DENUNCIA DE CCOO

El Servicio de Transportes Terrestres, "al límite", y la atención a las empresas, "en peligro"

El Servicio de Transportes Terrestres, "al límite", y la atención a las empresas, "en peligro"
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.
Comisiones Obreras alerta de que el área se ha quedado con solo tres de los once trabajadores que tenía cuando fue transferido a la Ciudad por el Estado pese a que sus competencias y funciones encomendadas “no han dejado de crecer”.

El Servicio de Transportes Terrestres de la Ciudad está "al límite", según la Sección Sindical de Comisiones Obreras (CCOO) en la Administración local, pero el Gobierno no lo ha incluido en la relación de áreas (TSI, Parque Móvil, Bomberos...) que considera de refuerzo prioritario en el proyecto de Presupuestos para 2021 pactado con el PSOE pese a que sólo le quedan tres de los once trabajadores con que contaba cuando fue transferido por el Estado.

Con esos recursos "se hace prácticamente inviable la realización de gran parte de los cometidos que tiene asumidos” y "peligra la atención a las empresas de transporte de mercancías y viajeros".

Según el sindicato, el Servicio “ha venido sufriendo desde su traspaso a la Ciudad una pérdida gradual de trabajadores por traslados, reincorporaciones a otros Servicios y jubilaciones sin que las vacantes producidas hayan sido cubiertas”. Sin embargo, en paralelo sus competencias y funciones encomendadas “no han dejado de crecer”.

El Servicio se ha quedado fuera de las importantes campañas de inspección y concienciación que se realizan periódicamente en todo el país, la última de ellas referente al transporte de mercancías peligrosas, y los transportistas sufren su precariedad de recursos “a la hora renovar tarjetas, tacógrafos, flotas y demás trámites de obligado cumplimiento pese a que la carencia o portar documentos caducados suponen faltas graves o muy graves que llevan aparejadas multas de muy elevadas cuantiás”.

Las carencias existentes en un área que ha sido declarada “esencial” durante la pandemia y el estado de alarma también afectan a la supervisión en las autoescuelas autorizadas para impartir los curso de habilitación para el trasporte, capacitación profesional y demás permisos obligatorios para el ejercicio de la función de transportista terrestre., así como “a la hora de programar las convocatorias públicas y la realización de los exámenes sobre estas materias, la inspección de vehículos , su pesaje y control documental”.

CCOO ha alertado también de la “cuantiosa perdida de recaudación” que la central cifra en 500.000 eueros “generada por la imposibilidad de detectar posibles infracciones cometidas al no existir personal cualificado para realizar las labores de inspección, una figura esencial como piedra angular de otros cometidos”.

Comisiones Obreras ya ha trasladado su posición tanto al consejero de Fomento como al director general de Recursos Humanos “con ánimo constructivo”, planteando posibles soluciones tanto temporales como estructurales, pero “hasta el momento no se ha tomado ninguna medida eficaz para solventar esta grave situación, ya que el Servicio solo ha recibido a un empleado público que no reúne el perfil necesario para asumir ninguna de las tareas que tiene encargadas”.

El Servicio de Transportes Terrestres, "al límite", y la atención a las empresas, "en peligro"