tropas

La guerra civil de Siria ya amenaza a las tropas españolas en el Líbano

«A las puertas del peor de los escenarios posibles». Este es, según una fuente militar española destacada en la misión de la ONU Unifil, la situación de seguridad que empieza a cuajar en el Líbano por la inestabilidad (ahora guerra civil de «facto») que vive desde hace nueve meses Siria, potencia árabe omnipresente en el «País del Cedro» donde la guerrilla chií de Hizbolá siempre ha contado con el apoyo explícito del régimen de Bashar al-Assad, de dinastía alauí, secta perteneciente al islam chií. Los últimos enfrentamientos entre partidarios y detractores del dictador sirio en dos barrios de ...

Los rebeldes rechazan el despliegue de tropas extranjeras en Libia

De vez en cuando los flamantes ministros libios tienen arrebatos del profundo anticolonialismo arraigado en el país norteafricano. Y aunque durante los seis meses de sublevación contra Muamar el Gadafi no se cansaron de rogar encarecidamente bombardeos más contundentes de la OTAN y más ayuda militar a los rebeldes, y admitieron asesores militares británicos y franceses, bajo ninguna cobertura desean ver soldados de países occidentales en suelo de Libia. Ni occidentales ni de ninguna latitud. El líder de los rebeldes Mustafá Abdel Yalil, presidente del Consejo Nacional de Transición (CNT), declaraba taxativo su rechazo a la presencia de uniformados foráneos, ni siquiera como observadores, tal como planteaba Naciones Unidas. La sombra del desastre ocurrido en Irak, donde se desató el caos tras el vacío de poder, planea sobre Libia.

Tropas sirias asaltan con tanques y excavadoras la ciudad de Deir Al Zor

El Ejército sirio ha entrado este domingo con tropas de tierra, tanques y excavadoras en la ciudad de Deir Al Zor, la ciudad más grande del noreste del país, para atajar las protestas contra el régimen del presidente Bashar el Asad, según han informaron activistas de oposición a la cadena CNN, horas después de que el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, exhortara al presidente sirio a que pusiera fin a la represión militar en el país.

Ofensiva de las tropas de Gadafi en el oeste de Libia

Con el frente este estancado en torno a Ajdabiya, el dictador libio, Muamar el Gadafi, parece haber puesto su mirada en las localidades del oeste en poder de los rebeldes. Según la cadena de televisión catarí Al Yazira y el diario Le Monde, más de un centenar de personas han muerto en los últimos dos días en la zona de Yebel Nafusa, al suroeste de Trípoli, cerca de la frontera con Túnez, sobre todo en las localidades de Yefren y Nalut. Mientras, en Misrata, asediada por las tropas de Gadafi desde hace siete semanas, 15 personas murieron el lunes en los combates entre rebeldes y las tropas del dictador. Según los rebeldes, la guerra ha costado ya la vida a 10.000 personas y ha causado heridas a 50.000.

Francia plantea que la OTAN mande tropas terrestres a Libia

Se cumple un mes desde que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó la resolución que autoriza el uso de la fuerza en Libia para proteger a los civiles. Intervención que por ahora se ha limitado a ataques aéreos a instalaciones estratégicas para el régimen de Gadafi, ha pesar de las reclamaciones de los opositores reclaman de la OTAN un mayor apoyo. Pero esto ahora podría cambiar. El diputado y presidente de la Comisión de Exteriores de la Asamblea Nacional de Francia, Axel Poniatowski, pidió ayer que la Alianza envíe tropas terrestres a Libia para evitar "un hundimiento inútil" de la intervención.

Los bombardeos no detienen a las tropas de Gadafi

Los insurrectos libios aseguran que controlan el puerto de Misrata, pero los tanques de Muamar el Gadafi dominan el centro de la ciudad. Un general británico anunciaba el miércoles la destrucción total de la aviación libia, mientras el mando francés confirmaba ayer que sus pilotos han destruido un aparato que aterrizó en un aeródromo de esa urbe tras haber violado, por primera vez, la zona de exclusión aérea. Los uniformados de Gadafi se dicen fuertes en Ajdabiya, a centenar y medio de kilómetros de Bengasi, y los insurgentes replican que muchos de sus enemigos negocian la rendición en esta población de 100.000 habitantes, la mayoría de ellos huidos. Rumores, propaganda e informaciones poco veraces inundan el panorama bélico. Pero se puede asegurar que los uniformados leales al autócrata asedian y atacan urbes en el oeste, centro y oriente del país, que los misiles de la alianza internacional golpean bases militares y aéreas alcanzando ya remotos objetivos en el desierto. Y que, aunque la guerra está empantanada, las tropas del dictador están sufriendo golpes demoledores.

El miedo crece en Bengasi ante el avance de las tropas de Gadafi

Ramadán Budarraa, de 28 años, quemó adrenalina suficiente bajo las bombas la semana pasada como para decidir dar un vuelco a su vida. «Voy a alistarme como voluntario. Me voy al frente con los rebeldes», le dijo decidido a este enviado especial, que desde ese momento se quedó sin intérprete. Pero estrenarse en primera línea de combate, correr y tirarse al suelo para tratar de ponerse a salvo no fue lo que le llevó a tomar la decisión. Lo hizo porque pudo comprobar que para los insurgentes resulta imposible mantener las posiciones ganadas a las tropas de Muamar Gadafi en días pasados. Quiere po...