SOLICITUDES, DESDE EL LUNES

El Ingreso Mínimo Vital garantizará entre 462 y 1.015 euros al mes a entre 3.500 y 4.000 hogares ceutíes

El Ingreso Mínimo Vital garantizará entre 462 y 1.015 euros al mes a entre 3.500 y 4.000 hogares ceutíes
Grande, este jueves, durante su comparecencia.
Grande, este jueves, durante su comparecencia.  
El director provincial de la Seguridad Social, Alfonso Grande, calcula que hasta 20.000 personas serán beneficiarias directas de la nueva prestación en la ciudad a través de los titulares a los que se reconozca el derecho a su cobro. Podrá solicitarse desde el lunes por Internet (presencialmente, solo con cita previa) y se empezará a pagar el día 26.

El director del Instituto Nacional y la Tesorería de la Seguridad Social en Ceuta, Alfonso Grande, ha adelantado este jueves en rueda de prensa que “entre 3.500 y 4.000 ceutíes” podrán ser titulares del derecho a cobrar el nuevo Ingreso Mínimo Vital (IMV), una prestación “novedosa” cuyo umbral de renta garantizada será de 462 euros al mes (5.538 al año) para una persona adulta que viva sola. Los primeros pagos se efectuarán el día 26 y la segunda tanda se abonará a mediados de julio. El total de beneficiarios en las unidades familiares reseñadas llegaría a “entre 15.000 y 20.000”.

El acceso a la ayuda dependerá del nivel de ingresos y del patrimonio de la persona que lo requiera y todas las solicitudes que se cursen durante los tres primeros meses (hasta el 15 de septiembre) se cobrarán con efecto retroactivo a fecha 1 de junio. La Seguridad Social prevé desembolsar “entre 15 y 20 millones de euros al año” en la ciudad que “repercutirán favorablemente” en la economía local en forma de mayor renta disponible y consumo.

Esos 462 euros de mínimo individual mensual se incrementarán en 139 euros por persona hasta un máximo de 1.015 euros mensuales para hogares con dos adultos y tres o más menores. Además, las familias monoparentales recibirán un complemento de 100 euros al mes. “Es un nivel de renta mínima que la Seguridad Social garantizará con la prestación en función de los ingresos previos que tenga el hogar por trabajos a tiempo parcial, subsidios, etcétera”, ha detallado el director.

Los peticionarios podrán tramitar sus solicitudes desde el próximo lunes. Está dirigido a toda persona con entre 23 y 65 años (desde los 18 con menores a cargo), que lleven, al menos, un año de residencia legal en España. Grande ha recomendado que quienes ya cobren prestación por hijo a cargo “no pidan el IMV inicialmente, ya que se va a reconocer de oficio en un porcentaje importante”, algo que se comunicará vía SMS para percibirlo “el 26 de junio”. En caso contrario sí tendrían que iniciar el procedimiento de solicitud.

La Seguridad Social prevé desembolsar “entre 15 y 20 millones de euros al año” en la ciudad que también “repercutirá favorablemente” en la economía local en forma de mayor renta disponible y consumo

A los demás les ha aconsejado efectuar el trámite “a través de la Sede Electrónica de la Seguridad Social”, para lo que no harán falta certificados digitales. Para la formulación presencial será imprescindible cita previa con capacidad “limitada”, por lo que ha requerido expresamente no acudir a las dependencias de Recinto Sur sin ella, ya que no será factible ni acceder a su interior.

Además de los ingresos se comprobará el patrimonio neto del solicitante, restando sus deudas, y sin tener en cuenta la vivienda habitual. El límite de patrimonio aumenta en función del número de personas de la unidad de convivencia. Es de 16.614 euros para una persona que viva sola y se irá incrementando por cada miembro adicional hasta un máximo de 43.196 euros.

“Es una medida que ha implantado el Gobierno de la Nación para prevenir el riesgo de pobreza y exclusión social de personas que vivan solas o en una unidad de convivencia para cubrir sus necesidades básicas”, ha resumido Grande, que ve perfectamente posible que las 83 familias que cobran el IMIS de la Ciudad sean beneficiarias directas también del Ingreso Mínimo Vital, como quiere el Gobierno de Vivas.

El IMV no será solo una prestación económica, sino “de gobernanza compartida”, es decir, con políticas “complementarias” (incentivos a la contratación, distinciones para las empresas que den formación y empleo a los beneficiarios...) a desarrollar “en un futuro” con otras Administraciones, ya que su filosofía es facilitar “el tránsito de una situación de exclusión social o pobreza severa o otra de participación plena”.


Teléfono gratuito y asistente virtual

Para facilitar información a los posibles beneficiarios se ha puesto en marcha el teléfono gratuito 900 20 22 22 y un simulador en la página web de la Seguridad Social, donde también se pueden consultar dudas y hacer una simulación a través de un asistente virtual.

Los solicitantes españoles necesitarán su DNI y los extranjeros, el NIE. También un certificado de empadronamiento donde consten todos los registrados en un domicilio “y fecha de antigüedad”. También Libro de Familia, declaración responsable de ingresos y patrimonio (que se cruzará con los registros de Hacienda y otros), documentación de acogimiento o incapacidad en su caso, atribuciones de guardia y custodia...

La Administración va a abonar gratificaciones (unos 14 euros por expediente completo) a los funcionarios que voluntariamente quieran tramitar este tipo de solicitudes, algo que han hecho ya 11 trabajadores locales.

El Ingreso Mínimo Vital garantizará entre 462 y 1.015 euros al mes a entre 3.500 y 4.000 hogares ceutíes