y representantes institucionales y de la sociedad civil da el pistoletazo de salida a un proyecto liderado por el IEMed y la Fundación Al Fanar. El...

Pinzadas entre el fundamentalismo y la islamofobia
OPINIÓN

Pinzadas entre el fundamentalismo y la islamofobia

Benjamin Constant, uno de los fundadores del liberalismo democrático francés afirmaba allá en el 1815 que “la intolerancia civil es tan peligrosa, más absurda y, sobre todo, más injusta que la intolerancia religiosa”. La polémica del burkini ha generado otros “debates” que nada tienen que ver con la legitimidad de obligar o prohibir a una mujer a vestirse de una determinada manera, y sí mucho con esos “lugares comunes” tan potencialmente peligrosos: nos invaden, el islam es incompatible con la democracia, la idea de salvajismo, suciedad, mal olor, sumisión, etc. Rezuman odio por todas las rendijas de ese machismo discursivo al que se refiere el sociólogo Diego Gambetta, y que no admite peros. Una opinión tajante, contundente, una verdad absoluta que no permite ni tan siquiera la posibilidad de un diálogo. Se produce una especie de escucha selectiva que acaba desvirtuando el origen del debate, generando nuevas polémicas y que termina por apuntalar definitivamente los tópicos que manejan tanto los medios de comunicación como la sociedad en general. Se produce una censura total, una sordera que imposibilita tender puentes.