santuario

El PP hace una exhibición de fuerza y revienta el santuario socialista de Dos Hermanas

Objetivo cumplido. Hace poco más de un mes, el PP se propuso, en un momento de debilidad del PSOE por la crisis económica, hacer una demostración de fuerza cargada de símbolos. Y lo ha logrado. El velódromo de Dos Hermanas, santuario socialista, escenario de los grandes mítines de José Luis Rodríguez Zapatero, Alfonso Guerra y Felipe González, se ha llenado hasta los topes con casi 500 autobuses traídos de toda Andalucía e incluso de Madrid, a tenor de las pancartas. Mariano Rajoy y en especial el hombre fuerte del partido, Javier Arenas, logran así una demostración de fuerza con la que quieren empezar a transmitir el mensaje de que el PP es una alternativa a un Gobierno acuciado por los malos datos económicos. Los organizadores hablan de 30.000 personas, algo prácticamente imposible, pero lo cierto es que se quedó gente fuera y se llenó un auditorio en el que, según los socialistas, se pueden meter 20.000 personas.