BAREMACIÓN

Los sindicatos reclaman incluir la renta familiar entre los criterios de selección del Plan de Empleo

Los sindicatos reclaman incluir la renta familiar entre los criterios de selección del Plan de Empleo
Alrededor del 65% de los contratados serán peones sin formación.
Alrededor del 65% de los contratados serán peones sin formación.  

La Comisión Ejecutiva del Servicio de Empleo Público de Empleo Estatal (SEPE) se reunirá este miércoles para cerrar los criterios de selección de los más de 1.100 desempleados (alrededor de un 65% peones sin formación) que se prevé contratar en los programas del próximo Plan de Empleo. La cita servirá a los representantes de Comisiones Obreras (CCOO) y UGT para volver a reclamar que se tenga en cuenta, para incorporar a quienes realmente más lo necesitan, la renta familiar de los candidatos, así como que la antigüedad como demandante no sea un factor excluyente de inicio.

“Durante los años anteriores la Administración solamente ha baremado a dos candidatos por puesto, los de inscripción más antigua en las listas del paro, con lo que se excluye al resto por paupérrima que sea su situación socioeconómica”, lamentn fuentes de CCOO, que con el apoyo de UGT aboga porque estas políticas activas de empleo se gestionen como una convocatoria a la que los desempleados interesados “que cumplan los requisitos” concurran autobaremándose para que, a posteriori, sea el SEPE el que certifique que se ajustan al perfil mínimo exigido: titulación o formación adecuada para el puesto; no haber participado en los dos últimos Planes; y estar inscrito en las ocupaciones y categorías propuestas en cada oferta.

El planteamiento de los sindicatos pasa por tener en cuenta nueve criterios: antigüedad como desempleado (a razón de 0,25 puntos por mes hasta un máximo de diez); discapacidad (3); cargas familiares (dos puntos por cónyuge o hijo de hasta 26 años, mayor incapacitado o menor acogido que no tenga ingresos superiores a 530,78 euros mensuales hasta un límite de diez) y rentas familiares (en una escala de hasta 5 puntos para quienes no lleguen a 131 euros; cuatro negativos para los que superen los 930 y cero para la horquilla de 530,78 a 630).

tabla-rentas-sindicatosEl concepto de ‘renta familiar’ incluiría, según establecen literalmente CCOO y UGT en su planteamiento, todos “los ingresos de la unidad divididos por el número de miembros” de la familia y los solteros tendrían puntuación cero.

Además, a las mujeres y a los mayores de 45 años se les otorgaría un punto; a los mayores de 55 con al menos dos pendientes para jubilarse, 3; y a los menores de 30 años, dos. Finalmente, se tendría en cuenta para los desempates “el menor nivel de protección por desempleo de cada trabajador”.

La Administración ve impedimentos legales

Los sindicatos tienen escasas esperanzas de encontrar eco en la Administración con su planteamiento como tampoco lo han tenido hasta ahora con su apuesta porque las jornadas laborales de los contratados sean al 100% y no al 62% ó al 75%, porcentajes que dejan los subsidios posteriores entre 266 y 319 euros al mes, lejos de los 426 a los que se podría llegar. Así, a la ciudad deja de llegar más de un millón de euros al año en renta disponible.

Los interlocutores de la parte social alegan que “la legislación” impide tener en cuenta la renta familiar para la selección de beneficiaros en estas políticas activas de empleo, cuyas memorias tendrían, creen CCOO y UGT, que elaborarse siguiendo “criterios de rentabilidad social” y excluyendo trabajos desempeñados por personal funcionario o laboral.

El año pasado, los criterios de baremación utilizados fueron: antigüedad (0,1 puntos por mes más 0,5 por año completo); cargas familiares (0,6 por carga más seis décimas cuando fuesen tres o más); cursos de formación (0,5 puntos por cada uno recibido durante los tres años anteriores) y edad (un punto para los candidatos con entre 45 y 55 años).

En concepto de cupos se reservó un 7% para discapacitados; un 5% para víctimas de violencia de género; un 1% para reclusos en tercer grado; un 20% para candidatos sin ingresos; un 1,5% para drogodependientes en rehabilitación; otro 5% para beneficiarios del Plan Prepara; un 20% para “demandas más antiguas” y un 0,5% para víctimas del terrorismo. Además, para mujeres y jóvenes se acordó primar a los menores de 30 años y a los mayores de 63, cuando les quedasen un máximo de 540 días por cotizar para acceder a la jubilación.

Los sindicatos reclaman incluir la renta familiar entre los criterios de selección del Plan de Empleo