MISIÓN CUMPLIDA

Vuelven a casa tras dos meses y medio en Besmayah (Irak)

Vuelven a casa tras dos meses y medio en Besmayah (Irak)
Uno de los militares desplazados abrazado a su pareja este domingo en el puerto.
Uno de los militares desplazados abrazado a su pareja este domingo en el puerto.  

Emotivo reencuentro con sus familiares después de dos meses y medio desplazados en Irak. Abrazos y lágrimas en adultos y niños deslizándose mejilla abajo dando rienda suelta a la emoción de volver a sentir y oler a los suyos. La escena típica en el puerto después de cualquier misión se reprodujo este domingo por la mañana. El aproximadamente medio centenar de hombres de distintas unidades de la Comandancia General de Ceuta que se desplazaron a Irak han regresado a casa.

Lo han hecho antes de lo previsto. Su misión estaba pensada para seis meses, pero ha durado dos meses y medio. Se desplegaron junto a una coalición internacional en la base ‘Gran Capitán’ ubicada en Besmayah (Irak). Allí tenían por objetivo adiestrar a las Fuerzas de Seguridad iraquíes para que luchen contra los terroristas del Daesh. Las propias autoridades iraquíes creen que se han alcanzado “unos niveles óptimos de adiestramiento”, lo que ha provocado el reajuste de la misión internacional.

Este mismo sábado, ayer, la coalición internacional transfirió a las autoridades del país la base ‘Gran Capitán’.

El Ministerio de Defensa español considera que la misión de adiestramiento ha resultado “clave para las victorias conseguidas por las Fuerzas de Seguridad iraquíes en su lucha contra el Daesh, con lo que la fase de la operación ha finalizado con éxito”.

Aún quedan sobre el terreno tropas españolas enmarcadas dentro de la misión de la OTAN.

Hasta la fecha se han adiestrado a unos 50.000 efectivos de las fuerzas iraquíes por parte de las tropas españolas de un total de 225.000 iraquíes que han recibido formación de la coalición internacional.

Las Fuerzas Armadas españolas, en cuya misión han participado los efectivos de la Comandancia General de Ceuta han entrenado a 17 brigadas de las Fuerzas de Seguridad Iraquíes y 10 de la Policía Federal. También a otro tipo de unidades como la Policía Militar, la Policía de Fronteras o unidades de fuerzas especiales y de inteligencia.

La misión se viene desarrollando desde octubre de 2014 y da respuesta también a una llamada de auxilio de las propias autoridades iraquíes. La participación de España en esta misión internacional es una muestra más de la solidaridad y del compromiso del país con la lucha contra el terrorismo y la seguridad compartida con los aliados para garantizar la estabilidad internacional. En concreto el Ejército de España ha mantenido de forma permanente en Irak a unos 500 efectivos desde que comenzara la misión. Y en todo este tiempo sólo se ha lamentado una baja, la del soldado Aarón Vidal López, que falleció el 8 de septiembre de 2016 en un accidente de tráfico mientras realizaba una misión de seguridad.

Vuelven a casa tras dos meses y medio en Besmayah (Irak)