mediterranea
Farid Othman-Bentria Ramos

Poemas a la Matria Mediterránea

“Mi nombre es Farid Othman-Bentria Ramos.Nací en Tánger, Marruecos, el 24 de junio de 1979, en el seno de una familia intercultural y con los últimos ecos sociopolíticos del Estatuto Internacional de Tánger marcando el camino de mis primeros pasos”, explica en su biografía,...

El festival 'Sete Sóis Sete Luas' llenará las Murallas de música mediterránea del 5 al 7 de julio

El festival 'Sete Sóis Sete Luas' llenará las Murallas de música mediterránea del 5 al 7 de julio

- La Consejería de Educación involucra a la ciudad en un proyecto instalado ya en una decena de países que va mucho más allá de la música

- Ceuta será la segunda ciudad española que se incorpore a la red internacional del proyecto, apadrinado por los premios Nobel Darío Fo y José Saramago

- Los conciertos de 'Jureduré', Custodio Castelo y Jamal Oussini Ensemble, a las 22.30 horas y con entrada libre

La mitad de la población española se aleja de la dieta mediterránea

El 50 por ciento de la población se aleja cada vez más de la dieta mediterránea, según explicó el presidente de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), Javier Aranceta, durante la presentación del I Salón de la Dieta Mediterránea y Salud que se celebrará del 22 al 25 de octubre en Madrid, bajo el lema «Ven y sabrás lo que es bueno». Así, lo corrobora el estudio realizado por la Fundación Dieta Mediterránea (FDM), que señala que España es el cuarto país de la cuenca mediterránea, por detrás de Albania, Grecia y Turquía, que más se ha alejado en los últimos 40 años de su alimentación tradicional. La cocina mediterránea «ha perdido presencia en las cocinas españolas», por este motivo el objetivo del encuentro es «recuperar la cocina mediterránea, el modelo de dieta tradicional que se está abandonan por parte de grupos importante de población», explicó Aranceta. Así, recordó que la dieta mediterránea tiene numerosos   beneficios sobre la salud, «es la mejor opción y hay evidencias científicas que la señalan como la más saludable».

Por su parte, el catedrático de Medicina Preventiva, el doctor Lluis Serra Majem, afirmó que «recuperar la dieta mediterránea es un tema tan importante como puede ser el cambio climático». A su juicio las repercusiones de la perdida de este tipo de dieta pueden ser catastróficas ya que la alimentación «no es sólo un reflejo de una serie de alimentos que ingerimos y que nos proporcionan nutrientes y salud», sino que mantiene la economía y las tradiciones culturales. «Lo que tenemos en el plato es la tradición de lo que está en el paisaje; si modificamos la lamentación puede tener repercusiones sobre los campos, las tradiciones, la forma de pescar, etc. En la medida en la que se pierde la dieta mediterránea estamos perdiendo identidad y cultura», explicó. En este mismo sentido, el restaurador Abraham García afirmó que «no se valora la comida mediterránea», cuando «es sana, placentera y, aunque sólo sea por la proximidad, barata». Por su parte, el presidente de Academia de Gastronomía de Madrid, Miguel Garrido, explicó que «es necesario mostrar que es complementario el placer de disfrutar de una buena comida con alimentarse de una comida sana». Por otra parte, los convocantes recordaron los numerosos   beneficios que la dieta mediterránea aporta a la salud. Cada vez es más alto el porcentaje de enfermedades y dolencias relacionadas con déficits nutricionales que pueden ser prevenidas gracias una dieta saludable, asimismo es conocido el poder antioxidante de gran parte de los alimentos de la alimentación mediterránea. Más recientemente la revista «Archivos Generales de Psiquiatría Americanos» publicaba que la dieta mediterránea previene de la depresión, según diversos estudios la población que tiene una alta adherencia a la dieta mediterránea tiene un 40 por ciento menos de depresiones que las personas que tiene una base alimentaria diferente. 

I Salón Dieta Mediterránea

El I Salón de la Dieta Mediterránea y Salud, bajo la presidencia de Honor del Rey Don Juan Carlos y auspiciado por el Ministerio de Sanidad y Política Social, pretende por tanto enseñar a los ciudadanos las novedades y bondades de los alimentos que conforman esta dieta, así como «convertirse en un referente a nivel mundial sobre la dieta mediterránea y la promoción de la salud». Así, los asistentes podrán degustar y adquirir los principales alimentos que conforman la dieta mediterránea, al tiempo que disfrutarán de catas de productos, recetas y conferencias de   diferentes expertos. Además, contará con actividades específicas para los niños con el fin de enseñarles la importancia de una alimentación equilibrada y saludable. El doctor Serra Majem explicó que «hasta el momento se ha hecho poco por promocionar la dieta mediterránea», por este motivo se mostró partidario de realizar más iniciativas como este salón que «eduquen a la población a saber cómo consumir estos productos».         

La dieta mediterránea es más cara que la americanizada

Un estudio de la Universidad de Navarra determina que la dieta mediterránea es más saludable que la dieta «americanizada», aunque al   mismo tiempo resulta más cara, según se desprende del análisis de los   costes de los dos patrones dietéticos. Los resultados de la investigación, enmarcada dentro del proyecto   SUN (Seguimiento Universidad de Navarra) y elaborada en el   departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública del centro académico, se acaban de publicar en la edición online de la revista «Journal of Epidemiology and Community Health», según informó la Universidad de Navarra en un comunicado. Los hallazgos se obtuvieron tras la evaluación de los patrones dietéticos de más de 17.000 graduados universitarios en 2008. «Los voluntarios rellenaron un cuestionario semi-cuantitativo de   frecuencia de consumo de alimentos, en el que se incluían 136 alimentos agrupados en 30 categorías, especificándose la cantidad consumida en gramos por día. A partir de esta información calculamos los costes de los alimentos siguiendo los datos oficiales disponibles», explica la investigadora principal, Maira Bes-Rastrollo.     

Los autores recurrieron a un sistema validado de puntuación para identificar si los participantes seguían una dieta mediterránea rica en aceite de oliva, pescado, legumbres, frutas, verduras y   hortalizas, o un patrón denominado «americanizado» con predominio de grasas, azúcar, carne roja, comida rápida, bebidas azucaradas carbonatadas y bollería industrial. «La conclusión fue que una mayor adhesión al patrón mediterráneo se asocia con mayores costes. Y al contrario», subraya la científica. Además, menos gasto en la cesta de la compra se asoció con un mayor consumo de alimentos con densidad energética alta y con el picoteo. La principal autora del estudio, Maira Bes-Rastrollo, recordó que cada vez existe más evidencia científica sobre los beneficios de la dieta mediterránea. «Al mismo tiempo constatamos los efectos adversos de la comida basura, por eso podría compensar subir los impuestos de estos alimentos y subvencionar los saludables, para evitar que el ciudadano descarte una dieta sana por ser más cara», señaló. El proyecto SUN (Seguimiento Universidad de Navarra), supervisado por el doctor Miguel Angel Martínez-González, se puso en marcha en 1999 con el objetivo de evaluar la relación entre dieta, enfermedades y condiciones crónicas como la obesidad. Está basado en las   respuestas de los participantes a cuestionarios remitidos cada dos años y cuenta con más de 20.000 voluntarios.       

Importantes retenciones en las vías principales de acceso a la costa mediterránea

Las carreteras españolas han registrado retenciones durante toda la mañana y gran parte de la tarde del sábado, principalmente en las salidas de las grandes ciudades, como Madrid, Barcelona y Valencia, y en las vías de acceso a las costas del Mediterráneo, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). Los principales problemas se concentraron sobre las diez de la mañana y en las horas en torno al mediodía.