OBRAS

Un aparcamiento para tapar el agujero negro de Emvicesa en las Torres del Hacho

Un aparcamiento para tapar el agujero negro de Emvicesa en las Torres del Hacho
Solar abandonado entre las Torres del Hacho
Solar abandonado entre las Torres del Hacho  

La Ciudad ha adjudicado las obras de ejecución de los aparcamientos en Torres del Hacho por alrededor de 200.000 euros. Unas obras, con un plazo de ejecución de 36 días, que podrían ser perfectamente anodinas, una infraestructura más de servicio los vecinos. Pero no es el caso. Este aparcamiento, además de para estacionar vehículos del vecindario servirá también para tapar un enorme agujero negro, el que dejó Emvicesa en las faldas del Monte Hacho.

Una promoción que iba a tener 127 casas y otros tantos garajes, con una inversión de 10 millones de euros, pero que acabó costando 12,5 para solo 86 VPO y unos cuarenta aparcamientos perdidos, sin olvidar las muchas viviendas realquiladas o adjudicadas irregularmente y dejando un solar de más de mil metros cuadrados en medio de la promoción, quizá para recordar permanentemente el despropósito. Un agujero negro que provocó una tormenta política que tuvo en su epicentro al entonces consejero Francisco Márquez, y al hoy encausado Antonio López, gerente de Emvicesa, en el que debería haberse levantado la cuarta torre de la promoción, con 41 viviendas de promoción pública pero que nunca se hizo, pese a que se incrementaron los costes en 1,8 millones por el camino. A pesar de que el entonces responsable de Vivienda, Francisco Márquez, se comprometió en 2011 con el Tribunal de Cuentas a edificar las viviendas sin que le costara un solo euro más a las arcas municipales. Hasta hoy.

Un agujero negro que durmió el sueño de los olvidados durante un lustro, mientras los vecinos de las Torres del Hacho reclamaban las muchas deficiencias que encontraban en sus viviendas y el solar acumulaba maleza y basura. Y es que, al sobreprecio y ausencias del proyecto, había que sumar la pésima calidad de la construcción y los materiales utilizados. Tuvo que ser Ciudadanos y su único diputado, Javier Vargas, quien retomara la polémica en 2018, exigiendo al Gobierno de Vivas que, al menos, diera provisionalmente un uso dotacional a la parcela disponible de la promoción de las Torres del Monte Hacho, convertida por entonces en un vertedero.

Dos años después, recurriendo a la bolsa de trabajo pactada por la Ciudad con el Colegio de Arquitectos para aliviar la falta de empleo en el sector, se adjudica la construcción de un aparcamiento de alrededor de 1.000 metros cuadrados para solucionar la falta de estacionamiento en la barriada —aunque a unos pocos metros se habilitó recientemente otro parking para atender las necesidades del campus universitario en Pozo Rayo.

La obra contará con mobiliario urbano, bancos, farolas y arbolado para completar las instalaciones que servirán para tapar el solar abandonado y que sirve de recordatorio del caos de la gestión de Emvicesa, que alcanzó en este solar su, creíamos, máxima expresión. Una historia que pudo seguir, noticia a noticia, en Ceuta al Día.

Un aparcamiento para tapar el agujero negro de Emvicesa en las Torres del Hacho