PERÍMETRO FRONTERIZO

"Peines invertidos" en vez de cuchillas para la valla, donde los militares dejan de patrullar este sábado

"Peines invertidos" en vez de cuchillas para la valla, donde los militares dejan de patrullar este sábado
Un vehículo militar, a su paso por la zona en la que se está colocando el nuevo sistema tubular que coronará la valla.
Un vehículo militar, a su paso por la zona en la que se está colocando el nuevo sistema tubular que coronará la valla.  
Durante los dos últimos meses y medio efectivos del Tercio Duque de Alba de La Legión, del Grupo de Regulares número 3 y del Regimiento de Caballería Montesa 3 se han encargado de vigilar con la Benemérita el doble vallado. Mientras, Tragsa sigue ejecutando las obras de refuerzo del perímetro para completar la retirada de los alambres con cuchillas y sustituirlos por un sistema tubular "menos cruento".

El Centro de Coordinación Operativa (CECOR) constituido en la Delegación del Gobierno en Ceuta ha decidido que este sábado sea la última jornada de despliegue de militares de la Comandancia General local en el vallado fronterizo con Marruecos, adonde fueron destinados el 6 de abril para liberar patrullas de la Guardia Civil con el fin de hacer cumplir el confinamiento en las barriadas periféricas.

Durante los dos últimos meses y medio efectivos del Tercio Duque de Alba de La Legión, del Grupo de Regulares número 3 y del Regimiento de Caballería Montesa 3 se han encargado de vigilar con la Benemérita el doble vallado que separa la localidad española de Marruecos, tareas en las que no se empleaba a soldados desde 2005. Interior prevé enviar “la próxima semana” un refuerzo de sus antidisturbios a Ceuta para garantizar el control de su frontera.

Simultáneamente, las obras de retirada de las concertinas que coronaban el perímetro han continuado esta semana con la instalación en la zona de Finca Berrocal de unos "peines invertidos" metálicos con el afán de que sean "menos lesivos" para los indocumentados que pudiesen intentar escalarla y de que no consigan su propósito.

Interior prevé que Tragsa termine en septiembre los trabajos de refuerzo de los vallados perimetrales fronterizos de las ciudades autónomas, que incluyen la sustitución de los alambres con cuchillas que los coronaban hasta ahora por “un sistema tubular menos cruento”. Tragsa comenzó el 3 de diciembre de 2019 la retirada de los alambres con cuchillas en el tramo intermedio de la doble valla ceutí.

valla obra 3

Aunque no se han facilitado todos los detalles, el nuevo sistema de protección para evitar intrusiones irregulares en territorio español se “adaptará” a las características del terreno en las dos ciudades, mucho más “abrupto” en Ceuta, y que en algunos casos exigirá la recimentación del doble vallado de 6 metros de altura instalado hace 15 años que ahora se elevará en algunos puntos hasta 10 metros.

La valla de Ceuta estaba equipada con cinco rollos continuos en vertical de concertinas, dos dobles y tres simples, más otro en la parte superior. Este último y el que se encontraba a media altura eran de acero inoxidable, mientras que el resto eran galvanizados. Ahora es Marruecos el que ha colocado ese tipo de herramientas en el vallado que construyó durante el año pasado en paralelo al español.

Las obras cuentan con un presupuesto de 17,8 millones (8,3 en Ceuta y 9,5 en Melilla) y supondrán “un refuerzo de la seguridad en ambas vallas fronterizas”, donde “desde 2006 solo se han hecho reformas concretas para reparar daños producidos por la climatología o por las entradas, a veces masivas, de personas”.

"Peines invertidos" en vez de cuchillas para la valla, donde los militares dejan de patrullar este sábado