La obra eterna de Claudio Vázquez
Cartel de la obra de Capitán Claudio Vázquez.
Cartel de la obra de Capitán Claudio Vázquez.  

Un cartel en una de las entradas al Poblado de Regulares muestra desvaído, ya con un azul pálido por el paso del tiempo, el aspecto que tendrá la avenida Capitán Claudio Vázquez, que si Tragsa cumple la promesa que ya incumplió en anteriores ocasiones, estará lista este mes de marzo.


La Consejería de Fomento y Medio Ambiente anunciaba la semana pasada que la empresa encargada de las obras en la avenida Capitán Claudio Vázquez, Tragsa, tiene previsto cortar el tráfico en varias calles en Juan Carlos I, para los trabajos de señalización y pintado de la calzada. Se supone que, aunque primera vista no lo parezca, son los últimos retoques de una obra aparentemente sencilla pero que en su duración se ha revelado faraónica: la renovación del acerado y el asfalto de una de las calles más transitadas de la ciudad autónoma, Claudio Vázquez. 

La reforma de Claudio Vázquez se encomendó a mediados de abril 2018 con un plazo de ejecución de catorce meses y 4,9 millones de euros de presupuesto. Como con la reforma de Gran Vía y su entorno, que acumula un año de retraso, la obra se ha demorado meses, prolongándose como mínimo hasta marzo de 2020. El incumplimiento, explicó el Gobierno, viene motivado por "la reorganización de un kiosko, el refuerzo de una casa en ruinas, la ejecución sin cortar el tráfico y el estado de la red de abastecimiento, que era peor de lo que se creía” así como a contratiempos en la "licitación" con Tragsa. 

El Gobierno de Vivas presentó esta actuación como una reforma integral de toda la avenida "para el disfrute de los vecinos con una nueva imagen" y una mejora "en cuanto a la circulación, las zonas de aparcamiento y los espacios para el transporte público”.

Capitán Claudio Vázquez-1

La obra eterna de Claudio Vázquez