Vivas desconoce cuánto ha invertido Manzana del Rebellín S.L. en el complejo de Siza


Vivas desconoce cuánto ha invertido Manzana del Rebellín S.L. en el complejo de Siza

Si el asunto de la Manzana del Revellín parecía muy oscuro después de la rueda de prensa ofrecida el miércoles por el PSPC, el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, no ha arrojado luz sobre la polémica. La sociedad propietaria del solar sobre el que se edifica el complejo de Siza, Manzana del Rebellín SL, aspira a contar con un 10 por ciento del conjunto para crear un centro comercial y a cobrar un alquiler que rondaría los 150.000 euros mensuales por la instalación del mercado durante 25 años, en total unos 45 millones de euros sin contar los beneficios del centro comercial. El presidente de la Ciudad Autónoma, administración responsable de la obra, preguntado por la cantidad de dinero que ha invertido hasta la fecha la sociedad privada en el complejo contesto con un revelador “ese dato lo desconozco”.

No es el único asunto que ha quedado poco claro después de que Vivas contestara a las preguntas de los medios de comunicación. El PSPC denunciaba que parte del precio de compra del suelo que debería abonar la sociedad Manzana del Rebellín SL a la Ciudad Autónoma consistía en el compromiso de realizar obras en el solar. Vivas ha asegurado que en el año 2001 el contrato se renegoció y esa parte del precio desapareció del documento que sellaba la compra venta, sin ofrecer más explicaciones, con lo que queda ahora la duda de si la Ciudad condonó la deuda a la empresa o se negoció otro pago distinto.

A pesar de que el PSPC tenga intención de sentar en los tribunales a todo diputado que apoye el próximo lunes en el pleno la propuesta de otorgar un 10 por ciento de superficie comercial al complejo de Siza, Vivas se ha reafirmado en la legalidad de la propuesta escudándose de nuevo en los informes técnicos y el asesoramiento jurídico solicitado. “El diez por ciento es la cantidad límite para el uso comercial”, dijo Vivas citando dichos informes.

Vivas cree que el hecho de que por dictado del tribunal se haya reducido de un 50 por ciento a un 28 primero y ahora a un 10 por ciento el uso comercial del complejo de Siza demuestra que “la intención del Gobierno ha sido claramente la de ir reduciendo el aprovechamiento comercial de la Manzana”, pese a que el Ejecutivo local no ha mostrado nunca su satisfacción por las distintas sentencias. “Creo sinceramente que un diez por ciento del total es una superficie razonable. Sólo es una pequeña cantidad del total dedicada a aprovechamiento comercial, máxime si tenemos en cuenta que no está concentrado en un solo inmueble sino disperso por toda la Manzana”, explicó Vivas.

El Plan General de Ordenación Urbana vigente establece para la superficie de la Manzana del Revellín que el uso de la misma debe ser exclusivamente cultural y sólo marca un área dotacional complementaria. Mientras el Gobierno defiende la tipificación de ese uso dotacional complementario según una proporción, la del 28 por ciento en 2001 que ahora por dictado de un tribunal que declaró ilegal aquella cifra se ha visto reducida a un 10 por ciento, el PSPC defiende que por uso complementario se entiende todas aquellas actividades que ayuden a lograr el fin primordial de la parcela, el cultural, y no aquellas que propongan un uso independiente como un centro comercial. Vivas además reconoció que será necesario replantear nuevas licencias de obra para poder llevar a cabo el renovado proyecto de uso de la Manzana del Revellín. Y recurriendo una vez más a los informes técnicos y al asesoramiento jurídico volvió a garantizar su defensa del interés general y el estricto cumplimiento de la legalidad por encima de todo.

Vivas desconoce cuánto ha invertido Manzana del Rebellín S.L. en el complejo de Siza