EL PROYECTO, SIN FECHA FIJA

El solar del Brull espera las obras del futuro Centro Integrado convertido en vertedero de inertes

El solar del Brull espera las obras del futuro Centro Integrado convertido en vertedero de inertes
Imagen del solar del Brull.
Imagen del solar del Brull.  
El equipamiento educativo que tanto necesita la zona centro avanza (muy despacio) entre “diversas dificultades” tanto en el ámbito de la Ciudad como en el del Ministerio, que debería haber recibido ya el proyecto de ejecución y aún no lo tiene. Mientras, proliferan los vertidos incontrolados de residuos que deberían terminar en Piniers.

Así en los montes como en cualquier solar público, donde la Administración abre la mano (caminos o puertas), se desfogan los cafres. El Consejo de Ministros aprobó ya hace más de un año y medio con el ya ex director provincial de Educación Javier Martínez empujando desde el MEFP la construcción de un Centro Integrado de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato en el Brull sin esperar al neuvo PGOU, pero, mientras los tortuosos procedimientos administrativos se completan, el solar se está convirtiendo en campo abonado para el depósito incontrolado de residuos inertes aparentemente procedentes de pequeñas obras domésticas cuyos autores eluden llevarlos a Piniers.

Mientras eso ocurre sin control, el equipamiento educativo que tanto necesita la zona centro avanza (o no) entre “diversas dificultades” tanto en el ámbito de la Ciudad como en el del Ministerio, que debería haber recibido ya el proyecto de ejecución y aún no lo tiene. La Dirección General de Infraestructuras del Ministerio de Cultura formalizó en octubre el encargo del proyecto de ejecución, maquetas e infografías del centro integrado, que no se ha entregado en plazo “por diversas dificultades”. Cuando esté en sus manos “se supervisará y se procederá a la licitación de las obras para la construcción de la infraestructura, que se ha considerado de extraordinaria urgente necesidad”.

La Administración local también tiene sus propios deberes para ejecutar un vial que está incluido en el Plan de Inversiones y redactado por técnicos de la Ciudad que han adaptado otro que databa de 2010 y que “se ha adaptado a la normativa actual y optimizado la solución constructiva para minimizar expropiaciones”. La previsión que maneja la Consejería de Fomento es “que las obras, que en ningún caso impedirían que el Ministerio pudiera iniciar el proyecto de construcción de un nuevo centro educativo, puedan licitarse tras el verano”.

El Ejecutivo local tiene este vial “como actuación primordial” y es, por tanto, “una obra previamente planificada e independientemente de la actuación interior de la parcela del Brull, ya que daría la oportunidad de vertebrar la ciudad desde la calle Real hasta el Campus.

El vertido de inertes en puntos no autorizados no es, eso sí, patrimonio de esa parcela ubicada junto al Campus. En la parte trasera del fortín del Príncipe, otro clásico para este tipo de desmanes, también se amontonan cual escombrera ese tipo de residuos.

príncipe residuos

El solar del Brull espera las obras del futuro Centro Integrado convertido en vertedero de inertes