EN MANOS DEL MINISTERIO

Un ascensor excluyente para "promover la accesibilidad" a la playa de La Ribera

Un ascensor excluyente para "promover la accesibilidad" a la playa de La Ribera
Imagen del hueco en el que la Ciudad pretende poner un "ascensor panorámico" que no sería accesible.
Imagen del hueco en el que la Ciudad pretende poner un "ascensor panorámico" que no sería accesible.

El Gobierno de la Ciudad puso en funcionamiento a finales de agosto el nuevo ascensor panorámico de El Chorrillo y en septiembre formalizó el contrato para sustituir el que permite bajar a la playa de La Ribera desde la parte trasera del Mercado Central por otro de estructura acristalada. La tercera pata de su apuesta por los elevadores para facilitar el acceso a los arenales del centro pasa por invertir alrededor de 100.000 euros en habilitar otro en el exiguo hueco de la escalera construida en 2006 en la parte central de calle Independencia, enfrente de la intersección con O'Donnell.

El pasado mes de abril, el Ejecutivo local tramitó una solicitud de concesión de ocupación del dominio público marítimo terrestre a tal efecto a la que el Ministerio competente prevé dar respuesta, si se cumplen los plazos que maneja la Delegación, que ya le ha remitido el expediente, "en febrero".

A veces se hacen cosas perfectamente inútiles, al menos completamente incoherentes con el propósito para el que se conciben. En este caso, la iniciativa parte de la motivación, según el proyecto, a cuyo contenido ha tenido acceso Ceutaldia.com, de "mejorar la accesibilidad a la playa de La Ribera" con "un ascensor panorámico" (!), pero la propia ingeniera autora del mismo avisa de que “las características de la estructura existente y su cimentación superficial limitan las dimensiones del elevador que se puede instalar”.

Para que la iniciativa prospere no solo sería necesario “realizar un foso reducido” sino que “quedan limitadas también las dimensiones del hueco de paso, por lo que no se cumple la accesibilidad para minusválidos en el tamaño de la puerta del ascensor”. La técnico ha argumentado que ello “queda solventado al estar proyectado otro ascensor de mayores dimensiones en la misma playa”, pero no todas las partes opinan lo mismo.

No es la única que recela de su propia propuesta. El jefe del Servicio de Costas de Ceuta, José Castro, ha recabado sendos informes del Consejo Nacional de la Discapacidad (entre cuyas funciones está "promover los principios y líneas básicas de política integral para las personas con discapacidad en el ámbito de la Administración General del Estado incorporando el principio de transversalidad) y del IMSERSO, que tampoco lo ven nada claro.

El informe evacuado por el IMSERSO considera que “no puede condicionarse el cumplimiento de accesibilidad con la instalación futura de otro ascensor” y remarca que la idea planteada ni siquiera "contempla las características técnicas, mecánicas y dimensionales", por lo que "no puede evaluarse si reúne las condiciones básicas". El Consejo Nacional de la Discapacidad ve necesario “valorar otra propuesta” y garantizar "una utilización no discriminatoria" de la infraestructura en un espacio público en playa urbana.

Un ascensor excluyente para "promover la accesibilidad" a la playa de La Ribera