"APRECIO Y RECONOCIMIENTO"

Mateos recibe al jefe del Segundo Batallón de Intervención de Emergencias de la UME

Mateos recibe al jefe del Segundo Batallón de Intervención de Emergencias de la UME
mateos ume
Imagen de la recepción facilitada por la Delegación del Gobierno.

La delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, se ha reunido este miércoles con el Teniente Coronel jefe del Segundo Batallón de Intervención de Emergencias de la UME, José Alberto López, presente en la ciudad con motivo del simulacro que se está realizando, un ejercicio ante un eventual terremoto con una elevada intensidad  que provocaría una rotura en el embalse del Infierno, con los riesgos que esta situación podría conllevar.

Mateos le ha trasladado "el aprecio y reconocimiento de toda la ciudadanía ante las complejas misiones que desempeña esta Unidad, por cuyo trabajo se han ganado el respeto y alta valoración de los españoles".

La Unidad Militar de Emergencias (UME) es una fuerza conjunta, organizada con carácter permanente, que tiene como misión la intervención en cualquier lugar del territorio nacional, para contribuir a la seguridad y bienestar de los ciudadanos, junto con las instituciones del Estado y las Administraciones Públicas, en los supuestos de grave riesgo, catástrofe, calamidad u otras necesidades públicas.

Creada por acuerdo del Consejo de Ministros de 7 de octubre de 2005, nace para mejorar la respuesta del Estado a las emergencias, convirtiéndose en la unidad de primera intervención de las Fuerzas Armadas en estas situaciones. Ha intervenido en emergencias en todo el territorio nacional y en varias misiones internacionales.

Los militares que forman la UME disponen de una preparación específica que radica principalmente en una formación sanitaria de emergencia; también son instruidos para la actuación frente a incendios forestales, inundaciones, grandes nevadas, derrumbes y riesgos tecnológicos.

La UME, desplegada en siete bases repartidas por el territorio nacional, fue una de las unidades más implicadas en la gestión de crisis y respuesta asistencial durante la pandemia COVID-19 de 2020, en el marco de la Operación Balmis, desempeñando funciones de desinfección y soporte en residencias geriátricas.

Durante el invierno pasado y como consecuencia de la borrasca Filomena y las grandes nevadas que dejó a lo largo de todo el país, sus servicios volvieron a ser requeridos para despejar carreteras y liberar a conductores atrapados en el hielo y la nieve, así como para despejar el camino a hospitales, almacenes y supermercados.

Actualmente su actividad está centrada en la isla de La Palma tras la erupción del Volcán “Cumbre Vieja”.

Mateos recibe al jefe del Segundo Batallón de Intervención de Emergencias de la UME