BAREMACIÓN SIN CAMBIOS

La negativa del SEPE a mirar la renta familiar para filtrar a los contratados en el Plan de Empleo indigna a Ali

La negativa del SEPE a mirar la renta familiar para filtrar a los contratados en el Plan de Empleo indigna a Ali
planes empleo bolsa
Los programas contratarán a más de 1.100 personas para trabajos educativos y ambientales fundamentalmente.

La Comisión Ejecutiva del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) ha cometido, a juicio de Mohamed Ali, un "error garrafal" este miércoles al acordar no introducir más que pequeñísimos cambios en los criterios de selección de los parados que serán contratados este año en los Planes de Empleo. La Administración sigue en sus trece, y para justificarse ha aportado un informe jurídico de cuatro páginas, de no considerar la renta familiar de los posibles beneficiarios para que las personas sin trabajo en peor situación socioeconómica tengan prioridad de acceso.

“En una de las ciudades más pobres de España es un error garrafal no tener en cuenta ese criterio y valorando que en Ceuta hay muchas familias sin ningún ingreso vamos a seguir insistiendo en que las rentas se tengan en cuenta”, ha adelantado el portavoz de Caballas.

La Administración ha rechazado todas las propuestas de los sindicatos y aplicará el mismo 'modus operandi', que parte de baremar solo a dos candidatos por puesto, los que tengan más antigüedad como demandantes de empleo de entre quienes cumplan con el perfil requerido (un 60%, peones sin formación).

A quienes pasen el primer filtro, solo a ellos, se les ordenará asignando 0,1 puntos por mes en las listas del SEPE más 0,5 por año completo; 0,6 por carga familiar (con independencia de que tengan o no ingresos) y 0,6 extra si el desempleado cuenta en su unidad familiar con cuatro o más integrantes; 0,5 por curso de formación seguido durante los tres últimos años; y un punto por tener entre 45 y 55 años. Quienes no hayan sido contratados nunca en los Planes de Empleo recibirán dos puntos.

El acuerdo de la Comisión Ejecutiva tampoco incorpora cambios sustanciales en los cupos establecidos para el reparto de los más de 1.100 contratos de nueve meses que se prevé formalizar, fundamentalmente para trabajos de carácter medioambiental y educativo; con un día por semana dedicada a formación; y entre un 62% y un 75% de jornada completa, lo que dejará unos subsidios que no llegarán a 320 euros.

Al colectivo de discapacitados se le seguirá reservando un 7% y a las víctimas de violencia de género, un 4% (un punto porcentual menos que el año pasado). Para los recursos en tercer grado se guardará un 1%, como en 2016, pero para el grupo ‘Sin renta’ (beneficiarios del IMIS) solo se reservará un 15% y no un 20%, recorte que también se aplica para las “demandas más antiguas” con idénticas cifras. Las víctimas del terrorismo tendrán un 0,2% de los contratos y los drogodependientes en rehabilitación, un 1,8%.

La negativa del SEPE a mirar la renta familiar para filtrar a los contratados en el Plan de Empleo indigna a Ali


Entrando en la página solicitada Saltar publicidad