La Ciudad y el Ministerio de Fomento "ultiman" los detalles técnicos para la aprobación del PGOU

La Ciudad y el Ministerio de Fomento "ultiman" los detalles técnicos para la aprobación del PGOU
Doncel también ha asistido a la cita.

- Guillermo Martínez se reúne en Madrid con la subdirectora general de Urbanismo, y constata el "alto grado de consenso" existente en torno a la clasificación del suelo, "uno de los aspectos vitales"

- El consejero manifiesta la intención del Gobierno de solicitar una "normativa específica" para Ceuta


El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Guillermo Martínez, se ha reunido este jueves en Madrid con la subdirectora general de Urbanismo del Ministerio de Fomento, Ángela de la Cruz, para "ultimar" los detalles técnicos necesarios para que el Gobierno pueda someter el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) a la aprobación del Pleno de la Asamblea, previsiblemente en enero o febrero. En la reunión, tanto Martínez como De la Cruz han estado acompañados por técnicos, además, en el caso del consejero, por el director de la Gerencia de Infraestructura y Urbanismo de Ceuta (GIUCE), Juan Manuel Doncel.

En la reunión, según ha explicado el titular de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, se ha constando “el alto grado consenso” existente entre ambas partes respecto a la clasificación del suelo, sin duda uno de los elementos claves para la aprobación del PGOU, que el Gobierno de la Ciudad quiere que pase por el Pleno de la Asamblea a principios de 2012. De este modo, se comparten los criterios fijados para definir el urbanismo de las distintas zonas de la ciudad; un requisito imprescindible teniendo en cuenta que es el Ministerio quien debe dar el visto bueno definitivo al nuevo planeamiento para su entrada en vigor.

No obstante, uno de los planteamientos de base de la revisión y adaptación del Plan radica en que éste "no se centra solo en la decisión de los futuros crecimientos de la ciudad, sino también en cómo mejorar la existente, cómo definir operaciones de reordenación en los distintos ámbitos de la trama urbana, cómo integrar el medio natural y, finalmente, cómo integrar el territorio".

El PGOU planteado, además, pretende "potenciar la rehabilitación urbana y el parque edificado; ordenar áreas degradadas (mediante unidades especificas donde se necesita una ordenación pormenorizada incluso de regulación); y, todo esto, priorizando la transformación de la ciudad para mejorarla a través de la integración de zonas de suelo urbano y urbanizable", según el Ejecutivo local.

Desarrollo legislativo

En la reunión, el consejero de Fomento y Medio Ambiente ha manifestado a la subdirectora general la intención de trabajar conjuntamente en la elaboración de una normativa específica para la gestión del suelo en Ceuta y Melilla, aunque manteniendo la tutela en manos del Ministerio.

“Al haberse transferido la competencia a las Comunidades Autónomas, las regiones tienen como norma directa su propia normativa urbanística, mientras nosotros tenemos un ley de 1976 y sus reglamentos de planeamiento, gestión y disciplina, que datan de 1978, por lo que parece evidente la necesidad de actualizar la normativa que se nos aplica”, explicó Guillermo Martínez.

El Gobierno de la Ciudad pretende suplir la falta de capacidad legislativa a través de Reglamentos propios que se someterían, en cualquier caso, a la supervisión del Ministerio.

 

Objetivos del nuevo planeamiento

El gran objetivo del PGOU es perfilar un proyecto urbano para que Ceuta pueda ser una ciudad media dinámica, de elevada calidad urbanística y medioambiental, atractiva para vivir y visitar y que se constituya en una plataforma adecuada para la implantación de actividades económicas.

Las características de la estructura urbana actual, los proyectos en marcha o previstos a corto plazo y la realidad socioeconómica de la ciudad permiten establecer un primer conjunto de intenciones:

1. Preparar la ciudad para que pueda posicionarse en el circuito de ciudades atractivas para la inversión configurándola como una buena plataforma para la implantación de una oferta de servicios y actividades económicas de naturaleza diversa.

2. Apostar por una ciudad saludable y ambientalmente sostenible, local y globalmente propiciando el despegue de la Agenda Local 21, cuyos objetivos han sido incorporados al Plan.

3. Preservar el patrimonio cultural y medioambiental, recursos claves de cara al futuro y fundamentales para un despegue de Ceuta como destino turístico y cultural.

4. Controlar y equilibrar el crecimiento para evitar una excesiva dispersión urbana y conflictos medioambientales y paisajísticos no deseados.

5. Cualificar la ciudad existente configurando un tejido urbano homogéneo en cuanto a dotaciones y servicios, en especial zonas verdes y espacios públicos.

6. Eliminar la infravivienda, en especial en los núcleos de Príncipe Alfonso y Recinto Sur, proveyendo de viviendas dignas al conjunto de la ciudadanía.

7. Integrar las peculiaridades morfológicas de la ciudad atendiendo a las diferentes sensibilidades y modos culturales de entenderla.

8. Sacar partido en la estructura urbana de las peculiaridades de la morfología del terreno, en especial en lo relativo a las vaguadas que pautan el Campo Exterior, aprovechando sus riberas para cualificar los entornos y dotar a Ceuta de una mejor oferta de zonas libres y áreas deportivas y de ocio.

9. Aprovechar las oportunidades que ofrecen las nuevas infraestructuras para superar dificultades estructurales y propiciar estructuras urbanas más equilibradas e integradas.

10. Resolver los problemas de conexión entre los distintos barrios buscando la complementariedad funcional y soluciones imaginativas en los bordes.

11. Preparar suelo a precios razonables, de forma que se pueda garantizar una oferta suficiente de vivienda pública y para ubicar usos y actividades relacionadas con el ocio y el recreo, la cultura y el turismo.

12. Propiciar el tratamiento específico de los núcleos aislados, especialmente Benzú, atendiendo a sus características específicas.

13. Facilitar la gestión del Plan estableciendo los adecuados mecanismos normativos que propicien su ejecución.

La Ciudad y el Ministerio de Fomento "ultiman" los detalles técnicos para la aprobación del PGOU