usted

«Le enumeraré los cargos contra usted y las penas que se le podrían imponer»

El lunes por la mañana la habitación de Dzhojar Tsarnáev en el Hospital Beth Israel Deaconess de Boston se convirtió en un juzgado improvisado. Hasta allí se acercaron la jueza federal de EE.UU., Marianne Bowler, un fiscal federal, quien se encargará de representar a la acusación, el gobierno de EE.UU., en su caso contra Tsarnaev; y el abogado defensor de Tsarnaev. El Tribunal: Le voy a preguntar al doctor si el paciente está alerta. Puede despertarlo Dr. Odom: ¿Cómo te encuentras? ¿Puedes responder unas preguntas? El acusado (Dzhokhar Tsarnaev): (El acusado asiente afirmativamente) - Comie...

Pues yo no tengo duda alguna sobre la Roja, ¿y usted?

Claro que eso no le importa a nadie. Mis seguridades o inseguridades respecto a este grupo de jugadores que conforman la Roja son algo irrelevante. Pero por si alguien se quiere relajar, sencillamente que haga de Del Bosque un rato. Que coja papel y lápiz y que elabore su once con este grupo de 23 -ya no es hora de llorar ni añorar a los ausentes- y verá cómo, si le pone delante otro once cualquiera de entre las selecciones clasificadas, se le quitan las dudas. Leer


¿Realista o hipócrita? Usted elige
Opinión

¿Realista o hipócrita? Usted elige

-  Después de varios días de tempestad de ánimos y opiniones en los que hemos escuchado de todo en relación tanto a los gravísimos incidentes del Príncipe como al fatal asesinato de la joven estudiante de enfermería en nuestra ciudad, parece que comienza a vislumbrarse algo de calma social.

Entra usted en el Londres oriental

Un paseo por barrios céntricos como Belgravia, Chelsea, Mayfair o Marylebone revelan enseguida el evangelio capitalino británico: Londres no es ciudad para pobres. El «viejo dinero» inglés y las grandes fortunas griegas y del Golfo Pérsico se abrazan en esta ciudad al de los «nuevos ricos» de Rusia, África y los tigres asiáticos para generar la mayor plaza financiera del mundo. En el centro de Londres hay zonas sin metro porque sus residentes circulan con chófer en Jaguar o Rolls Royce, mientras sus fortunas agitan los mercados desde la «City», o zona financiera. Pero justo al norte del pulmón...

«Devuelva usted el casco»

Será muy difícil encontrar botellines abandonados, en vertederos o por la calle, si se adopta el modelo de depósito de Alemania, ya que a las personas que los devuelvan se les abonará 25 céntimos. La nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados, que ya ha recibido el visto bueno del Senado y será publicada en breve, abre la puerta a este sistema para el reciclaje de envases, que recuerda el antiguo «devuelva usted el casco» que se empleaba en España hace años. Los ecologistas están encantados, pero las empresas encargadas de la gestión de residuos han puesto el grito en el cielo y tachan esta n...

Usted puede ser el mejor postor

Ático de 150 metros cuadrados con terraza de 30 metros en la calle de Alberto Aguilera, de Madrid. Su precio de salida en la puja celebrada hace siete meses fue de 720.000 euros. Jesús Álvarez se la llevó por 390.000 euros. La rebaja alcanzó casi el 50%. Es la primera vez que este abogado de 35 años compra a través de una subasta judicial.

Y usted, ¿cómo prefiere las uvas?

“La probamos hace unos tres años, pero no nos gustó nada. El sabor es demasiado tierno, muy poco natural”. Fue la primera y, por el momento, única vez que en casa de Angelina Acosta se optó por tomar ‘las 12 uvas de la suerte’... ¡en lata!. Ni la comodidad que supone no encontrar pepitas en su interior, ni tener que quitar el pellejo minutos antes de que el reloj marque la media noche le convencen.

Si usted tiene cáncer y gripe A, váyase de Florida

Hasta ahora, una de las claves de la oposición a la reforma sanitaria en EEUU era que, si se llevaba a cabo, iba a 'racionar' la sanidad. Un poco al estilo de la Unión Soviética. Es un argumento falaz, en primer lugar porque en todas partes se raciona la sanidad. Es más: todo se raciona. La Economía es la ciencia que estudia como satisfacer necesidades ilimitadas con recursos limitados. Se puede racionar dejándolo al Estado. O se puede racionar dejándolo al mercado. EEUU no raciona de ninguna de las dos formas, sino dejándolo a un oligopolio de proveedores de servicios médicos, lo que es un atentado contra la libertad económica.  Leer

No puedo casarles: usted es negro y su novia... blanca

Si los padres del presidente de Estados Unidos, Barack Obama Senior y Ann Dunham, le hubiesen pedido a Keith Bardwell que se les casara en 1961 cuando crontajeron matrimonio, este juez de paz de Louisiana les habría dicho que no. Esto es lo que le ha ocurrido a Beth Humphrey, de 30 años, y Terence McKay, de 32, hace pocos días en el estado de Louisiana. Ella es blanca y él, negro, como los progenitores del líder estadounidense.

El pasado 6 de octubre Beth Humphrey intentó ponerse en contacto con este juez para empezar a tramitar la documentación para su boda, pero la mujer del juez de paz le dijo que su marido no oficia ceremonias entre parejas que no sean de la misma raza.

¿Es esto un caso de racismo? En opinión del juez, es todo lo contario. “No soy racista. Simplemente no creo en mezclar las razas de esa manera. Tengo montañas y montañas de amigos negros. Vienen a mi casa, les caso y les dejo utilizar mi baño. Les trato simplemente como a cualquier otra persona”, indicó Bardwell.

Dicho juez justificó su decisión con que este tipo de parejas no duran. Asimismo, argumentó que después de discutir el asunto con blancos y negros, se ha dado cuenta de que la sociedad no acoge a los hijos de estas relaciones. “Hay un problema con ambos grupos cuando tienen que aceptar a un niño de un matrimonio de este tipo. Creo que esos pequeños sufren y no voy a ayudar a hacerles pasar por ese mal trago”, explicó el juez.

Pero, su negativa no ha impedido que Beth Humphrey y Terence McKay hayan podido casarse, a los que les ha oficiado la ceremonia un juez de paz afroamericano. “Estamos deseando tener hijos. Todos nuestros amigos y compañeros de trabajo nos apoyan. Sin contar con este suceso, somos tan felices como el resto de los recién casados”, indicó la joven. La abogado de la Unión de Derechos Civiles de Louisiana Katie Schwartzmann admitió que “es impresionante y decepcionante que este tipo de cosas ocurran en 2009. La Corte Suprema estableció en 1963 que el gobierno no puede decir a la gente con quién pueden casarse”, destacó. La organización a la que pertenece esta letrada ha enviado una carta al Comité Judicial de Louisiana, encargado de supervisar las prácticas de los jueces de paz del estado, en la que solicita que se investigue a este juez y se pide que se le apliquen las sanciones más severas posibles.

Yo ya he firmado ¿y usted?
Opinión

Yo ya he firmado ¿y usted?

Tras la vorágine futbolística en la que todos hemos vivido los últimos días, toca ahora guardar el triunfo de La Roja en el baúl de los mejores recuerdos colectivos. Talado el árbol de la Eurocopa, el panorama del bosque no es desolador, pero tampoco tranquiliza mucho.