Los servicios municipales siguen trabajando en la recuperación de las carreteras y pistas afectadas


Los servicios municipales siguen trabajando en la recuperación de las carreteras y pistas afectadas

- Las labores para habilitar el nuevo carril provisional de la carretera de García Aldave concluyeron hoy a las 3.00 horas, pero las últimas lluvias han impedido que fragüe el hormigón

 

Los servicios municipales continúan trabajando en la recuperación de pistas y carreteras que se han visto afectadas en los últimos días por desprendimientos de tierras provocados por las lluvias. Las labores han movilizado al Parque Móvil, al Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento y a la Policía Local, todos ellos dependientes de la Consejería de Gobernación.

La zona más dañada, la de la carretera de García Aldave, continúa siendo el único punto de la ciudad en el que se registran cortes en el tráfico rodado. Los servicios municipales trabajaron durante todo el día de ayer preparando el terreno para habilitar un nuevo carril en la zona afectada, comprendida entre las instalaciones de la empresa municipal Obimasa y de Betel.

Este trabajo lo culminó una empresa constructora que se encargó de terminar de preparar este vial provisional utilizando hormigón; una labor que se prolongó hasta las 3.00 horas de esta madrugada. El trabajo concluyó entonces, pero el tráfico rodado no se ha podido restablecer aún debido a las últimas lluvias que se están registrando en la ciudad, que impiden que el hormigón se seque, condición, obviamente, imprescindible para que pueda utilizarse.

En el momento en el que fragüe el hormigón, el tráfico rodado podrá restablecerse en esta zona. Será utilizando uno de los carriles de la carretera y el que se ha habilitado. Además, se colocarán biondas por razones de seguridad, dada la gran pendiente existente.

El personal del Parque Móvil trabaja en estos momentos en la denominada pista del Cojo para habilitarla. Otras dos pistas, la de Mendicuti y La Lastra, continúan en malas condiciones, ya que las últimas lluvias han creado más barro e incluso nuevos desprendimientos, como ha ocurrido también en la pista de Calamocarro.

Estas zonas centran las prioridades de los servicios municipales al tratarse de lugares transitados. Otros puntos afectados serán atendidos con posterioridad al no afectar ni al tráfico de personas ni de vehículos.

Los servicios municipales siguen trabajando en la recuperación de las carreteras y pistas afectadas