zapatos

Futbolista con zapatos nuevos

Diego Costa estrenó el domingo sus nuevas armas. El delantero hispano-brasileño jugó, por primera vez, calzando unas Adidas, marca que ha ganado la batalla por vestir al '19' rojiblanco a otras dos grandes potencias como Nike y Puma. Leer






EAPN ofrece a los ceutíes la posibilidad de "ponerse en los zapatos" de inmigrantes y refugiados

EAPN ofrece a los ceutíes la posibilidad de "ponerse en los zapatos" de inmigrantes y refugiados

- La Red Europea de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social en la ciudad autónoma programa una tarde de descubrimiento y concienciación sobre su realidad este jueves en el Salón de actos de la Obra Social de Bankia

- La directora-fotógrafa alemana Melanie Gärtner proyectará su documental 'La Tierra en Medio', grabado en Ceuta en 2010, y después participará en un taller-video fórum

Zapatos por el suelo

Será porque acabo de volver a leer las biografías de Sister Parish y de Dorothy Draper, pero esta semana sólo pienso en decoración. La gran Concha Velasco va a sustituir a Carmen Sevilla en «Cine de barrio» a partir de enero y ha dicho que poco va a cambiar. Por Dios, que cambien el diseño de interiores. Yo soy muy fan de «Cine de barrio». Me parece el mejor programa de TVE. En serio. Aunque sólo fuera por la parte documental merecería la pena, pero es que además disfruto con Paco Martínez Soria o con la pareja formada por Concha Velasco y Manolo Escobar (o Tony Leblanc) tanto como con William...

Seres superiores y zapatos de loco

Hay otro ser superior pero imputado. Puede que este año sea el primero en que María Antònia Munar no ha ido a recibir al Rey al aeropuerto. Puede que no se deje ver mucho, si acaso para ir a declarar al juzgado y negar haber recibido comisiones. Pero eso no quiere decir que se esconda. El sábado cenó en un restaurante de Calvià al borde del mar. Si a la declaración del 30 de julio había ido con un vestido rojo, el sábado se puso uno negro. Monísima las dos veces. La imputación le sienta muy bien. Imputación por fraude, tráfico de influencias e información privilegiada. La diferencia que hay ...

Colombia rechaza la mediación de España: «Zapatero, a tus zapatos»

Los amigos de mis enemigos no son mis amigos. Algo así debía estar pensando el ministro de Defensa colombiano, Gabriel Silva, cuando ayer rechazó, de la forma menos diplomática posible, el insistente ofrecimiento del Gobierno de España para mediar en la crisis que protagonizan Colombia y Venezuela. «Zapatero, a tus zapatos», espetó el ministro cuando fue preguntado por una periodista de la emisora colombiana Caracol Radio sobre el ofrecimiento del presidente del Ejecutivo español. La entrevista se desarrolló de la siguiente manera. Una periodista preguntó: «Ministro, ¿Colombia estaría conside...

Un tribunal iraquí ordena la liberación del periodista que lanzó sus zapatos a Bush

Un tribunal iraquí ha ordenado hoy la puesta en libertad del periodista que en diciembre de 2008 llamó "perro" y tiró los zapatos al ex presidente de Estados Unidos George W. Bush. La familia del periodista, Muntazer al Zaidi, esperaba reunirse con él hoy mismo. Un hermano estuvo esperando cinco horas en la cárcel de Bagdad donde Al Zaidi ha permanecido nueve meses bajo custodia, antes de que le comunicaran que no saldrá hasta mañana, según dijo a la prensa.

Zapatero a tus zapatos

Admiraba al director manchego desde sus comienzos por aquellas atrevidas y voluntariosas películas realizadas con muchas ganas, ilusión, tenacidad y escasísimo presupuesto. En los años 80 se presentaba en el Festival de Cine de San Sebastián con toda su «troupe» en plan provocador; era una forma como otra cualquiera de llamar la atención. Después de aquellos esforzados años, Pedro Almodóvar ha sido internacionalmente reconocido y ha recibido numerosos premios a su buen quehacer profesional. Ser un buen realizador cinematográfico significa eso y nada más, por lo que ser distinguido como tal no faculta al especialista para ser una autoridad en política, religión o moral y buenas costumbres, que es lo que pretende hacer el cineasta cuando sienta cátedra sobre estos asuntos que, aunque el no lo sepa, los trata con la misma profundidad y conocimiento que suelen tener las discusiones en la barra de un bar. Muchos españoles desean ver las películas de Almodóvar, pero no tienen por qué escuchar sus nada elaboradas opiniones, plagadas de tópicos y lugares comunes en contra de la derecha o la Iglesia. Curiosamente no habla mal de los etarras, el islam o los empresarios explotadores a quienes los «izquierdosos» como Almodóvar ubican junto a la derecha reaccionaria y antidemocrática. Quizás se deba a que él mismo se ha convertido en un potente empresario, aunque desconozco si pertenece o no al sector explotador. El director manchego adora el costumbrismo y el refranero español, por lo que podría aplicarse aquello de «Zapatero a tus zapatos» y dejar el resto para quien «natura da et Salamanca presta». No está muy lejos en el tiempo aquel exabrupto en el que aseveró que Aznar pretendía dar un «golpe de Estado» cuando alguien barajó la posibilidad de retrasar las elecciones de marzo de 2004 ante la convulsión social generada tras el atentado del 11-M. No pudo estar más desafortunado y, de hecho, se abrió un debate entre politólogos con opiniones enfrentadas; pero ni unas ni otras serán nunca sinónimo de golpe de Estado. Ahora, el objeto de sus críticas ha sido de nuevo la Iglesia católica y, concretamente, el Papa Benedicto XVI. Almodóvar tiene todo el derecho del mundo a ser anticlerical, gay o lo que le dé la gana, mientras no traspase los límites de la Ley, difame, injurie o atente contra la libertad de los demás. Él siempre ha pedido respeto y tolerancia para quienes han elegido su opción sexual, política o religiosa, por lo que habrá de comportarse de la misma manera con las personas que no piensan como él u opinan radicalmente lo contrario. Descalificar al Papa porque no acepta a las familias formadas entre travestis o transexuales y calificar esta postura de locura por «no reconocer de que modo viven millones de personas» demuestra una ignorancia supina sobre la doctrina de la Iglesia católica y una afrenta a los creyentes. Una de sus cintas, «La mala educación», trata los abusos a menores cometidos por sacerdotes en los colegios franquistas. Pese a tanta insistencia asegura que la Iglesia -para él no debe existir otra- no es un fantasma del que se tenga que defender; pues cualquier psicólogo no demasiado avezado llegaría a la conclusión contraria.

'Zapatero a tus zapatos'

No les impresionó la oferta del Presidente Rodríguez Zapatero para mediar en el conflicto entre Colombia y Venezuela. El ministro de Defensa colombiano, Gabriel Silva, despachó al mandatario español con una frase manida: "Zapatero a tus zapatos".  Leer