Los adjudicatarios de Loma Colmenar denuncian el silencio que rodea el futuro de sus casas


Los adjudicatarios de Loma Colmenar denuncian el silencio que rodea el futuro de sus casas

- Emvicesa, Gobierno e incluso la oposición les cierran puertas y nadie les da información, ni tan siquiera una fecha aproximada para que puedan entrar a vivir

- No entienden la lentitud del proceso ni el oscurantismo con el que tratan las fases de la adjudicación

- No saben aún qué casa les ha tocado, ni cuantas habitaciones ni cuál su orden de prioridad

A los adjudicatarios provisionales de las 317 viviendas de protección oficial de Loma Colmenar se les agota la paciencia. La polémica que ha rodeado la promoción, bajo investigación judicial, objeto de denuncias políticas y rumores no hace sino acrecentar sus miedos y su impaciencia. No saben cuándo podrán entrar a vivir, nadie les ha dado una fecha, ni siquiera aproximada. Y el silencio de Emvicesa, del Gobierno, incluso de la oposición, no hace sino confirmar sus miedos. Medio centenar de ellos ha empezado a coordinarse en las redes sociales para mantenerse informados y apoyarse unos en otros y ha elegido un portavoz que prefiere no dar su nombre aún para no buscarse problemas añadidos.

“Nos dijeron que iban a darnos la casa en abril y ahora otra vez veinte días para recurrir y después otro tanto y vuelta empezar con la Comisión de Vivienda”, lamenta recordando que la Empresa Municipal de la Vivienda (Emvicesa) publicaba este viernes el listado de los excluidos de la lista de espera provisional del cupo general de la promoción de 317 pisos de Loma Colmenar, que por delante veinte días para recurrir a los que seguirá un mes para que presenten recurso de alzada. E intuyen que va para largo, lo que es seguro que nunca antes de septiembre. Y aún faltan 30 viviendas por adjudicar con lo que los plazos pueden eternizarse entre trámites y recursos.

“Se supone que para entrar en el sorteo tienes que cumplir una serie de condiciones, y ahora resulta que esos treinta que han quitado hay gente que ya tienen una VPO, gente con propiedades a su nombre… Pero si te has tirado dos meses en comprobaciones para hacer el sorteo, cómo puede ser que ahora a los dos meses te des cuenta de que esa persona tiene una propiedad en la ciudad”, va recordando cada vez más indignado este portavoz de los afectados.

“Y todo esto lo sabemos por la prensa”, apunta el portavoz de este grupo de afectados. “Nos han dicho usted ya está dentro, es adjudicatario, no se preocupe dele tiempo, pero no te dicen la vivienda, ni el número de habitaciones que te adjudican, ni en qué puesto estás, ni con la prioridad con la que te la van a dar, no te dicen nada”. Ya ni siquiera encuentran la complicidad de los funcionarios de Emvicesa: “les han dado un tirón de orejas”, asegura. “Sólo en la prensa, ni en la página oficial ponen nada”. “El otro día fuimos a Emvicesa y directamente nos dijeron que no nos atendían”.

Y gracias a los medios de comunicación, a lo que les cuentan unos y otros y a su propio ingenio, más o menos intuyen cómo puede ser su casa. Han logrado dar con los planos rastreando por Internet: “Uno de los arquitectos de la obra hizo el proyecto y lo colgó en su web y allí lo hemos localizado, son los cuatro modelos de casa, no sabemos cuál es la nuestra pero al menos nos hacemos una idea de cómo son las viviendas, y ya es algo, porque el Ayuntamiento no te da nada”. “Néstor (García, consejero de Fomento) sí nos ha atendido, de pie y sentado, eso no se puede negar”, admiten, “algo que no han hecho ni Caballas, ni Podemos ni Fatima ni el otro, ni Ciudadanos”.

“Yo soy uno más de la calle, un padre desempleado que paga 700 euros de alquiler y como yo hay mucha gente que tiene que pagar una casa y le piden seis meses, a mí también me ha pasado, y voy a tener que perder la fianza”, dice este padre de familia a quien el alquiler le devora el único sueldo que entra en casa, “y hay gente del 54 a los que van a desalojar”. Por eso, para tratar de hacer fuerza o, al menos, hacerse oír, han comenzado a unirse a través de Facebook, pero no es fácil. Gente de diverso origen, sin más vínculo que haber compartido bombo en un sorteo de VPO, muchos de ellos con bajos ingresos y sin acceso a Internet o una insuficiente formación que le impide desenvolverse en el laberinto burocrático de la Administración y sus plazos.

Problemas con “los de la Lista Fantasma”

Pero la red tiene también un lado oscuro, no sólo los comentarios, infundios y rumores que se propagan en webs y redes sociales. Igual que hay un grupo de adjudicatarios, hay también otro de la “Lista Fantasma”. Y los intercambios de opiniones han pasado del terreno virtual a la realidad. “Estamos teniendo bastantes pegas con gente de la lista fantasma, yo mismo he tenido un par de encontronazos verbales con alguno”, recuerda, “sacan la lista, se meten en las redes sociales y, te buscan porque tu cuelgas fotos con tu gente, donde vives y a mí ya me han cogido un par de veces por la calle”, afirma detallando un par de encontronazos verbales.

“Y ahora ponen seguridad privada para vigilar la propiedad, pero solo hasta agosto, pero porque la Policía vuelve a recuperar el servicio”, señala recordando que la promesa era resolver la adjudicación antes de las Elecciones Generales del 20D, “luego que sería antes de las de junio, ahora es que en agosto no se trabaja y tal y ahora pasamos a septiembre”, enumera.

Los adjudicatarios de Loma Colmenar denuncian el silencio que rodea el futuro de sus casas