MENORES

Se cumple un año del inicio de las devoluciones de menores a Marruecos

Se cumple un año del inicio de las devoluciones de menores a Marruecos
Un grupo de menores, en Piniers 5
Un grupo de menores, en Piniers 5
Los traslados fueron paralizados por la Justicia pocos días después de iniciarse

Tal día como hoy, hace un año, el Gobierno central inició los procedimientos de devolución de los menores marroquíes que arribaron a Ceuta de forma irregular en el mes de mayo del mismo 2021. Los centros de acogida de la ciudad registraron, entonces, cifras de ocupación nunca vistas hasta la fecha. El colapso fue tal que el Ejecutivo hubo de ubicar a muchos jóvenes en las naves de El Tarajal y, posteriormente, en los espacios de Piniers habilitados al efecto.

Precisamente, las devoluciones perseguían poner fin a una situación que se tornaba completamente insostenible y que, por momentos, puso a prueba la capacidad operativa de la Ciudad. Sin embargo, el entusiasmo no tardó en dar paso a la impotencia: la Justicia «tumbó», pocos días después de iniciarse los retornos, el acuerdo suscrito entre España y el régimen alauí. De pronto, el proceso quedó completamente paralizado ante la sorpresa y el asombro de muchos.

Y es que, como era de esperar, la decisión cayó como un jarro de agua fría sobre determinados sectores de la ciudadanía; más aún, por supuesto, sobre buena parte del pueblo ceutí, que fue testigo de cómo estos menores se quedaban en la ciudad por problemas burocráticos. La situación dio lugar a una reunión oficial entre Juan Vivas y el propio Pedro Sánchez, un encuentro que, sin embargo, no pudo ser más infructuoso de cara a la materialización de posibles soluciones.

Los hechos acabaron «salpicando», tiempo después, a la vicepresidenta del Ejecutivo de la Ciudad, Mabel Deu, y a la Delegada del Gobierno en Ceuta, Salvadora Mateos, a quienes, en la actualidad, la Justicia investiga por presuntos delitos de prevaricación.

Recientemente, el Gobierno central y las comunidades autónomas afectadas -Ceuta, Melilla y Canarias- acordaron trasladar menores a la península cada vez que los centros de las mencionadas regiones rozaran el «lleno». Así las cosas, el primer traslado tuvo lugar el pasado 27 de julio, cuando alrededor de cuatrocientos jóvenes fueron movidos a otros puntos de España.

Aunque pueda parecer un simple «parche», lo cierto es que, por el momento, el remedio parece estar siendo efectivo hasta el punto de que, en la actualidad, «solo» alrededor de trescientos menores permanecen en nuestra ciudad, según fuentes institucionales, cifra que, previsiblemente, no debería fluctuar en exceso (no, al menos, mientras el acuerdo siga en vigor).

Se cumple un año del inicio de las devoluciones de menores a Marruecos