obediencia

Obediencia en el harén

Para acabar con problemas conyugales como el divorcio, la infidelidad, los malos tratos o los peregrinajes de sus maridos a burdeles buscando lo que no encuentran en el hogar, un grupo de mujeres de Malasia propone una solución muy especial: ser una santa en la casa y todo lo contrario en la cama. Con una gran polémica en esta nación del sureste asiático, donde el 60% de sus 28 millones de habitantes profesan el islam, unas 800 mujeres musulmanas integran el «Club de las Esposas Obedientes». Su filosofía es simple: hacer caso al marido en todo momento y, lo que es más importante, mantenerlo sa...